LOS SUBISIDIOS Y LA OBRA PU­BLI­CA SOS­TIE­NEN EL GRADUALISMO FIS­CAL

Clarin - Económico - - AJUSTE FISCAL - Na­din Ar­ga­ña­raz Eco­no­mis­ta. Di­rec­tor del IARAF

En el año 2015 el sec­tor pú­bli­co na­cio­nal no fi­nan­cie­ro re­gis­tró un dé­fi­cit pri­ma­rio equi­va­len­te al 4,3% del PBI y un dé­fi­cit fis­cal del 5,6% del PBI, con­ta­bi­li­zan­do úni­ca­men­te los in­tere­ses de deu­da con agen­tes ex­ter­nos al sec­tor pú­bli­co.

El ac­tual go­bierno pu­so én­fa­sis en la ba­ja del gas­to pú­bli­co co­mo ge­ne­ra­dor de es­pa­cio fis­cal

pa­ra dis­mi­nuir tan­to la pre­sión tri­bu­ta­ria co­mo el dé­fi­cit. Se op­tó por el ca­mino de fi­nan­ciar el des­equi­li­brio con los mer­ca­dos vo­lun­ta­rios de deu­da, lo que, a di­fe­ren­cia de los años pre­vios, im­pli­ca­ba au­men­tar la cuen­ta de in­tere­ses de deu­da ex­tra sec­tor pú­bli­co.

Más gas­tos por el gradualismo

Pro­yec­tan­do el ni­vel en el que pue­den ter­mi­nar los in­tere­ses de deu­da du­ran­te es­te año 2018, pue­de afir­mar­se que en­tre 2015 y 2018 es po­si­ble que los in­tere­ses ter­mi­nen au­men­tan­do al­re­de­dor de 1,3 pun­tos por­cen­tua­les del PBI. Con­tras­tan­do con el ni­vel de 1,3% del PBI re­gis­tra­do en 2015, sig­ni­fi­ca­ría una du­pli­ca­ción de la im­por­tan­cia re­la­ti­va de los in­tere­ses de deu­da en la eco­no­mía.

Es­te cre­ci­mien­to del pe­so de los in­tere­ses le po­ne una ele­va­da pre­sión al gas­to pú­bli­co pri­ma­rio. En efecto, pa­ra que el gas­to pú­bli­co to­tal man­ten­ga el pe­so re­la­ti­vo que te­nía en 2015, se re­quie­re que el gas­to pri­ma­rio ba­je 1,3 pun­tos por­cen­tua­les del PBI en es­tos tres años de go­bierno.

Pe­ro ade­más hay otros gas­tos adi­cio­na­les a los in­tere­ses de deu­da que tam­bién han au­men­ta­do su pe­so re­la­ti­vo en es­tos años. Es el ca­so del gas­to en seguridad so­cial, que in­clu­ye las ju­bi­la­cio­nes y las pen­sio­nes. Es fac­ti­ble que al ter­mi­nar es­te año 2018 es­te gas­to ha­ya au­men­ta­do unos 0,7 pun­tos por­cen­tua­les del PBI res­pec­to a 2015. Los fac­to­res ex­pli­ca­ti­vos es­tán en la mo­vi­li­dad au­to­má­ti­ca de es­tos gas­tos en lí­nea con la in­fla­ción y en la ley de re­pa­ra­ción his­tó­ri­ca.

Da­das las subas de los in­tere­ses y del gas­to en seguridad so­cial, pa­ra que la im­por­tan­cia re­la­ti­va del gas­to to­tal en la eco­no­mía se man­ten­ga cons­tan­te res­pec­to a 2015, el res­to del gas­to pri­ma­rio de­be ter­mi­nar 2018 con una ba­ja de 2 pun­tos por­cen­tua­les del PBI.

Gas­tos que ge­ne­ra­ron es­pa­cio fis­cal

Las trans­fe­ren­cias co­rrien­tes al sec­tor pri­va­do in­clu­yen los sub­si­dios a la ener­gía, al trans­por­te y sub­si­dios so­cia­les co­mo la asig­na­ción uni­ver­sal por hi­jo. En es­tos tres años se va a re­gis­trar una caí­da im­por­tan­te de los sub­si­dios eco­nó­mi­cos, prin­ci­pal­men­te los des­ti­na­dos a la ener­gía. En efecto, es fac­ti­ble que es­te com­po­nen­te del gas­to ter­mi­ne dis­mi­nu­yen­do su pe­so re­la­ti­vo en 2,1 pun­tos por­cen­tua­les del PBI res­pec­to a 2015.

El gas­to de fun­cio­na­mien­to del sec­tor pú­bli­co, in­te­gra­do bá­si­ca­men­te por el gas­to en suel­dos y en bie­nes y ser­vi­cios, ter­mi­na­ría el año 2018 con una caí­da del or­den de 0,6 pun­tos del PBI.

Es de­cir que en­tre trans­fe­ren­cias co­rrien­tes al sec­tor pri­va­do (eco­nó­mi­cas y so­cia­les) y gas­tos de fun­cio­na­mien­to del sec­tor pú­bli­co, el gas­to ya re­gis­tra­ría una ba­ja que más que com­pen­sa la suba de in­tere­ses de la deu­da y de las ju­bi­la­cio­nes y pen­sio­nes. Pa­ra­le­la­men­te, otros com­po­nen­tes del gas­to co­rrien­te pri­ma­rio apor­ta­ron un es­pa­cio equi­va­len­te a 0,1 pun­tos por­cen­tua­les.

Se ge­ne­ró un es­pa­cio fis­cal de 2,8 pun­tos por­cen­tua­les del PBI , es­tan­do ya 2 pun­tos por­cen­tua­les ab­sor­bi­dos por la suba de los in­tere­ses de deu­da y por el avan­ce de las ero­ga­cio­nes en seguridad so­cial.

Si se to­ma al gas­to co­rrien­te in­te­gral­men­te, se con­clu­ye que ter­mi­na­ría ba­jan­do unos 0,8 pun­tos por­cen­tua­les del PBI en­tre 2015 y 2018.

Por el la­do del gas­to de ca­pi­tal, que in­clu­ye la obra pú­bli­ca que di­rec­ta­men­te eje­cu­ta el Po­der Eje­cu­ti­vo, más las trans­fe­ren­cias que rea­li­za pa­ra que las pro­vin­cias ha­gan obra pú­bli­ca, el re­cor­te va a ter­mi­nar sig­ni­fi­can­do unos 1,3 pun­tos por­cen­tua­les del PBI en igual pe­rio­do.

Es de­cir que el gas­to to­tal ba­ja­ría unos 2,1 pun­tos por­cen­tua­les del PBI en tres años de go­bierno. Por su par­te, el gas­to pú­bli­co pri­ma­rio (sin in­tere­ses) ter­mi­na­ría 2018 des­cen­dien­do ca­si 3,4 pun­tos por­cen­tua­les del PBI.

Es­pa­cio fis­cal por la ba­ja del gas­to

Es im­por­tan­te iden­ti­fi­car cla­ra­men­te los gas­tos que con su dis­mi­nu­ción han ge­ne­ra­do el es­pa­cio fis­cal ne­ce­sa­rio pa­ra sos­te­ner la suba de las pres­ta­cio­nes so­cia­les, la suba de los in­tere­ses de la deu­da, la ba­ja de los in­gre­sos por re­for­mas im­po­si­ti­vas y la re­duc­ción del dé­fi­cit pri­ma­rio des­de el 4,3% del PBI en 2015 al 2,7% en 2018.

Los sub­si­dios a la ener­gía, la obra pú­bli­ca y los gas­tos de fun­cio­na­mien­to son las ero­ga­cio­nes que con su dis­mi­nu­ción vie­nen sos­te­nien­do el lla­ma­do gradualismo fis­cal del Go­bierno. La ba­ja de es­tos tres gas­tos ha fi­nan­cia­do la suba de otros co­mo la seguridad so­cial y los in­tere­ses de la deu­da. Pe­ro tam­bién han sos­te­ni­do la caí­da de in­gre­sos ori­gi­na­da en las re­for­mas im­po­si­ti­vas y en la dis­tri­bu­ción de re­cur­sos con las pro­vin­cias. Y han ge­ne­ra­do un es­pa­cio pa­ra una le­ve re­duc­ción del dé­fi­cit fis­cal, des­de del 5,6% del PBI al 5,3% del PBI con el que es pro­ba­ble que fi­na­li­ce es­te año 2018.

No obs­tan­te, el apor­te de ca­da com­po­nen­te a la ba­ja del gas­to no fue li­neal año a año. Los sub­si­dios a la ener­gía apor­ta­ron 1,4 pun­tos por­cen­tua­les en el 2017, 0,3 pun­tos por­cen­tua­les en el año 2016 y no apor­ta­rían na­da es­te año, da­da la suba del dó­lar y de la in­fla­ción. Por su par­te, el gas­to de ca­pi­tal apor­ta­ría 0,6 pun­tos por­cen­tua­les en el año 2018, ha­bien­do apor­ta­do 0,8 pun­tos por­cen­tua­les en­tre 2016 y 2017.

El año que vie­ne hay que ha­cer un im­por­tan­te es­fuer­zo pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit pri­ma­rio des­de el 2,7% del PBI es­te año al 1,3%. Ade­más ha­bría una ba­ja de in­gre­sos fis­ca­les de 0,5 pun­tos por­cen­tua­les por la con­ti­nui­dad de la ba­ja de im­pues­tos y de la ma­yor pre­co­par­ti­ci­pa­ción a pro­vin­cias. Y, ade­más, las pres­ta­cio­nes so­cia­les su­birían 0,6 pun­tos por­cen­tua­les. En sín­te­sis, el gas­to no ajus­ta­ble au­to­má­ti­ca­men­te por in­fla­ción de­be apor­tar una ba­ja de 2,5 pun­tos por­cen­tua­les del PBI. Sin du­das, es un es­fuer­zo sig­ni­fi­ca­ti­vo que de­be ha­cer la so­cie­dad pa­ra avan­zar ha­cia el equi­li­brio fis­cal pri­ma­rio.

La obra pú­bli­ca, los sub­si­dios a la ener­gía y al trans­por­te y las trans­fe­ren­cias no au­to­má­ti­cas a pro­vin­cias son los gas­tos so­bre los que se­gu­ra­men­te va a caer el re­cor­te. La Na­ción ya pu­so pri­me­ra anun­cian­do la eli­mi­na­ción del Fon­do Fe­de­ral So­li­da­rio, pe­ro es cla­ve que el re­cor­te de gas­tos sea le­gal­men­te só­li­do. Lo peor que pue­de ocu­rrir es que se ju­di­cia­li­ce. Hay que dis­cu­tir to­do lo que sea ne­ce­sa­rio has­ta lo­grar el con­sen­so.

La ba­ja en el gas­to com­pen­sa la suba por in­tere­ses y el ma­yor pe­so de las ju­bi­la­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.