La ima­gen co­mo la for­ma y el fon­do del ne­go­cio

Pun­tual. Una eco­no­mis­ta con ca­rre­ra cor­po­ra­ti­va se lan­zó a im­pul­sar la ima­gen fe­me­ni­na.

Clarin - Económico - - NUEVOS NEGOCIOS - Pau­la An­cery Es­pe­cial pa­ra

Cla­rín

“Só­lo des­de la au­to­acep­ta­ción se pue­de trans­mi­tir be­lle­za”, sen­ten­cia Ya­mi­la Pi­ca, di­rec­to­ra de la es­cue­la de mo­da e ima­gen Plushlamour. Ex mo­de­lo, Pi­ca tam­bién creó el con­cep­to de “be­lle­za ho­nes­ta” —así se ti­tu­la el li­bro que es­cri­bió—, que con­sis­te en “que las mu­je­res se au­to­va­lo­ren, po­ten­cian­do lo bueno que tie­nen y de­jan­do un po­co de la­do lo que no es­tá tan bueno, que a ve­ces es só­lo al­go cul­tu­ral”.

Au­to­ri­dad pa­ra ha­blar del te­ma no le fal­ta. Ade­más de su ex­pe­rien­cia en el mo­de­la­je has­ta 2007 y del li­bro que es­cri­bió, con­du­ce por la se­ñal de ca­ble Más Chic el pro­gra­ma “Look de fies­ta”, don­de ca­da mu­jer des­cu­bre su es­ti­lo de su mano y con la par­ti­ci­pa­ción de gran­des di­se­ña­do­res.

Pe­ro la ma­yor par­te de sus ener­gías se las lle­va Plushlamour, na­ci­da en enero de 2013 co­mo un cen­tro de for­ma­ción in­te­gral en to­do lo re­la­cio­na­do con la ima­gen fe­me­ni­na. El em- pren­di­mien­to tam­bién se be­ne­fi­ció de su for­ma­ción co­mo eco­no­mis­ta (se re­ci­bió en la UBA) y de su ex­pe­rien­cia cor­po­ra­ti­va en YPF, don­de tra­ba­jó has­ta 2012.

Hoy, Pi­ca se re­fie­re a su “cria­tu­ra” ca­ri­ño­sa­men­te co­mo a “Plush”. Ya en sus ini­cios, la fuen­te de in­gre­sos más im­por­tan­te era la par­te de for­ma­ción pa­ra ase­so­ras de ima­gen y de per­so­nal shop­pers. Ac­tual­men­te, la for­ma­ción en ase­so­ra­mien­to de ima­gen si­gue sien­do uno de sus cur­sos tron­ca­les; pe­ro tam­bién se les su­ma­ron los cur­sos de maquillaje, de pro­duc­ción de mo­das y de mo­de­lo e in­fluen­cer (Plushlamour es la úni­ca es­cue­la que dic­ta es­ta úl­ti­ma for­ma­ción).

La ofer­ta aca­dé­mi­ca es tan­to pre­sen­cial co­mo on­li­ne. “So­mos la pri­me­ra es­cue­la de es­ta ín­do­le en te­ner un cam­pus vir­tual pro­pio; los es­tu­dian­tes ac­ce­den a las cla­ses, a los tra­ba­jos prác­ti­cos, a los ma­te­ria­les y, por su­pues­to, a los do­cen­tes per­so­na­li­za­dos, to­do des­de sus ca­sas”, in­di­ca la em­pren­de­do­ra. Es­to ayu­dó a la fir­ma a te­ner es­tu­dian­tes no só­lo en el in- te­rior del país, sino tam­bién en otros paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, aun­que es­ta mez­cla lo­cal-vi­si­tan­te tam­bién se ve­ri­fi­ca en la mo­da­li­dad pre­sen­cial.

“En­tre am­bas mo­da­li­da­des, te­ne­mos cer­ca de mil alum­nos por año, que se di­vi­den en­tre mu­je­res y hom­bres en una pro­por­ción de 70%-30%”, di­ce Pi­ca. Pa­ra aten­der­los, cuen­ta con un equi­po de 15 per­so­nas. La ma­trí­cu­la que po­si­cio­na a Plushlamour en­tre las tres es­cue­las más re­que­ri­das del ra­mo tam­bién se con­so­li­dó gra­cias a su Fas­hion Lab —in­clu­yen­do es­tu­dio de fo­to­gra­fía pro­pio— y, en ge­ne­ral, su for­ma­ción en 360º, que ayu­da a los alum­nos con prác­ti­cas in­ter­nas y per­so­na­les. “Ahí, los de pro­duc­ción de mo­das, por ejem­plo, se jun­tan con los de maquillaje o los mo­de­los”, afir­ma Pi­ca. “De es­te mo­do, tam­bién con­tri­bui­mos a su in­ser­ción la­bo­ral, por­que sa­len de Plush con sus port­fo­lios y tra­ba­jos pa­ra mos­trar”.

La in­ver­sión pa­ra arran­car, a lo lar­go de 2013, fue de $260.000. Los in­gre­sos de la fir­ma el año pa­sa­do fue­ron de $2 mi­llo­nes. La cuo­ta men­sual pro­me­dio que pa­ga el es­tu­dian­te es de $2.600.

La em­pre­sa tam­bién brin­da ca­pa­ci­ta­ción in com­pany, por ca­so, pa­ra fuer­zas de ven­tas o pa­ra aga­sa­jar al per­so­nal en fe­chas co­mo el Día de la Ma­dre o de la Mu­jer. Y por su­pues­to, co­mo des­de el prin­ci­pio, mu­chos eli­gen a Pi­ca es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra que los ase­so­re con su ima­gen, no só­lo mu­je­res, sino tam­bién hom­bres (en ge­ne­ral, po­lí­ti­cos en épo­ca de cam­pa­ña). Más allá de ha­cer de la ima­gen una ca­rre­ra per­so­nal, hay clien­tes que en Plushlamour bus­can me­jo­rar su ima­gen per­so­nal, por ejem­plo, con cur­sos de au­to­ma­qui­lla­je.

La em­pren­de­do­ra aca­ba de lan­zar el vier­nes pa­sa­do una nue­va “cria­tu­ra”: muy­lin­da.com.ar, “el pri­mer si­tio web del país don­de, a tra­vés de una sus­crip­ción men­sual, vas a po­der ac­ce­der a con­te­ni­dos y te­ner una ase­so­ra de ima­gen per­so­na­li­za­da”. La idea se le ocu­rrió por­que mu­chas de sus 20.000 se­gui­do­ras en Ins­ta­gram le ha­cen con­sul­tas co­mo “só­lo mi­do 1,60 me­tro, ¿pue­do po­ner­me es­to?” y, sa­be Pi­ca, lle­gar a una ase­so­ra pre­sen­cial de ima­gen pue­de ser di­fí­cil.

Su pró­xi­mo pro­yec­to es con­du­cir la emi­sión de Bue­nos Ai­res del pro­gra­ma “De com­pras en…”, tam­bién por Más Chic.

Brin­da cur­sos de ma­ne­ra vir­tual o pre­sen­cial a más de mil alum­nos por año que pa­gan, en pro­me­dio una cuo­ta de $2.600 men­sua­les.

LU­CIA MERLE

La ba­se. Pi­ca ase­gu­ra que pa­ra trans­mi­tir be­lle­za lo esen­cial es la au­to­acep­ta­ción..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.