Ru­sia ex­po­ne su lo­ca­lía ba­jo pre­sión an­te Ara­bia Sau­di­ta

El or­ga­ni­za­dor vie­ne de no su­pe­rar la fa­se de gru­pos en 2014 y los ára­bes vuel­ven des­pués de do­ce años.

Clarin - Deportivo - - MISIÓN MUNDIAL -

Al fin se ter­mi­nó la ex­pec­ta­ti­va. Cuan­do el me­dio­día se po­se en Argentina, la pe­lo­ta co­men­za­rá a ro­dar an­te la aten­ta mi­ra­da del mun­do. De un la­do, Ru­sia, el país or­ga­ni­za­dor. Del otro, Ara­bia Sau­di­ta, una de las ce­ni­cien­tas del tor­neo, di­ri­gi­da por el ar­gen­tino Juan An­to­nio Piz­zi. Y en el me­dio, la cer­te­za: el Mun­dial po­ne pri­me­ra.

La pre­sión, al me­nos en los pa­pe­les, es­ta­rá del la­do de Ru­sia, que bus­ca­rá em­pe­zar es­ta Co­pa del Mun­do con el pie de­re­cho y así de­jar atrás lo su­ce­di­do en Bra­sil 2014, cuan­do no pu­do pa­sar la fa­se de gru­pos.

Sin em­bar­go, los anfitriones con­ser­van la cal­ma. “El Mun­dial es uno de los tor­neos más gran­dio­sos que hay. In­clu­so los me­jo­res equi­pos a ve­ces no su­pe­ran la fa­se de gru­pos, por­que ya es­tán pen­san­do en el pró­xi­mo pa­so. No­so­tros só­lo es­ta­mos en­fo­ca­dos en los pri­me­ros tres par­ti­dos”, en­fa­ti­zó Sta­nis­lav Cher­che­sov, el en­tre­na­dor de Ru­sia, ca­si un des­co­no­ci­do en el mun­do de la pe­lo­ta, pe­ro al que en Moscú va­lo­ran por la dis­ci­pli­na que le lle­vó al equi­po.

En tan­to, el par­ti­do de hoy sig­ni­fi­ca­rá pa­ra Ara­bia Sau­di­ta el re­gre­so a un Mun­dial tras las au­sen­cias en 2010 y en 2014. Lo ha­rá con Piz­zi, su cuar­to en­tre­na­dor en los úl­ti­mos nue­ve me­ses (uno de ellos fue Ed­gar­do Bau­za), to­do un signo de la mon­ta­ña ru­sa que vi­vie­ron los ára­bes en es­te úl­ti­mo tiem­po.

“El equi­po es­tá evo­lu­cio­nan­do rá­pi­da­men­te. Es­ta­mos sa­tis­fe­chos e ilu­sio­na­dos con nues­tras po­si­bi­li­da­des en el Mun­dial”, sos­tu­vo Piz­zi, quien lle­va di­ri­gi­dos ape­nas nue­ve par­ti­dos al fren­te de es­ta Se­lec­ción, con só­lo tres vic­to­rias.

No obs­tan­te, los úl­ti­mos amis­to­sos le en­tre­ga­ron bue­nas se­ña­les al san­ta­fe­sino: en­fren­tó a Ale­ma­nia e Ita­lia, dos se­lec­cio­nes de mu­cho más re­nom­bre, y si bien per­dió por idén­ti­co re­sul­ta­do (2-1), su equi­po se plan­tó en la can­cha de igual a igual. Aho­ra, cla­ro, su cabeza es­tá en Ru­sia, su ri­val de hoy. “El que co­me­ta me­nos erro­res

se lle­va­rá el triun­fo. Nues­tra aten­ción de­be es­tar den­tro de la can­cha y no en el am­bien­te de la inau­gu­ra­ción”, aña­dió el téc­ni­co.

En el me­dio de to­da es­ta fies­ta, Argentina di­rá pre­sen­te por par­ti­da do­ble. Es que ade­más de la pre­sen­cia de Piz­zi, el ár­bi­tro del par­ti­do se­rá Nés­tor Pi­ta­na (43 años), quien se­rá asis­ti­do por Juan Pa­blo Be­lla­ti y Her­nán Mai­da­na. Mau­ro Vi­gliano se­rá uno de los asis­ten­tes del VAR. De es­ta ma­ne­ra, Pi­ta­na igua­la­rá a Ho­ra­cio Eli­zon­do (2006) y a Án­gel Coe­rez­za (1978) co­mo los úni­cos ar­gen­ti­nos en ha­ber di­ri­gi­do un par­ti­do inau­gu­ral de un Mun­dial de fút­bol.

AFP

Son­ri­sas pa­ra el de­but. El se­lec­cio­na­do ru­so sa­le a la can­cha con los oc­ta­vos de fi­nal en la mi­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.