Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Ca­na­dá organizarán el Mun­dial 2026 con 48 equi­pos

En un desafío geo­po­lí­ti­co y de­por­ti­vo, se­rá la pri­me­ra vez que tres paí­ses re­ci­ban una edi­ción de la Co­pa.

Clarin - Deportivo - - MISIÓN MUNDIAL - Pa­blo Cal­vo pcal­vo@cla­rin.com

La pe­lo­ta sal­ta­rá el mu­ro que Es­ta­dos Uni­dos le­van­tó en su fron­te­ra con Mé­xi­co pa­ra de­te­ner la in­mi­gra­ción. Y de re­bo­te lle­ga­rá tam­bién has­ta Ca­na­dá, el se­gun­do país más gran­de del mun­do. Es que en un desafío geo­po­lí­ti­co y de­por­ti­vo sin pre­ce­den­tes, Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Ca­na­dá organizarán el Mun­dial de 2026 con 48

equi­pos, 16 más que en la ac­tua­li­dad. Lo de­ci­dió el Con­gre­so de la FIFA por 134 vo­tos con­tra 65 que apo­ya­ron la can­di­da­tu­ra de Ma­rrue­cos, que en­tre sus ar­gu­men­tos in­vo­có la ex­pe­rien­cia de vi­da de “Ar­man­do Ma­ra­do­na”, que “sa­lió de la po­bre­za gra­cias al fút­bol, co­mo pue­de su­ce­der con el con­ti­nen­te afri­cano”.

La bue­na no­ti­cia pa­ra Es­ta­dos Uni­dos se pro­du­jo en el Ex­po­cen­tre, un pa­la­cio de ex­po­si­cio­nes que du­ran­te 1959, en ple­na Gue­rra Fría, tam­bién fue un lu­gar de des­hie­lo, por­que el ex di­ri­gen­te so­vié­ti­co Ni­ki­ta Krus­chev inau­gu­ró allí una mues­tra de pro­duc­tos in­dus­tria­les es­ta­dou­ni­den­ses jun­to al ex pre­si­den­te Ri­chard Ni­xon. Pa­ra­do so­bre una al­fom­bra ver­de que si­mu­la­ba una mi­tad de can­cha, el pre­si­den­te de la FIFA, Gian­ni In­fan­tino, re­par­tió anun­cios que in­flui­rán en cua­tro mun­dia­les. De­fen­dió el sis­te­ma de vi­deoar­bi­tra­je que en­tra­rá en vi­gen­cia en el par­ti­do inau­gu­ral en­tre Ru­sia y Ara­bia Sau­di­ta. Ade­lan­tó que a pe­di­do de las fe­de­ra­cio­nes sud­ame­ri­ca­nas, pre­gun­ta­rá a Qa­tar si es­tá en con­di­cio­nes de am­pliar de 32 a 48 la can­ti­dad de equi­pos pa­ra el Mun­dial de 2022. Y con­fir­mó que asis­ti­rá al lan­za­mien­to de la can­di­da­tu­ra de Argentina, Uru­guay y Pa­ra­guay pa­ra re­ci­bir el Mun­dial de 2030, cuan­do se cum­plan 100 años de la pri­me­ra Co­pa del Mun­do.

Con un vi­deo que mos­tra­ba la son­ri­sa de Mes­si y dos chi­cos pa­tean­do fren­te a la Ca­sa His­tó­ri­ca de Tu­cu­mán, en­tre otras cien­tos de imá­ge­nes, In­fan­tino de­fen­dió su ges­tión. “Cuan­do asu­mi­mos, nues­tra or­ga­ni­za­ción es­ta­ba clí­ni­ca­men­te muer­ta. Hoy es­tá vi­va, bus­ca la trans­pa­ren­cia de sus ac­cio­nes, la so­li­dez fi­nan­cie­ra y la de­mo­cra­cia de sus de­ci­sio­nes”, re­sal­tó el sui­zo.

In­fan­tino anun­ció ade­más que eje­cu­ta­rá una “ver­da­de­ra re­vo­lu­ción” pa­ra con­tro­lar los tras­pa­sos de ju­ga­do­res, so­bre­vo­la­dos por la co­rrup­ción. “Hay que aca­bar con esa ima­gen, por­que de lo con­tra­rio se va a ter­mi­nar la pa­sión y per­de­re­mos ta­len­tos”, di­jo.

En las pri­me­ras fi­las del re­cin­to es­ta­ban los cam­peo­nes mun­dia­les Iker Ca­si­llas y Ca­fú. Otros cam­peo­nes, co­mo David Tre­ze­guet, Ro­ber­to Car­los y Lot­har Matt­häus, apa­re­cie­ron en vi­deos alen­tan­do la pos­tu­la­ción ma­rro­quí.

El pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, va­lo­ró el es­fuer­zo de sus com­pa­trio­tas por me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra de los es­ta­dios y los trans­por­tes pa­ra el Mun­dial y agra­de­ció la po­si­bi­li­dad de que mi­llo­nes de hin­chas ven­gan a co­no­cer la vi­da y la cul­tu­ra de su país.

El Con­gre­so tu­vo un pa­sa­je rís­pi­do, cuan­do se ana­li­zó la pro­pues­ta de la Fe­de­ra­ción Pa­les­ti­na de Fút­bol pa­ra mo­di­fi­car el Es­ta­tu­to de la FIFA en pun­tos re­fe­ri­dos a la dis­cri­mi­na­ción. Esa re­pre­sen­ta­ción im­pul­só a san­cio­nes “a paí­ses que vio­lan nues­tros de­re­chos hu­ma­nos y ocu­pan nues­tro te­rri­to­rio”. La dis­cu­sión se pro­du­jo po­cos días des­pués de la sus­pen­sión del amis­to­so que iban a ju­gar la Argentina e Is­rael en Je­ru­sa­lén. An­tes de la vo­ta­ción, la FIFA re­cor­dó que era una “or­ga­ni­za­ción pri­va­da” sin po­der de san­ción de ese ti­po. La pro­pues­ta pa­les­ti­na no fue acep­ta­da.

A la ho­ra de la vo­ta­ción por la se­de del Mun­dial 2026, Ma­rrue­cos des­ta­có su pe­que­ñez: en un vi­deo, pu­so de re­lie­ve que su an­cho es de ape­nas 500 ki­ló­me­tros, una ven­ta­ja pa­ra el des­pla­za­mien­to de los hin­chas. Mien­tras que el trío de paí­ses a quie­nes les otor­ga­ron la se­de mos­tró su des­plie­gue. Y Alp­hon­so Da­vies, de 17 años, na­ci­do en Gha­na pe­ro re­fu­gia­do en Ca­na­dá, des­ta­có que los tres paí­ses lo hi­cie­ron “sen­tir co­mo en ca­sa” en su cor­ta ca­rre­ra. Y que el fút­bol le ha­bía salvado la vi­da.

AFP

Ellos. Gian­ni In­fan­tino, con los di­ri­gen­tes de Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Ca­na­dá, en el Con­gre­so de la FIFA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.