Pa­sa­do, pre­sen­te y fu­tu­ro del Real Es­ta­te

Es­pe­cia­lis­tas del sec­tor opi­nan so­bre el mo­men­to que atra­vie­sa la ac­ti­vi­dad en el país.

Clarin - Clasificados - - INMUEBLES -

A tres años de la ins­ta­la­ción del ce­po en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio, es mo­men­to de ha­cer un ba­lan­ce so­bre si es­ta ini­cia­ti­va del Go­bierno de Cristina Fer­nán­dez fue la ma­dre de to­das las cau­sas de la abrup­ta de­cli­na­ción del sec­tor del Real Es­ta­te, y cuál se­rá el fu­tu­ro del mis­mo. Mar­ce­lo Sa­tu­lovsky, di­rec­tor del De­par­ta­men­to de In­ves­ti­ga­cio­nes FE­DI Cá­ma­ra In­mo­bi­lia­ria Ar­gen­ti­na des­ta­có en In­mo­bi­ra­dio. com que “te­ne­mos un mer­ca­do que hoy es­tá des­ar­ti­cu­la­do. El mo­de­lo de ges­tión que tu­vi­mos en es­ta dé­ca­da pu­so al sec­tor in­mo­bi­lia­rio en­tre el se­gun­do o ter­cer mo­tor eco­nó­mi­co. El Ce­po vino a ta­par un mer­ca­do en­de­ble”. “No sa­be­mos -ar­gu­men­tó- pa­ra dón­de van a sa­lir las co­sas a par­tir del año que vie­ne. Sin el ce­po es­to hu­bie­se pa­sa­do igual, de ma­ne­ra más len­ta por­que el mo­de­lo no es sus­ten­ta­ble. La ciu­dad no es un ban­co y una ca­sa no es un bono y el mer­ca­do es­tu­vo di­ri­gi­do a los in­ver­so­res. Tu­vi­mos un cre­ci­mien­to del 15% año tras año a lo lar­go de la dé­ca­da”. Ade­más, des­ta­có que “to­do ne­go­cio ma­ne­ja un 80% de va­ria­bles que no se pue­den con­tro­lar y es­ta­mos tan ocu­pa­dos en eso que de­ja­mos de la­do el 20% que si po­de­mos con­tro­lar. Hi­ci­mos cre­cer de ma­ne­ra ocul­ta la ba­se del ne­go­cio, la tie­rra”. El es­pe­cia­lis­ta sos­tu­vo que “mien­tras Bue­nos Ai­res de­cía que no se po­día tra­ba­jar pa­ra la cla­se me­dia en Cór­do­ba ha­cían pro­yec­tos con cuo­tas 10 ve­ces más chi­cas y pla­zos 10 ve­ces más lar­gos. Bue­nos Ai­res pa­ga 40% por in­ci­den­cia por la tie­rra; en Cór­do­ba no pa­san del 10 y 11%. Ha­cer ciu­dad es ma­te­ria­li­zar con­sen­sos, hay que dis­cu­tir la ges­tión de tie­rras ur­ba­nas, el mo­de­lo de ne­go­cios y las ne­ce­si­da­des de la de­man­da real, mi­ran­do el me­diano y lar­go pla­zo pa­ra un ne­go­cio sus­ten­ta­ble”. Fi­nal­men­te ex­pli­có que “si el mer­ca­do soy yo y el mer­ca­do es­tá con­ge­la­do, ¿Quién es­tá con­ge­la­do? Es­ta­mos en la Era del Hie­lo. Hay que sa­lir del congelamiento y em­pe­zar a cons­truir lo que vie­ne”. Por su par­te, Gus­ta­vo Llam­bías, vi­ce­pre­si­den­te de Aso­cia­ción Em­pre­sa­rios de la Vi­vien­da reali­zó un aná­li­sis de la ac­tua­li­dad del sec­tor. “He­mos acu­mu­la­do en los úl­ti­mos tiem­pos una de­man­da in­sa­tis­fe­cha muy im­por­tan­te en los sec­to­res me­dios de la po­bla­ción que son el grue­so del mer­ca­do. Des­de la des­apa­ri­ción del cré­di­to la cla­se me­dia es­ta des­aten­di­da”. “Lo que ha ar­ma­do el mo­de­lo cor­do­bés - apun­tó el di­rec­ti­vo- es pa­gar a 10 años di­fe­ren­tes for­ma­tos de pro­yec­tos, por el cual la gen­te da cré­di­to a los pro­yec­tos. El aho­rro pre­vio es la for­ma en que la gen­te pue­de ac­ce­der al bien; no es cré­di­to a lar­go pla­zo. Son al­ter­na­ti­vas, en es­tos ca­sos uno fi­nan­cia la obra que te en­tre­ga la uni­dad en 5 o 10 años. Pe­ro en paí­ses don­de la cla­se me­dia es­tá aten­di­da, te en­tre­gan tu ca­sa y la pa­gas a 10 o 20 años”. Tam­bién re­mar­có que “el 20% más ri­co de la po­bla­ción es­tá so­bre-ofer­ta­do, no tie­nen ne­ce­si­da­des bá­si­cas in­sa­tis­fe­chas y lo uti­li­za co­mo in­ver­sión. La so­lu­ción es­tá en el cam­bio del con­tex­to del país. El cré­di­to de­be­ría re­apa­re­cer y el mer­ca­do se mul­ti­pli­ca­ría por tres o cua­tro. De­be­ría­mos en­con­trar un con­sen­so con los po­lí­ti­cos so­bre el te­ma. El ABC de cual­quier país que fun­cio­ne es dar­le cré­di­tos a la cla­se me­dia, eso es vol­ver a la normalidad”. “Hoy, pa­ra desa­rro­llar bus­ca­mos que los due­ños de la tie­rra se aso­cien. Pro­ba­ble­men­te ten­ga­mos un costo de cons­truc­ción más ba­jo du­ran­te el 2015, lo cual se­rá una opor­tu­ni­dad pa­ra el que pue­da cons­truir en es­ta eta­pa”, fi­na­li­zó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.