Có­mo se­rá la mo­vi­li­dad en el fu­tu­ro

Bosch mos­tró los ade­lan­tos tec­no­ló­gi­cos que ha­rán que los tras­la­dos sean más se­gu­ros y efi­cien­tes.

Clarin - Autos - - TAPA - ALE­MA­NIA. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Gabriel Sil­vei­ra gsil­vei­ra@cla­rin.com

Bosch mos­tró sus avan­ces pa­ra que los tras­la­dos sean más se­gu­ros y efi­cien­tes.

Con el es­lo­gan Ce­ro Emi­sio­nes, Ce­ro Es­trés y Ce­ro Ac­ci­den­tes, el fa­bri­can­te de au­to­par­tes y desa­rro­lla­dor de sis­te­mas pa­ra el au­to­mó­vil Bosch pre­sen­tó sus ade­lan­tos tec­no­ló­gi­cos y su vi­sión de có­mo se­rá la mo­vi­li­dad en los pró­xi­mos años, que de­be­rá in­cluir la elec­tri­fi­ca­ción de los vehícu­los, los sis­te­mas de con­duc­ción au­tó­no­ma y la co­nec­ti­vi­dad a to­do ni­vel.

Se­gún la em­pre­sa ale­ma­na, pa­ra 2050 se­rán más de 6 mil mi­llo­nes las per­so­nas que vi­vi­rán en me­ga­ciu­da­des, al­go así co­mo el do­ble de lo que su­ce­de ac­tual­men­te. Con eso, el trán­si­to ur­bano se tri­pli­ca­rá y au­men­ta­rán los pro­ble­mas pa­ra des­pla­zar­se.

Bosch tra­ba­ja en 14 pro­yec­tos que tie­nen re­la­ción con el desa­rro­llo de ciu­da­des in­te­li­gen­tes, en­tre las que se en­cuen­tran San Fran­cis­co, Ber­lín, Ham­bur­go y Sin­ga­pur. Los pro­gra­mas van des­de co­nec­ti­vi­dad pa­ra es­ta­cio­na­mien­tos y ges­tión de flo­tas has­ta so­lu­cio­nes de elec­tro­mo­vi­li­dad y la com­bi­na­ción in­te­li­gen­te de dis­tin­tos me­dios de trans­por­te, lo que de­no­mi­nan trans­por­te mul­ti­mo­dal.

Son mu­chos los sis­te­mas, ser­vi­cios e ideas que el gi­gan­te ale­mán, que em­plea a ca­si 400 mil per­so­nas en to­do el mun­do, es­tu­vo pre­sen­tan­do en su pis­ta de prue­bas de Box­berg, ubi­ca­da a mi­tad de ca­mino en­tre Fránc­fort y Stuttgart. Y uno de las pri­me­ros en ser apli­ca­do se­rá la pues­ta en fun­cio­na­mien­to, a par­tir del año que vie­ne, de una “nu­be” que re­ci­bi­rá to­do ti­po de in­for­ma­ción pa­ra lue­go ser en­via­da a los au­to­mó­vi­les.

Ce­ro emi­sio­nes

Es­tá cla­ro que en el fu­tu­ro los vehícu­los van a ser mo­vi­dos por elec­tri­ci­dad. Pe­ro va a exis­tir una tran­si­ción de va­rios años en la que los mo­to­res de com­bus­tión in­ter­na se­gui­rán sien­do im­pres­cin­di­bles. “En las ciu­da­des del fu­tu­ro, tan­to la elec­tro­mo­vi­li­dad co­mo los mo­to­res de com­bus­tión se­rán par­te de la so­lu­ción”, ase­gu­ra Rolf Bu­lan­der, pre­si­den­te de Mo­bi­lity So­lu­tions de Bosch.

Pe­ro an­tes de que el au­to eléc­tri­co se im­pon­ga por com­ple­to, hay que asis­tir al má­xi­mo a los mo­to­res a ex­plo­sión. Por eso Bosch es­tá lan­zan­do una ba­te­ria de 48 vol­tios (los au­tos hoy tra­ba­jan con un sis­te­ma eléc­tri­co de 12V), que ser­vi­rá pa­ra los de­no­mi­na­dos “mild hy­brid” (hí­bri­do sua­ve). La idea es que el mo­tor de com­bus­tión sea ex­clu­si­vo pa­ra mo­ver el vehí-

cu­lo y to­dos los de­más sis­te­mas (di­rec­ción, cli­ma­ti­za­ción, en­tre otros) uti­li­cen esa red de 48V).

Ce­ro es­trés

Bosch plan­tea al au­to co­mo el ter­cer es­pa­cio des­pués del hogar y el tra­ba­jo. Y cree que ca­da vez va­mos a pa­sar más tiem­po en ese ter­cer am­bien­te. Pa­ra ello ima­gi­na, con un pro­to­ti­po, có­mo se­rá ese ha­bi­tácu­lo. Es­te in­te­rior cuen­ta con re­co­no­ci­mien­to ges­tual, en don­de con so­lo fi­jar la mi­ra­da so­bre una de las op­cio­nes de la pan­ta­lla per­mi­te se­lec­cio­nar el me­nú al que que­re­mos in­gre­sar. Ade­más, con cier­tos mo­vi­mien­tos de los de­dos en el ai­re se po­drá cam­biar de es­ta­ción de ra­dio, su­bir el vo­lu­men o re­cha­zar una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca.

Cla­ro que el vehícu­lo ima­gi­na­do pa­ra es­te in­te­rior cuen­ta con sis­te­ma de con­duc­ción au­tó­no­ma, por eso per­mi­te otras ac­cio­nes pa­ra po­der re­du­cir los ni­ve­les de es­trés, de ese mo­men­to y de los que pue­den ve­nir. Me­dian­te la co­mu­ni­ca­ción con nues­tra ca­sa se po­dría in­di­car que se ba­jen las per­sia­nas de las ven­ta­nas si es que­re­mos evi­tar que el sol ca­lien­te nues­tros am­biense tes. Ade­más, de ca­mino a ca­sa, po­de­mos re­vi­sar al­gu­na re­ce­ta en la pan­ta­lla de la con­so­la cen­tral y “mi­rar” (li­te­ral­men­te) si lo que te­ne­mos en nues­tra he­la­de­ra al­can­za pa­ra co­ci­nar­la. Si nos fal­tan al­gu­nos in­gre­dien­tes po­dre­mos en­car­gar­los on­li­ne, cla­ro.

Ce­ro ac­ci­den­tes

Pe­ro el ele­men­to fun­da­men­tal pa­ra po­der con­tar con esa ca­li­dad de vi­da a bor­do de­be­rá ser ini­cial­men­te un sis­te­ma de con­duc­ción au­tó­no­ma. Bosch es una de las em­pre­sas que cree que es­ta­mos cer­ca del au­to que ma­ne­ja so­lo. Di­cho de un mo­do más téc­ni­co, al al­can­ce los ni­ve­les 4 y 5. Ac­tual­men­te, Tes­la, el fa­bri­can­te de au­tos eléc­tri­cos, es el que tie­ne ofre­ce el más avan­za­do de to­dos, pe­ro no de­ja de ser un ni­vel 2, que pre­ci­sa de la aten­ción cons­tan­te del con­duc­tor.

El ni­vel 3, en cam­bio, ya pue­de pres­cin­dir por mo­men­tos del con­duc­tor. Ese ni­vel te­nía el mo­de­lo de prue­ba, un Tes­la Mo­del S pe­ro con equi­pa­mien­to aña­di­do, que se mo­vió por el as­fal­to sin que el con­duc­tor tu­vie­ra que ac­cio­nar pe­da­les ni vo­lan­te.

Pe­ro co­mo ocu­rre con cual­quier per­so­na, el sis­te­ma tam­bién tie­ne que apren­der a ma­ne­jar. Por eso los au­tos de­be­rán lle­var un “ce­re­bro” de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial que les per­mi­ta evo­lu­cio­nar en su ma­ne­jo. Y uno de sus me­jo­res maes­tros se­rá el que re­co­no­ce a otros ele­men­tos del trán­si­to y el ca­mino. Por me­dio de una cá­ma­ra, el sis­te­ma de Bosch ya pue­de iden­ti­fi­car a 19 ele­men­tos. Es ca­paz dis­tin­guir la ca­lle de la ve­re­da, a una ár­bol de un pos­te y a un pea­tón de un ci­clis­ta, ade­más de re­co­no­cer di­fe­ren­cias en­tre una mo­to, un au­to o un ca­mión. En una de­mos­tra­ción de su fun­cio­na­mien­to y por me­dio de una Ta­blet, el sis­te­ma pin­ta­ba de un co­lor dis­tin­to ca­da uno de es­tos ac­to­res a me­di­da que el au­to avan­za­ba. La im­por­tan­cia de sa­ber qué es ca­da co­sa no es me­nor, ya que con es­ta in­for­ma­ción el sis­te­ma de con­duc­ción me­jo­ra­rá la to­ma de de­ci­sio­nes.w

Ciu­dad in­te­li­gen­te. Plan­tea el trans­por­te mul­ti­mo­dal, que com­bi­na a to­dos los me­dios, pú­bli­cos y pri­va­dos.

El au­to. Des­pués de ca­sa y tra­ba­jo, es don­de más tiem­po pa­sa­mos.

Cá­ma­ra. Un sis­te­ma ya re­co­no­ce y di­fe­ren­cia 19 ele­men­tos del trán­si­to.

48 vol­tios. La ba­te­ría del fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.