Dos pre­gun­tas cla­ves so­bre el Pre­su­pues­to 2019

Con­di­ción. Su­bien­do im­pues­tos y re­cor­tan­do al­go el gas­to, el Go­bierno pre­ten­de cum­plir la me­ta com­pro­me­ti­da con el FMI.

Clarin - Económico - - FRONT PAGE - Is­mael Ber­mú­dez iber­mu­dez@cla­rin.com

¿Dón­de ba­ja el gas­to? Es­cri­be Na­din Ar­ga­ña­raz PG: 9 ¿Lo­gra­rá el Go­bierno el dé­fi­cit ce­ro?

El pro­yec­to de Pre­su­pues­to 2019 fue ela­bo­ra­do con el ob­je­ti­vo cen­tral de lo­grar el año pró­xi­mo, an­tes del pa­go de in­tere­ses de la deu­da, un dé­fi­cit

pri­ma­rio ce­ro. To­das las de­más va­ria­bles —eco­nó­mi­cas, fi­nan­cie­ras y so­cia­les— es­tán su­bor­di­na­das a esa me­ta. “Es­to im­pli­ca una re­duc­ción acu­mu­la­da de 4,9 pun­tos por­cen­tua­les del PBI en tres años o US$25.000 mi­llo­nes de me­no­res ne­ce­si­da­des fi­nan­cie­ras. Ta­ma­ño es­fuer­zo en el sa­nea­mien­to de las cuen­tas pú­bli­cas es iné­di­to pa­ra la his­to­ria ar­gen­ti­na”, di­ce el men­sa­je ofi­cial que acom­pa­ña al pro­yec­to.

El dé­fi­cit pri­ma­rio ce­ro se al­can­za­ría por una ma­yor pre­sión fis­cal (+1,1 pun­tos del PBI) y un ma­yor achi­que de los gas­tos co­rrien­tes y de ca­pi­tal (-1,5 pun­tos del PBI). En cam­bio, los pa­gos de in­tere­ses au­men­ta­rían del 2,9 al 3,3% del PBI (dé­fi­cit fi­nan­cie­ro) por el vo­lu­men y el ma­yor cos­to del en­deu­da­mien­to.

El pro­yec­to fue ela­bo­ra­do en ba­se a un dó­lar pro­me­dio en 2019 de $40,10, una in­fla­ción pro­me­dio del 34,8% y de enero a di­ciem­bre, del 23%. “La pro­yec­ción de in­fla­ción asu­me una ba­ja del ti­po de cam­bio real mul­ti­la­te­ral pa­ra 2019, pun­ta a pun­ta, del 8%”. El dé­fi­cit de cuen­ta co­rrien­te se­ría de US$9.900 mi­llo­nes (2,2% del PBI), un 50% me­nor que el de 2018.

Por el la­do de los in­gre­sos, se man­tie­ne el in­cre­men­to de la re­duc­ción de las con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les, mien­tras que por las dis­tin­tas exen­cio­nes y re­duc­cio­nes tri­bu­ta­rias, el pro­yec­to es­ti­ma que el Te­so­ro de­ja­rá de re­cau­dar $429.545 mi­llo­nes, “que equi­va­le a 2,33% del PBI y a 8,9% de la re­cau­da­ción de im­pues­tos na­cio­na­les y con­tri­bu­cio­nes a la Se­gu­ri­dad So­cial pro­yec­ta­das”.

¿De ser apro­ba­do, in­clu­so con mo­di­fi­ca­cio­nes, el pre­su­pues­to tie­ne chan­ces de al­can­zar la me­ta del 0%?, es la pre­gun­ta que se ha­cen to­dos los es­pe­cia­lis­tas.

“Ajus­tar 2,6 pun­tos el PBI en un con­tex­to re­ce­si­vo y en un año elec­to­ral siem­pre es di­fí­cil, so­bre to­do con la mi­tad del gas­to pú­bli­co in­de­xan­do a la in­fla­ción pa­sa­da. De to­das for­mas, el dó­lar de $40 y las re­ten­cio­nes ayu­dan a ace­le­rar el ajus­te fis­cal, an­tes de in­tere­ses, en 1,1 pun­tos del PBI, amor­ti­guan­do el im­pac­to de la de­pre­cia­ción del pe­so en el bol­si­llo del con­su­mi­dor. El su­pues­to más op­ti­mis­ta pa­sa por el dó­lar pro­me­dio de $40 pa­ra 2019. Y es­te pun­to es cla­ve por­que de es­te su­pues­to de dó­lar plan­cha­do en 2019 de­pen­de la fuer­te des­ace­le­ra­ción de la in­fla­ción ha­cia el 23% anual en di­ciem­bre de 2019, en un con­tex­to don­de las ta­ri­fas de ener­gía con cos­tos en dó­la­res se­gui­rán ajus­tan­do pa­ra ba­jar los sub­si­dios y don­de las pa­ri­ta­rias di­fí­cil­men­te se ubi­quen por de­ba­jo del 25% lue­go del 40 y pi­co de in­fla­ción con el que ter­mi­ne la pe­lí­cu­la del 2018 y, ade­más, con un sa­la­rio per­dien­do por go­lea­da con­tra la in­fla­ción”, re­co­no­ce Fe­de­ri­co Fu­ria­se, di­rec­tor de Eco Go.

Tijera con po­co fi­lo

Tam­bién Lo­ren­zo Si­gaut Gra­vi­na, eco­no­mis­ta je­fe de Eco­la­ti­na, se­ña­la que “el Eje­cu­ti­vo en­ten­dió que pa­ra lle­gar al ‘dé­fi­cit pri­ma­rio ce­ro’ en 2019, no po­día pro­fun­di­zar aún más el re­cor­te del gas­to pri­ma­rio, por lo que ne­ce­si­ta­ba apun­ta­lar los in­gre­sos del fis­co. La sig­ni­fi­ca­ti­va me­jo­ra de la ren­ta­bi­li­dad del sec­tor ex­por­ta­dor, pro­duc­to del fuer­te sal­to cam­bia­rio de fi­nes de agos­to, dio pie a la apli­ca­ción de un im­pues­to de “emer­gen­cia” de $3 y $4 por ca­da dó­lar ex­por­ta­do de bie­nes y ser­vi­cios”. Y re­mar­ca que “el Go­bierno sor­pren­dió con las va­ria­bles no­mi­na­les: el dó­lar pro­me­dian­do $40,10 en 2019 im­pli­ca que se tie­ne que plan­char en los ni­ve­les ac­tua­les. Sin de­pre­cia­ción cambiaria, la in­fla­ción po­dría tre­par 23% el año que vie­ne, pe­ro pen­sar que el dó­lar no se va a mo­ver en los pró­xi­mos 15 me­ses no es ra­zo­na­ble, ni com­pa­ti­ble con una fuer­te ex­pan­sión de las ex­por­ta­cio­nes en 2019”.

“El su­pues­to de te­ner un ti­po de cam­bio en torno a los $40,10 du­ran­te 2019 cuan­do la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ten­dría ta­sas por en­ci­ma del 40% pa­ra do­mar la in­fla­ción sue­na al­go con­tra­dic­to­rio”, apun­ta Gui­do Lo­ren­zo, eco­no­mis­ta de ACM. Y agre­ga: “Es que si el ti­po de cam­bio se tie­ne que aco­mo­dar en un ni­vel más ele­va­do, pro­duc­to de una ma­yor in­fla­ción, las re­ten­cio­nes se li­cúan de­bi­do a la de­no­mi­na­ción en pe­sos. Por lo que el ries­go de ubi­car­se en un ni­vel de no­mi­na­li­dad más ele­va­do po­dría afec­tar el dé­fi­cit fis­cal pri­ma­rio ce­ro”.

No obs­tan­te, el su­pues­to de un dó­lar de $40,10 pro­me­dio du­ran­te 2019 y por en­de una me­nor in­fla­ción si el ti­po de cam­bio fue­se más al­to, le de­ja un am­plio mar­gen al Go­bierno pa­ra li­cuar aún más el gas­to pri­ma­rio, co­mo vie­ne pa­san­do du­ran­te es­te año. Con una in­fla­ción pun­ta a pun­ta en 2019 del 23%, los gas­tos pri­ma­rios es­tán pro­yec­ta­dos muy por de­ba­jo de ese por­cen­ta­je, un 7,7% me­nos en tér­mi­nos reales. En con­se­cuen­cia, si el va­lor del dó­lar y la in­fla­ción re­sul­tan su­pe­rio­res, el gas­to pri­ma­rio que­da­rá más li­cua­do, in­clu­so apro­ban­do el Con­gre­so al­gu­nos re­to­ques co­mo se hi­zo en 2018. Y ayu­da­rá a com­pen­sar la ma­yor car­ga de los in­tere­ses de la deu­da.

In­tere­ses que pe­san

Ariel Co­rem­berg, pro­fe­sor de Cre­ci­mien­to Eco­nó­mi­co de la UBA, di­ce que “el pro­ble­ma ac­tual no es tan­to el gas­to pri­ma­rio sino tam­bién el cre­cien­te gas­to en in­tere­ses de la deu­da pú­bli­ca (ex­ter­na e in­ter­na). Por lo cual, de he­cho, se rea­li­za un ajus­te so­bre im­por­tan­tes ru­bros del gas­to pri­ma­rio a cos­ta de lo­grar fi­nan­cia­mien­to pa­ra el roll over de deu­da y pa­go de in­tere­ses cre­cien­tes su­je­tos a la suba de ries­go país y la ta­sa de la Fed a ni­vel in­ter­na­cio­nal”.

Tam­bién se­ña­la que “por pri­me­ra vez en la his­to­ria re­cien­te, las pro­vin­cias pre­sen­tan su­pe­rá­vit o una si­tua­ción más hol­ga­da. Ello es con­se­cuen­cia de una re­dis­tri­bu­ción de in­gre­sos

fis­ca­les a fa­vor de las pro­vin­cias a cam­bio de la apro­ba­ción de le­yes pro­pues­tas por el Po­der Eje­cu­ti­vo. Es­ta re­dis­tri­bu­ción de esos fon­dos se reali­zó a cos­ta de im­por­tan­tes in­gre­sos del Go­bierno na­cio­nal. Por lo tan­to, en la ne­go­cia­ción la ba­lan­za es­ta in­cli­na­da a fa­vor de las pro­vin­cias, las que ten­drían que ce­der in­gre­sos a la Na­ción, cues­tión har­to du­do­sa que se efec­ti­vi­ce”.

Fu­ria­se, a su turno, se­ña­la que el Go­bierno cuen­ta con al­gu­nas “ven­ta­jas” pa­ra 2019. “Par­ti­mos de un ti­po de cam­bio real y ta­sa de in­te­rés real al­tos, el dó­lar de $40 y las re­ten­cio­nes cie­rran el dé­fi­cit ex­terno y el fis­cal, y en 2019 ha­brá des­apa­re­ci­do la bom­ba de Le­bac. Pe­ro la ex­ten­sión de la re­ce­sión en el tiem­po con­su­mi­rá ca­pi­tal po­lí­ti­co y re­cau­da­ción, po­nien­do ries­go en el es­ce­na­rio. Se­rá cla­ve que el FMI am­plíe el prés­ta­mo standby dan­do ma­yor mar­gen de in­ter­ven­ción al BCRA pa­ra de­fen­der el ti­po de cam­bio —con­te­ner el ries­go cam­bia­rio— y, tam­bién, que ade­lan­te los des­em­bol­sos pro­gra­ma­dos pa­ra 2020/2021 pa­ra ce­rrar el pro­gra­ma fi­nan­cie­ro del Te­so­ro 2018/2019 y des­pe­jar el ries­go de de­fault”.

Si­gaut Gra­vi­na, fi­nal­men­te, mar­ca otro pun­to im­por­tan­te pa­ra te­ner en cuen­ta. “Por el la­do de las va­ria­bles reales, el Eje­cu­ti­vo blan­queó que ha­brá una caí­da del PBI de 0,5% en 2019, pro­duc­to de una con­trac­ción de más de 3% de la de­man­da in­ter­na (tan­to del con­su­mo co­mo de la in­ver­sión), y una for­tí­si­ma ex­pan­sión de las ex­por­ta­cio­nes (+20,9%). Más allá que el al­za de los vo­lú­me­nes ex­por­ta­dos lu­ce exa­ge­ra­da —só­lo la agroin­dus­tria po­dría al­can­zar di­cho re­pun­te si la co­se­cha se re­cu­pe­ra de to­do lo per­di­do es­te año y al­go más—, los su­pues­tos del Go­bierno re­fle­jan la nue­va con­fi­gu­ra­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca: ex­por­ta­cio­nes cre­cien­do y de­man­da in­ter­na ca­yen­do. Es­to es la con­tra­ca­ra del fuer­te ajus­te de los dé­fi­cits ge­me­los (fis­cal y ex­terno), que en­tre 2017 y 2019 mos­tra­rían una re­duc­ción cer­ca­na a 3 pun­tos del PBI”.

FAILLA

Cum­pli­do. Du­jov­ne, Las­pi­na y Bull­rich en la pre­sen­ta­ción ofi­cial del Pre­su­pues­to.MA­XI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.