UNA IN­DUS­TRIA CON MU­CHAS PIE­DRAS EN EL ZA­PA­TO

Clarin - Económico - - SECRETOS EMPRESARIOS - Sil­via Naish­tat snaish­tat@cla­rin.com

Pe­se a una ma­ña­na so­lea­da, en la Con­fe­ren­cia de la UIA que se desa­rro­lló en Par­que Nor­te el úl­ti­mo mar­tes, las me­tá­fo­ras del ti­po “es­ta­mos ba­jo el agua”, “hay que sur­fear la ola”, o “es­to es un tsu­na­mi” abun­da­ban. Hi­zo ex­plí­ci­to su sig­ni­fi­ca­do Al­ber­to Ál­va­rez Saa­ve­dra, di­rec­ti­vo de Ga­dor de ca­pi­ta­les na­cio­na­les y de­sig­na­do pre­si­den­te del even­to, en lo que se le­yó co­mo un men­sa­je de re­sis­ten­cia al acuer­do en­tre la Unión Eu­ro­pea y Mer­co­sur al que los laboratorios se opo­nen con ga­rra por­que creen que se­rán una es­pe­cie en ex­tin­ción de pros­pe­rar las con­di­cio­nes que exigen los eu­ro­peos. Des­de el es­tra­do y mien­tras el aho­ra se­cre­ta­rio de Co­mer­cio Ex­te­rior y ar­tí­fi­ce de ese acuer­do, Mi­guel Braun, lo se­guía, Ál­va­rez Saa­ve­dra se des­car­gó: “Con una al­ta car­ga im­po­si­ti­va, un mer­ca­do in­terno ca­da vez más de­bi­li­ta­do que nos im­pi­de la com­pe­ti­ti­vi­dad mun­dial, es de vi­tal im­por­tan­cia que el víncu­lo con otros paí­ses sea fru­to de una es­tra­te­gia y no de to­mar de­ci­sio­nes ur­gen­tes”. En los pa­si­llos mu­chos mas­ti­ca­ban el do­ble im­pac­to en la in­dus­tria de las re­ten­cio­nes y la re­ba­ja de los reintegros a las ex­por­ta­ción que im­pli­can un pe­so de 10% en los em­bar­ques in­dus­tria­les se­gún el au­to­par­tis­ta Nor­ber­to Ta­ran­to. En me­dio de lo que es la re­con­ver­sión de la in­dus­tria au­to­mo­triz en la que los neu­má­ti­cos y las au­to­pie­zas alar­ga­ron su vi­da útil des­in­flan­do el ne­go­cio de los re­pues­tos, Ta­ran­to con­fía en que Bra­sil vol­ve­ría es­te año a los 2,5 mi­llo­nes de uni­da­des ven­di­das, unas 500.000 me­nos que su pico ha­bi­tual pe­ro más que las que es­tu­vo des­pa­chan­do en los dos úl­ti­mos años. Cla­ro que en su ca­so lo que fa­bri­ca con un dó­lar a $40 lo ex­por­ta a $34 y eso afec­ta al 49% de su pro­duc­ción, que es lo que em­bar­ca prin­ci­pal­men­te a Bra­sil. Gus­ta­vo Gro­bo­co­pa­tel era uno de los más con­sul­ta­dos acer­ca de las re­ten­cio­nes al cam­po. Di­jo: “Po­ne­mos el hom­bro, en­ten­de­mos que par­te de la cri­sis es por una si­tua­ción in­ter­na­cio­nal muy com­pli­ca­da que no se pue­de ig­no­rar ni mi­ni­mi­zar, pe­ro ya es ho­ra que la po­lí­ti­ca ha­ga su ajus­te”. Con Agro­fi­na, de­di­ca­da a la pro­duc­ción de moléculas com­ple­jas pa­ra la pro­tec­ción de cul­ti­vos, Gro­bo­co­pa­tel da pe­lea en un mer­ca­do do­mi­na­do por mul­tis.

Clau­dio Ro­drí­guez, ac­cio­nis­ta y di­rec­ti­vo de Sin­te­plast, pa­re­cía una ex­cep­ción en­tre sus pa­res. Con­tó que cu­rio­sa­men­te sus ven­tas no han caí­do por­que los due­ños de las pin­tu­re­rías no quie­ren per­der stock y, al te­mor de au­men­tos, an­ti­ci­pa­ron com­pras. En el ca­so de la pin­tu­ra, el 75% de los cos­tos de la ma­te­ria pri­ma es­tá do­la­ri­za­do, lo que in­ci­de en un 40% en el pre­cio final. To­mó dos me­di­das. Una, ven­der al cos­to con tal de no des­abas­te­cer el mer­ca­do y per­der po­si­cio­nes. La otra, au­men­tar la ex­por­ta­ción que re­pre­sen­ta 10% de sus in­gre­sos y en la que ta­lla la pin­tu­ra en pol­vo que em­bar­can a Is­rael. Sin­te­plast aca­ba de com­prar la mar­ca de pin­tu­ras El­bex en Uru­guay y se po­si­cio­nó co­mo el se­gun­do fa­bri­can­te. Uru­guay se su­mó a sus fá­bri­cas en Bra­sil, Bo­li­via y Pa­ra­guay.

La apa­ri­ción del libro Ex­pues­tos con eje en el cam­bio ci­vi­li­za­to­rio que im­pli­ca la trans­pa­ren­cia y có­mo im­pac­ta en la ma­ne­ra de co­mu­ni­car de las em­pre­sas, no po­día ser más opor­tuno pa­ra su au­tor Sergio Roit­berg en me­dio del es­cán­da­lo de los cua­der­nos. Roit­berg, ex pe­rio­dis­ta, ga­na­dor de dos Emmy, creó en 1998 en el li­ving de su ca­sa de Miami a New­link, una con­sul­to­ra con se­des en Es­pa­ña y en va­rios paí­ses de la re­gión que fac­tu­ra US$ 40 mi­llo­nes, tie­ne 428 em­plea­dos y co­mo clien­tes glo­ba­les a Ex­pe­dia, Co­ca- Co­la, Coty, LA­TAM Air­li­nes, Hu­go Boss, Nestlé, Phi­lip Mo­rris, No­var­tis, MTV, BCI, Uber, Map­fre, en­tre otros. Roit­berg sos­tie­ne que la hi­per­co­ne­xión ex­po­ne al es­cru­ti­nio cons­tan­te del ojo pú­bli­co. Y creó un mé­to­do que de­no­mi­na “Pen­sa­mien­to Or­bi­tal”, pa­ra desa­rro­llar es­tra­te­gias. El mé­to­do se apoya en cua­tro fuer­zas. “La ve­lo­ci­dad, ya que los cam­bios y las co­sas su­ce­den a un rit­mo ver­ti­gi­no­so; la trans­pa­ren­cia, por­que es­ta­mos ex­pues­tos en una gran vi­drie­ra; la co­la­bo­ra­ción, y la con­cien­cia so­cial. El cam­bio he­ge­mó­ni­co es que la gen­te in­fluen­cia a otra gen­te. La cre­di­bi­li­dad es­tá en el po­der de la gen­te que le cree a otra gen­te. Ya no ha­ce fal­ta un rocks­tar pa­ra ven­der un des­odo­ran­te. Ese em­po­de­ra­mien­to que tie­ne la gen­te es lo que se lla­ma pen­sa­mien­to or­bi­tal”, ex­pli­có.

En los pa­si­llos de la Con­fe­ren­cia de la UIA, mu­chos mas­ti­ca­ban el do­ble im­pac­to de las re­ten­cio­nes y la sus­pen­sión de los reintegros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.