El au­to­mó­vil cum­ple 130 años

Hay un do­cu­men­to que pu­so al mundo en mo­vi­mien­to: la pa­ten­te del pri­mer au­to de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. Eso ocu­rrió el 29 de enero de 1886, cuan­do Carl Benz ins­cri­bió su “vehícu­lo mo­to­ri­za­do con motor de ga­so­li­na” de tres rue­das. Ese fue el día en qu

Clarin - Clasificados - - DE AUTOS CLASIFICADOS - #Mer­ce­de­sBen­zArg #In­no­va­ción Con­tac­to de pren­sa: So­le­dad Ca­rran­za, E-Mail: so­le­dad.ca­rran­za@daimler.com Tel: 4808 8792 / 15 5795-4780 www.mer­ce­des-benz.com.ar

El cer­ti­fi­ca­do de na­ci­mien­to del au­to­mó­vil lle­va el nú­me­ro DRP 37435. Así que­dó re­gis­tra­do el in­ven­to del “vehícu­lo mo­to­ri­za­do con motor de ga­so­li­na” pre­sen­ta­do por el in­ge­nie­ro Carl Benz el 29 de enero 1886 en la Ofi­ci­na Ale­ma­na de Pa­ten­tes Im­pe­rial en Ber­lín. El do­cu­men­to de 130 años de edad, es un tes­ti­mo­nio de es­pí­ri­tu in­no­va­dor de Carl Benz, su po­der crea­ti­vo y vi­sión em­pre­sa­rial. Des­de 2011, el do­cu­men­to de pa­ten­te ha si­do par­te del Pro­gra­ma Me­mo­ria del Mundo de la Unes­co (Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra), que tam­bién in­clu­ye a la Bi­blia de Gu­ten­berg, la Carta Mag­na y la Mi­sa en Si Me­nor de Johann Se­bas­tian Bach.

¿Có­mo co­men­zó to­do?

El ini­cio de es­te pri­mer vehícu­lo se re­mon­ta a 1885 cuan­do Benz cons­tru­yó un motor de cua­tro tiem­pos con un ci­lin­dro ho­ri­zon­tal de 954 cm3 de des­pla­za­mien­to, que po­día gi­rar a 400 rpm y al­can­zar una po­ten­cia de 0,75 CV. El tri­ci­clo mo­to­ri­za­do de Benz fue una no­ve­dad ab­so­lu­ta en to­do el mundo ya que fue el pri­mer vehícu­lo im­pul­sa­do por un motor de com­bus­tión in­ter­na. La ve­lo­ci­dad má­xi­ma que al­can­za­ba era de 16 km/h. Si bien lo pa­ten­tó en enero de 1886, no fue has­ta el 3 de ju­lio de ese año cuan­do hi­zo su pri­me­ra apa­ri­ción pú­bli­ca en la ciu­dad de Rings­tras­se, en la lo­ca­li­dad ale­ma­na de Mann­heim pa­ra de­mos­trar su ido­nei­dad en el via­je de lar­ga dis­tan­cia –el pri­me­ro de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad- has­ta Pforz­heim (104 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia). Ese re­co­rri­do no fue rea­li­za­do por Benz sino que por su esposa, Bert­ha. Tal con­fian­za te­nía ella en el in­ven­to de su ma­ri­do que lo hi­zo acom­pa­ña­da de sus dos hi­jos, Eu­gen (14 años) y Ri­chard (15) pa­ra de­mos­trar que el vehícu­lo era ade­cua­do pa­ra usar­lo dia­ria­men­te. Con es­ta aven­tu­ra, Bert­ha y sus hi­jos –que via­ja­ron sin que Benz lo su­pie­raex­pe­ri­men­ta­ron una ex­ce­len­te res­pues­ta téc­ni­ca del vehícu­lo fren­te a la tra­ve­sía. Ya en la des­crip­ción de la pa­ten­te de su in­ven­to, Benz ha­bía de­ta­lla­do que el uso del motor era pa­ra “la ope­ra­ción de ca­rros prin­ci­pal­men­te li­ge­ros pa­ra el trans­por­te de uno a cua­tro pa­sa­je­ros”. Ese mis­mo año 1886, a unos 100 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia de Benz y sin co­no­cer­se, Gottlieb Daimler creó el pri­mer vehícu­lo mo­to­ri­za­do de cua­tro rue­das. Las in­ven­cio­nes de Carl Benz y Gottlieb Daimler tra­je­ron una re­vo­lu­cio­na­ria y nue­va di­men­sión a la mo­vi­li­dad. Y to­do co­men­zó con un ca­mino vi­sio­na­rio que Carl Benz es­ta­ble­ció el 29 de enero 1886, cuan­do so­li­ci­tó una pa­ten­te pa­ra su gran in­ven­to: el au­to­mó­vil.

Na­ce la em­pre­sa

Los fun­da­do­res de la ac­tual Daimler AG y crea­do­res de una mar­ca de pres­ti­gio mun­dial como Mer­ce­des-Benz po­nen así, in­de­pen­dien­te­men­te el uno del otro, la pri­me­ra pie­dra pa­ra la apa­ri­ción de los au­tos, vehícu­los in­dus­tria­les y bu­ses tal como los co­no­ce­mos hoy en día. El gi­gan­te au­to­mo­triz ale­mán na­ció por la fu­sión en­tre las com­pa­ñías Benz & Cie y Daimler Mo­to­ren Ge­sells­chaft (DMG) que co­men­za­ron a coope­rar en­tre sí en los años 20 pa­ra enfrentar la cri­sis eco­nó­mi­ca cau­sa­da por la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial. Gottlieb Daimler ha­bía fun­da­do DMG jun­to al di­plo­má­ti­co aus­tria­co Emil Je­lli­nek. El nom­bre Mer­ce­des pro­vie­ne de la hi­ja de Je­lli­nek, quien en ese en­ton­ces te­nía 10 años. El sím­bo­lo de la mar­ca, una es­tre­lla de tres pun­tas, re­fle­ja la mo­to­ri­za­ción uni­ver­sal “por tie­rra, mar y ai­re”. Con mi­les de pa­ten­tes re­gis­tra­das año tras año, la em­pre­sa reivin­di­ca su li­de­raz­go tec­no­ló­gi­co des­de que en 1886 Carl Benz pre­sen­ta­ra su «tri­ci­clo mo­to­ri­za­do pa­ten­ta­do» y Gottlieb Daimler hi­cie­ra lo pro­pio ese mis­mo año con su «ca­rrua­je a motor». Du­ran­te los úl­ti­mos 130 años, las in­no­va­cio­nes pre­sen­ta­das por Mer­ce­des-Benz se han cons­ti­tui­do so­bre es­te lo­gro, don­de la se­gu­ri­dad, con­fort, efi­cien­cia y con­fian­za son sus pi­la­res. Con los desa­rro­llos ac­tua­les en las áreas como: la con­duc­ción au­tó­no­ma, los vehícu­los co­nec­ta­dos de for­ma in­te­li­gen­te y la mo­vi­li­dad eléc­tri­ca, Mer­ce­des-Benz re­pre­sen­ta el pa­sa­do, el pre­sen­te y el fu­tu­ro del au­to­mó­vil. Hoy en día, la in­ven­ción de Benz jun­to al ca­rro mo­to­ri­za­do de Daimler es lo pri­me­ro que se pue­de apre­ciar cuan­do se in­gre­sa al Mu­seo Mer­ce­des-Benz ubi­ca­do en Stutt­gart, Ale­ma­nia. Di­cho Mu­seo ce­le­bra su dé­ci­mo aniver­sa­rio en 2016 y has­ta la fe­cha ha atraí­do a más de sie­te mi­llo­nes de vi­si­tan­tes de to­do el mundo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.