“En Ajax en­se­ñan su es­ti­lo a los chi­cos des­de los 7 años”

Clarin - Deportivo - - DEPORTIVO -

De Ave­lla­ne­da a Ho­lan­da, a Ni­co­lás Ta­glia­fi­co no se le hi­zo di­fí­cil aco­plar­se al Ajax, club al que arri­bó a ini­cios de es­te año y ju­gó la mi­tad de la Li­ga Ere­di­vi­se. El Ajax­fue sub­cam­peón de­trás del PSV Eind­ho­ven, a cin­co pun­tos de dis­tan­cia y con­si­guió la se­gun­da pla­za a la pró­xi­ma Cham­pions.

“Des­de el pri­mer mo­men­to que pi­sé Ams­ter­dam tu­ve en cla­ro lo que que­ría. Eso me hi­zo to­do más fá­cil. Me adap­té a la idea de jue­go des­de mi con­ven­ci­mien­to. Mis com­pa­ñe­ros me adap­ta­ron más rá­pi­do tam­bién. Hay una reali­dad, el equi­po ata­ca mu­cho y ge­ne­ral­men­te no le sa­len a ata­car. Eso me ayu­dó pa­ra es­tar to­do el tiem­po en po­si­cio­nes pa­ra tra­tar de des­equi­li­brar”, ex­pli­ca es­te de­fen­sor que tie­ne a la dis­ci­pli­na co­mo una de sus ma­yo­res vir­tu­des.

Se­rá por eso que caer en el Ajax, una en­ti­dad que ha­ce del or­den un cul­to, le sen­tó per­fec­to. La es­cue­la del con­jun­to ho­lan­dés lo enamo­ró a pri­me­ra vis­ta. “El pro­me­dio de edad del equi­po es de 20 años. Los ju­ga­do­res son muy chi­cos. Sa­lís del en­tre­na­mien­to y ves a los ne­ni­tos de 6 y 7 años que jue­gan a dar­se pa­ses, a con­tro­lar, a mo­ver­se a es­pal­da de los ri­va­les... ¡Con 7 años! Les en­se­ñan des­de chi­qui­tos los con­cep­tos pa­ra ju­gar al fút­bol. Cuan­do lle­gan a los 20 to­dos la tie­nen cla­ra, re­ci­ben per­fi­la­dos, sa­ben gam­be­tear, con- tro­lar. Eso no pa­sa en to­dos la­dos. Yo es­toy ha­ce tres o cua­tro me­ses y ya ha­brán de­bu­ta­do seis chi­cos en la Pri­me­ra”, cuen­ta sin sa­lir del asom­bro.

Un pá­rra­fo apar­te ha­ce de la vi­da en una de las ciu­da­des más con­for­ta­bles del mun­do pa­ra vi­vir, la que no co­no­cía. “Me sien­to co­mo en ca­sa. La ca­li­dad de vi­da en Ams­ter­dam es in­creí­ble, pri­mer mun­do de ver­dad. Hay más bi­ci­cle­tas que au­tos y eso al prin­ci­pio te sor­pren­de cuan­do an­dás por la ca­lle, jaja...des­pués de vas acos­tum­bran­do. Se­gu­ro que cuan­do vuel­va des­pués del Mun­dial, que ya ha­rá ca­lor­ci­to, le me­to a la bi­ci. To­do se vi­ve en un cam­bio me­nos. Eso sí, lo úni­co ne­ga­ti­vo es que el idio­ma ho­lan­dés es un qui­lom­bo...jaja, una mez­cla con al­go de ale­mán muy di­fi­cil de com­pren­der y me­nos de ha­blar. Pe­ro ca­si to­dos ha­blan in­glés así que más o me­nos nos arre­gla­mos. En el Ajax se ha­bla in­glés y el ho­lan­dés lo ha­blan en­tre ellos los chi­cos que na­cie­ron”.

Me adap­té rá­pi­do al jue­go del Ajax y los com­pa­ñe­ros me ayu­da­ron mu­cho. El equi­po ata­ca siem­pre y los ri­va­les no nos ata­can mu­cho, así que eso me fa­vo­re­ce”.

De zur­da. Tam­bién es la­te­ral en Ajax y va siem­pre al ata­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.