Los desa­rro­lla­do­res se pre­pa­ran pa­ra el nue­vo ci­clo

Des­pués del ce­po, bus­can es­ta­bi­li­zar los cos­tos y crear un sis­te­ma de fi­nan­cia­mien­to a largo pla­zo

Clarin - Clasificados - - INMUEBLES -

Lue­go de un úl­ti­mo se­mes­tre de 2015 con bue­nos re­sul­ta­dos a ni­vel ven­tas y es­cri­tu­ras, el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio ce­rró el año con la noticia del le­van­ta­mien­to del ce­po y con la ex­pec­ta­ti­va de que se con­so­li­de el shock de me­di­das que es­tá tra­ba­jan­do el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da del go­bier- no na­cio­nal. Pa­ra Gon­za­lo Noguer, di­rec­tor de Nue­vo Ur­ba­nis­mo, “la nor­ma­li­za­ción del mer­ca­do cam­bia­rio es muy po­si­ti­va por­que per­mi­ti­rá reac­ti­var una in­dus­tria estancada. La sa­li­da del ce­po vuel­ve a dar cer­te­za en cuan­to a la uni­dad de me­di­da de pre­cio e, in­clu­so, se pue­de pen­sar nue­va­men­te en un mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio ban­ca­ri­za­do”. Sin lu­gar a du­das, el cam­bio de go­bierno, su nue­vo ga­bi­ne­te eco­nó­mi­co con vi­sión em­pre­sa­rial y las pri­me­ras me­di­das eco­nó­mi­cas to­ma­das im­pac­tó de ma­ne­ra po­si­ti­va en las desa­rro­lla­do­ras in­mo­bi­lia­rias del país. “El ce­po y el ti­po de cam­bio nun­ca fue­ron pro­ble­mas cen­tra­les del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio lo­cal, es­pe­cial­men­te en los pro­duc­tos orien­ta­dos al pú­bli­co ABC1. Las va­ria­bles que im­pac­ta­ron de ma­ne­ra di­rec­ta en el real es­ta­te fue­ron el freno a la eco­no­mía, la alta in­fla­ción, la fal­ta de pre­vi­si­bi­li­dad, y el pro­ble­ma de los in­su­mos im­por­ta­dos pa­ra obras gran­des que es­ta­ban pla­ga­dos de tra­bas y com­pli­ca­cio­nes”, ana­li­za Ro­dri­go Fer­nán­dez Prieto, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Fer­nán­dez Prieto y Aso­cia­dos. Mien­tras el go­bierno en­fren­ta el desafío de ge­ne­rar cer­ti­dum­bre, Gui­do Wains­tein, di­rec­tor de Gru­po KWZ, agre­ga: “Se quie­ren ge­ne­rar con­di­cio­nes ma­cro­eco­nó­mi­cas más sin­ce­ras que den lu­gar a una ma­yor con­fian­za y, por en­de, un au­men­to de la ac­ti­vi­dad real a tra­vés de in­ver­sio­nes di­rec­tas e in­di­rec­tas”. En sin­to­nía con Wains­tein, Ma­rio Gó­mez de CU­CIC­BA, opi­na: “Hoy en el mun­do hay li­qui­dez y la Ar­gen­ti­na re­pre­sen­ta un gran atrac­ti­vo pa­ra la in­ver­sión ex­tran­je­ra. Sin res­tric­cio­nes cam­bia­rias y con se­ña­les de nor­ma­li­dad, co­men­za­rán a in­gre­sar ca­pi­ta­les del res­to del

mun­do”. Si­guien­do es­ta teo­ría, la re­in­ser­ción de la Ar­gen­ti­na en el mun­do se da­rá con el pa­so de los me­ses y eso per­mi­ti­rá vol­ver a po­ner el real es­ta­te na­cio­nal en el cen­tro de aten­ción de los fon­dos de in­ver­sión in­ter­na­cio­na­les atraí­dos por sus va­lo­res com­pe­ti­ti­vos. Una de las com­pa­ñías que ya es­tu­vo en con­tac­to con va­rios fon­dos de in­ver­sión del ex­te­rior fue Gru­po Mo­nar­ca. Su di­rec­tor co­mer­cial, Ma­riano Ga­leaz­za, des­ta­ca: “Con un mer­ca­do cam­bia­rio uni­fi­ca­do, es­pe­ra­mos que ca­pi­ta­les que hoy es­tán fue­ra del país se vuel­quen al mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio. Ya sea de ar­gen­ti­nos con di­ne­ro en el ex­te­rior, o in­clu­so fon­dos de in­ver­sio­nes in­ter­na­cio­na­les que hoy mi­ran nues­tro mer­ca­do co­mo un des­tino vá­li­do”. Fren­te a es­te nue­vo es­ce­na­rio, una de las va­ria­bles a di­lu­ci­dar es qué pa­sa­rá con el va­lor de las pro­pie­da­des. Bruno Martino, di­rec­tor de la cons­truc­to­ra CO­MA­SA, ana­li­za: “To­man­do en cuen­ta que el go­bierno va a man­te­ner el dó­lar ofi­cial en el or­den de los $14, no vis­lum­bra­mos una ba­ja en los va­lo­res de las pro­pie­da­des. Pue­de que en los si­guien­tes me­ses, a par­tir de una me­jo­ra en las ex­pec­ta­ti­vas, em­pie­ce a su­bir el va­lor de las mis­mas, da­do que en los úl­ti­mos años hu­bo una ba­ja con­si­de­ra­ble en los per­mi­sos de obra nue­va”. El va­lor de las pro­pie­da­des hoy es­tá vin­cu­la­do di­rec­ta­men­te a los cos­tos de cons­truc­ción. Mar­ce­lo Bu­yo, ge­ren­te ge­ne­ral de Gru­po Portland, ase­gu­ra que “en un ne­go­cio tan fi­nan­cie­ro co­mo el in­mo­bi­lia­rio, es fun­da­men­tal de­li­near un plan que per­mi­ta con­te­ner la in­fla­ción anual pa­ra po­der brin­dar va­lo­res com­pe­ti­ti­vos y ge­ne­rar he­rra­mien­tas de fi­nan­cia­ción”. La agen­da del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio pa­ra 2016 es­ta­rá mar­ca­da por una me­jo­ra en la de­man­da por ope­ra­cio­nes pos­ter­ga­das, re­torno del in­ver­sor, fo­co en cos­tos de cons­truc­ción y el tan pos­ter­ga­do cré­di­to hi­po­te­ca­rio. “El pri­mer se­mes­tre se­rá de reor­de­na­mien­to de va­ria­bles. Una vez so­lu­cio­na­do es­to, hay que tra­ba­jar en he­rra­mien­tas que alien­ten el cré­di­to a largo pla­zo pa­ra la vi­vien­da”, plantea Pa­blo Lo­wes­tein, so­cio di­rec­tor de Haus-De­ve­lo­pers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.