La opor­tu­ni­dad de invertir en m2

Clarin - Clasificados - - NEWS - Dr. Hec­tor D´Odo­ri­co Pre­si­den­te CUCICBA

Mu­cho se ha ha­bla­do en es­tos me­ses del sin­ce­ra­mien­to de la eco­no­mía, de có­mo co­rre­gir los des­equi­li­brios he­re­da­dos. El ori­gen y la res­pues­ta de­be bus­car­se en la evo­lu­ción de los pre­cios re­la­ti­vos de la eco­no­mía. Si se con­si­de­ran los úl­ti­mos 10 años, el me­tro cua­dra­do de un in­mue­ble usa­do en ca­pi­tal fe­de­ral fue la in­ver­sión que re­la­ti­va­men­te mas se va­lo­ri­zó en dó­la­res res­pec­to a otras al­ter­na­ti­vas ta­les co­mo pla­zo fi­jo o ac­cio­nes. La idea que el argentino aho­rra ca­pri­cho­sa­men­te en la­dri­llos por­que es su idio­sin­cra­sia, o por fac­to­res cul­tu­ra­les no pa­re­ce te­ner lu­gar a la luz de los nú­me­ros. En los úl­ti­mos 10 años, el re­torno en dó­la­res es el mas ele­va­do, otor­gan­do una ren­ta pro­me­dio del 4.4% anual. No obs­tan­te, el in­mue­ble tie­ne un ras­go dis­tin­ti­vo en re­la­ción a los ac­ti­vos fi­nan­cie­ros, su ca­rác­ter co­mo bien de uso. Por lo tan­to, aten­dien­do es­te do­ble rol del in­mue­ble, po­dría­mos con­si­de­rar la com­pa­ra­ción con otros bie­nes y ser­vi­cios, en ese ca­so, el va­lor del me­tro cua­dra­do per­dió res­pec­to al ín­di­ce de pre­cios. Es­to pue­de ser vis­to co­mo una se­ñal ha­cia dónde po­dría di­ri­gir­se el pre­cio de los in­mue­bles en los tiem­pos ve­ni­de­ros. Que los de­par­ta­men­tos sean re­la­ti­va­men­te mas ba­ra­tos que el res­to de los bie­nes, sig­ni­fi­ca que hu­bo ma­yor ofer­ta que de­man­da, y es­to pu­do de­ber­se a dos fac­to­res: o exis­tió un boom de cons­truc­ción en los úl­ti­mos 10 años o bien, la de­man­da es­tu­vo de­bi­li­ta­da. La ex­pan­sión del sec­tor cons­truc­ción fue del 3.3%, por de­ba­jo del pro­me­dio de cre­ci­mien­to de la eco­no­mía, por lo tan­to, no hu­bo ma­yor ofer­ta re­la­ti­va de in­mue­bles res­pec­to al res­to de los bie­nes que pro­du­ce la eco­no­mía. Es­to pa­re­ce in­di­car, que la es­cuá­li­da de­man­da fue la cau­sa de la fal­ta de po­ten­cia pa­ra im­pul­sar su­fi­cien­te­men­te los pre­cios al al­za. La cau­sa la po­de­mos encontrar en la es­ca­sez de cré­di­to hi­po­te­ca­rio o en la ba­ja ta­sa de aho­rro del argentino me­dio. La pre­gun­ta en­ton­ces es: ¿Se re­cu­pe­ra­rá la de­man­da de in­mue­bles? Los nue­vos cré­di­tos hi­po­te­ca­rios aún no sur­ten el efec­to desea­do, sin em­bar­go, el blan­queo de ca­pi­ta­les, de ser exi­to­so, de­be­ría pro­vo­car un efec­to sobre el pre­cio de los in­mue­bles. El in­gre­so de fon­dos que es­tán fue­ra del sis­te­ma, pue­de ser in­ter­pre­ta­do co­mo el re­gre­so de aho­rro que se ha­bía fu­ga­do. Re­cor­dan­do que el argentino aho­rra en la­dri­llos por­que es una bue­na op­ción, es es­pe­ra­ble un sal­to dis­cre­to en la de­man­da de in­mue­bles. Es­to de­be ser in­ter­pre­ta­do no so­lo co­mo una se­ñal de com­pra, sino tam­bién co­mo opor­tu­ni­dad pa­ra la cons­truc­ción de nue­vas vi­vien­das. Si bien se re­co­no­ce que el cos­to de los ma­te­ria­les de cons­truc­ción han cre­ci­do por en­ci­ma que el me­tro cua­dra­do en los úl­ti­mos 10 años, lo re­le­van­te es lo que es­tá por ve­nir, no lo su­ce­di­do. Un ali­nea­mien­to del pre­cio del me­tro cua­dra­do al res­to de los pre­cios de la eco­no­mía, im­pli­ca un re­ajus­te de, al me­nos, un 15% en dó­la­res, di­fí­cil­men­te ha­cia fin de año el res­to de los bie­nes se in­cre­men­te en tal mag­ni­tud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.