Pa­pe­lón a la es­pa­ño­la

Echa­ron al téc­ni­co Lo­pe­te­gui a dos días del de­but. Hie­rro, que era ma­na­ger, di­ri­gi­rá a la Ro­ja.

Clarin - Deportivo - - TAPA -

To­da­vía ar­den las lla­mas del in­cen­dio y es una aven­tu­ra eva­luar qué ocu­rri­rá con el fút­bol es­pa­ñol cuan­do las bra­sas pa­sen a ser ce­ni­zas. En los tres días pre­vios al de­but del Mun­dial al que Es­pa­ña con­cu­rre co­mo fir­me can­di­da­to, un ven­da­val arra­só con la tran­qui­li­dad del plan­tel que de­be com­pe­tir, con las es­pe­ran­zas de los hin­chas y pro­vo­có unes­cán­da­lo ma­yúscu­lo.

La cro­no­lo­gía ex­pli­ca el ca­so. Cin­co días des­pués de ga­nar su ter­ce­ra Cham­pions Lea­gue con­se­cu­ti­va, Zi­ne­di­ne Zi­da­ne re­nun­ció a la di­rec­ción téc­ni­ca del Real Ma­drid. El gi­gan­te no po­día que­dar­se quie­to, eva­luó can­di­da­tos a su­ce­der­lo y tras va­rios des­car­tes dio un gol­pe ines­pe­ra­do: el­mar­tes anun­ció que Ju­len Lo­pe­te­gui se­rá su pró­xi­mo en­tre­na­dor cuan­do el téc­ni­co aca­be la com­pe­ten­cia en Ru­sia. Lo­pe­te­gui ha­bía re­no­va­do su víncu­lo con la Fe­de­ra­ción ha­ce dos se­ma­nas, has­ta 2021 y el Ma­drid acep­ta­ba pa­gar los 2 mi­llo­nes de eu­ros de la res­ci­ción. Ayer, Luis Rubiales, fla­man­te pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción, des­ti­tu­yó a Lo­pe­te­gui y nom­bró co­mo sus­ti­tu­to a Fer­nan­do Hie­rro, has­ta aho­ra, di­rec­tor de­por­ti­vo de la en­ti­dad. Una bom­ba.

El es­tra­go lo mues­tra la foto de asal­to que lo­gró Mar­ca, en el me­dio­día ru­so: Lo­pe­te­gui, so­lo, car­ga su equi­pa­je en una van y aban­do­na la con­cen­tra­ción de Kras­no­dar. Ca­si al mis­mo tiem­po, Hie­rro, una glo­ria del Real Ma­drid. Com­pa­re­ce an­te los me­dios y di­ce lo úni­co ra­zo­na­ble po­si­ble: “No se pue­de cam­biar en dos días el tra­ba­jo de dos años”. A su vez, Lo­pe­te­gui ape­nas de­cla­ra­ba que “es­toy muy tris­te, pe­ro te­ne­mos un equi­po mag­ní­fi­co y oja­lá

ga­ne­mos el Mun­dial”, ca­mino al ae­ro­puer­to don­de to­ma­ría el vue­lo que lo re­gre­sab a Ma­drid.

Es­tu­pe­fac­to por el cam­bio ra­di­cal el plan­tel es­pa­ñol se lla­mó a si­len­cio y ce­rró fi­las. Co­mo capitán, Ser­gio Ra­mos dio la po­si­ción del gru­po en las re­des so­cia­les: “So­mos la Se­lec­ción, re­pre­sen­ta­mos un es­cu­do, unos co­lo­res, una afi­ción, un país. La res­pon- sa­bi­li­dad y el com­pro­mi­so son con vo­so­tros y por vo­so­tros. Ayer, hoy y ma­ña­na, jun­tos: #Va­mo­sEs­pa­ña”.

La ne­go­cia­ción en­tre Real Ma­drid y Lo­pe­te­gui no ha­bía caí­do bien por el mo­men­to en que se hi­zo pe­ro hu­bie­ra si­do to­le­ra­da si se anun­cia­ba la con­tra­ta­ción des­pués del Mun­dial. “Re­ci­bí una lla­ma­da cin­co mi­nu­tos del co­mu­ni­ca­do. Así me en­te­ré. Y pe­dí que no se hi­cie­ra na­da. Que co­gía un avión y ve­nía. Es­te te­ma es el más im­por­tan­te pe­ro a los cin­co mi­nu­tos lo vi en la pren­sa y tu­vi­mos que reac­cio­nar”, di­jo Rubiales. El di­ri­gen­te ex­cu­só al téc­ni­co: “Me cons­ta que a Lo­pe­te­gui no le ha gus­ta­do que se ha­yan he­cho así las co­sas. Han si­do los que le han lle­va­do los te­mas. Des­de lue­go no­so­tros he­mos si­do los úl­ti­mos en en­te­rar­nos”. Y en la omi­sión se ve­ri­fi­ca la acu­sa­ción al Real Ma­drid.

Los afi­cio­na­dos y la pren­sa to­ma­ron par­ti­do. Jo­sé Sá­mano, co­lum­nis­ta de El País, ha­bía sen­ta­do po­si­ción en su tex­to del mar­tes: “Mal el Ma­drid, peor Lo­pe­te­gui”. Jo­sé Ma­ría Gar­cía, un ve­te­rano, repu­tado y po­lé­mi­co pe­rio­dis­ta di­jo ayer que “Flo­ren­tino y Lo­pe­te­gui se per­mi­ten el lu­jo de trai­cio­nar a un país”. Ja­vier Clemente, ex DT de La Ro­ja sos­tu­vo que Rubiales “es un no­va­to y sus ar­gu­men­tos siem­pre son un po­co dic­ta­to­ria­les”. Al­fre­do Re­la­ño, his­tó­ri­co hom­bre de AS es­cri­bió que “el Ma­drid ha he­cho da­ño a mu­cha gen­te en es­te país, en el que tie­ne una sig­ni­fi­ca­ción que no se pue­de ig­no­rar”. Josep Pe­dre­rol, con­duc­tor del po­pu­lar progrma El Chi­rin­gui­to di­jo “me­nu­do lío ha he­cho Rubiales...ha echa­do a Lo­pe­te­gui, el téc­ni­co que que­rían los ju­ga­do­res, a dos días del Mun­dial”. Y Josep Ar­tells, des­de el bar­ce­lo­nés Mun­do De­por­ti­vo afir­mó que “n o tu­vo ne­ce­si­dad Rubiales de men­cio­nar a Flo­ren­tino y al Real Ma­drid pe­ro se le en­ten­dió to­do. Al­guien te­nía que pa­gar el desai­re de la marcha de Zi­da­ne y el re­cha­zo de los su­ce­si­vos téc­ni­cos tan­tea­dos y el re­sul­ta­do ha si­do desas­tro­so”.

Ma­ña­na, Es­pa­ña de­bu­ta el Por­tu­gal de Cris­tiano Ro­nal­do. Flo­ren­tino Pérez to­da­vía no ha­bló.

EFE

Des­tie­rro. Ju­len Lo­pe­te­gui llega al ae­ro­puer­to de Kras­no­dar pa­ra em­pren­der el re­gre­so a Es­pa­ña, ex­pul­sa­do de la Se­lec­ción por la Fe­de­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.