“Ha­ce fal­ta un gran acuer­do de to­dos los sec­to­res”

So­lu­ción.El em­pre­sa­rio di­ce que pa­ra re­sol­ver la cri­sis “ha­ce fal­ta un con­sen­so po­lí­ti­co, eco­nó­mi­co y so­cial, sin ban­de­rías po­lí­ti­cas”.

Clarin - Económico - - MERCO 2018 - Da­mián Kan­tor dkan­tor@cla­rin.com

“Soy op­ti­mis­ta por vo­ca­ción”, se ata­ja el CEO y pre­si­den­te de Ar­cor, Luis Pa­ga­ni, an­tes de res­pon­der si la cri­sis ac­tual tie­ne so­lu­ción. El em­pre­sa­rio no ocul­ta las di­fi­cul­ta­des de la co­yun­tu­ra y pre­di­ce que es­ta es “una re­ce­sión du­ra” y que du­ra­rá has­ta abril. Sin em­bar­go, res­ca­ta que “lo más im­por­tan­te es el fuer­te res­pal­do del

mun­do: del Fon­do, de Trump y de va­rios paí­ses de Eu­ro­pa. Des­pués de es­tar 14 años en­ce­rra­dos, es­ta es una

opor­tu­ni­dad que la Ar­gen­ti­na tie­ne que apro­ve­char”, sos­tu­vo en una lar­ga en­tre­vis­ta que man­tu­vo con el Eco­nó­mi­co.

Por no­ve­na vez con­se­cu­ti­va, Ar­cor y Pa­ga­ni li­de­ra­ron los ran­kings Merco de em­pre­sas y lí­de­res em­pre­sa­rios de ma­yor repu­tación, res­pec­ti­va­men­te. Pa­ga­ni sa­be que su pa­la­bra tie­ne pe­so pro­pio. Y pro­nun­cia ta­jan­te. “La cri­sis tie­ne so­lu­ción, pe­ro pa­ra que sea de­fi­ni­ti­va ha­ce fal­ta un con­sen­so bá­si­co de to­dos los sec­to­res, po­lí­ti­co, eco­nó­mi­co, so­cial, re­li­gio­so, sin

ban­de­rías po­lí­ti­cas”, re­mar­có. El gru­po Ar­cor es la principal ali­men­ti­cia del país (pro­du­ce 3 to­ne­la­das de pro­duc­tos dia­rios). Tie­ne 21.000 em­plea­dos, 47 plan­tas in­dus­tria­les (37 en la Ar­gen­ti­na, 5 en Bra­sil, 3 en Chi­le y las res­tan­tes en Pe­rú y Mé­xi­co) y tie­ne pre­vis­to inaugurar otra en An­go­la, pen­dien­te de la apro­ba­ción del Go­bierno de ese país. El año pa­sa­do la mul­ti­na­cio­nal fac­tu­ró US$3.100 mi­llo­nes (US$300 mi­llo­nes más que el año an­te­rior), pe­ro el pro­pio Pa­ga­ni acla­ra que se tra­ta más por el re­tra­so cam­bia­rio que por una me­jo­ra en la ac­ti­vi­dad. “Yo me guío por el vo­lu­men y en eso no hu­bo una gran di­fe­ren­cia”, sos­tu­vo.

-¿La de­va­lua­ción del pe­so no les me­jo­ra las ex­por­ta­cio­nes?

-Ayu­da pe­ro no to­do se re­suel­ve con la de­va­lua­ción. Se re­quie­re me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra y la car­ga tri­bu­ta­ria, com­pli­ca. Igual, con es­to úl­ti­mo el sec­tor pro­duc­ti­vo, la pro­duc­ción to­da, es­tá con­tri­bu­yen­do pa­ra su­pe­rar la cri­sis.

-¿Es­ta­mos con­de­na­dos a las cri­sis re­cu­rren­tes?

-Es una lás­ti­ma que se ten­ga que trans­cu­rrir otra cri­sis, que co­men­zó con una co­rri­da cam­bia­ria y hoy no sa­be­mos si es­ta­mos lle­gan­do al fi­nal o en qué es­ta­do es­tá. Es pe­no­so, por­que hu­bo se­ña­les. Es­te go­bierno to­mó una eco­no­mía que ve­nía con dis­tor­sio­nes gran­des y se eli­gió el ca­mino del gra­dua­lis­mo, que creo que era el co­rrec­to, pe­ro se pos­ter­ga­ron co­rrec­cio­nes y tam­bién hu­bo erro­res de diag­nós­ti­co.

-¿Par­te es la he­ren­cia y par­te es ma­la pra­xis?

-Creo que sí. El Ban­co Cen­tral no es­tu­vo a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias.

-¿La apro­ba­ción del Pre­su­pues­to en el Con­gre­so se­ría una bue­na se­ñal?

-Más que la san­ción del Pre­su­pues­to, creo que em­pe­zó un ca­mino im­por­tan­te. Yo ob­ser­vo que hay vo­ca­ción en la ma­yo­ría de los go­ber­na­do­res y hay tam­bién res­pon­sa­bi­li­dad por par­te de la opo­si­ción.

-¿Có­mo es­tá im­pac­tan­do la si­tua­ción en el con­su­mo ma­si­vo?

-En el ca­so de Ar­cor, has­ta ju­nio de es­te año no tu­vi­mos dis­tor­sio­nes, pe­ro en agos­to hu­bo una caí­da im­por­tan­te: un 2% aba­jo. Es la más im­por­tan­te des­de 2002, me re­fie­ro al por­cen­ta­je, por­que hoy la em­pre­sa ma­ne­ja un vo­lu­men muy su­pe­rior.

-¿Cree que el te­ma de los cua­der­nos y la co­rrup­ción im­pac­tan en el em­pre­sa­ria­do?

-Sin du­da creo que es un te­ma de es­pe­cial re­le­van­cia, que es­tá te­nien­do im­pac­to tam­bién en la co­yun­tu­ra del país. Es una mues­tra de la fal­ta de ins­ti­tu­cio­na­li­dad y con­fian­za que hay en la Ar­gen­ti­na, que es jus­ta­men­te lo que hay que re­cons­truir.

-¿Es­tán ana­li­zan­do abrir al­gún mer­ca­do nue­vo?

-Es­ta­mos pen­dien­tes de la apro­ba­ción pa­ra ha­cer una plan­ta en An­go­la. Ar­cor lle­va más de 30 años en ese mer­ca­do y ac­tual­men­te hay un pro­yec­to pa­ra in­dus­tria­li­zar ese país, lo cual nos abre la po­si­bi­li­dad pa­ra fa­bri­car go­lo­si­nas, cho­co­la­tes y ga­lle­tas. Veo una opor­tu­ni­dad, el mer­ca­do afri­cano. Áfri­ca y Asia, so­bre to­do los “ti­gres asiá­ti­cos” son mer­ca­dos que ten­drán cre­ci­mien­tos im­por­tan­tes. So­bre to­do en Áfri­ca, por lo cual po­ner un pie aho­ra es im­por­tan­te. Es un mer­ca­do pa­ra desa­rro­llar, con mu­chas ri­que­zas na­tu­ra­les, más in­fluen­cia­do por Chi­na que por lo que ha­ce Eu­ro­pa.

-¿Cuál es el ob­je­ti­vo de la plan­ta en An­go­la?

-Abas­te­cer el mer­ca­do an­go­le­ño y a los paí­ses ve­ci­nos. Ar­cor tie­ne pre­sen­cia en to­do el con­ti­nen­te, des­de Egip­to has­ta Su­dá­fri­ca, que tie­nen un enor­me po­ten­cial. Es cier­to que son paí­ses con mu­cha ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca, gue­rras ci­vi­les, pe­ro los ar­gen­ti­nos es­ta­mos acos­tum­bra­dos a las ines­ta­bi­li­da­des.

-¿Tie­nen po­si­bi­li­da­des pa­ra desa­rro­llar los mer­ca­dos asiá­ti­cos?

-Sí, so­bre to­do en Ma­la­sia y Ja­pón, pe­ro don­de cues­ta avan­zar es en Chi­na. Es un mer­ca­do di­fí­cil, don­de to­dos quie­ren es­tar, y eso lle­va tiem­po y es­fuer­zo. Pe­ro las ex­por­ta­cio­nes a Ja­pón te abren mu­chas puer­tas, por las al­tas exi­gen­cias de ca­li­dad.

-El año pa­sa­do Ar­cor pa­só a con­tro­lar el 38,4% de Mas­te­llo­ne (La Se­re­ní­si­ma) y la pa­pe­le­ra Zu­ca­mor. Es­te año se alia­ron con Ba­gó pa­ra lan­zar una lí­nea de pro­duc­tos nu­tra­céu­ti­cos y tam­bién in­cur­sio­na­ron en el uni­ver­so de las far­ma­cias. ¿Có­mo les es­tá yen­do con eso?

-El ar­gen­tino va­lo­ra que dos em­pre­sas na­cio­na­les for­men una alian­za pa­ra ga­nar mer­ca­dos. Es­to es un tra­ba­jo que lle­vó más de tres años de desa­rro­llo y nos per­mi­tió in­cur­sio­nar en el ne­go­cio de las far­ma­cias. Es una ex­pe­rien­cia muy par­ti­cu­lar y va­lio­sa por­que el far­ma­céu­ti­co es un ase­sor de ven­tas pa­ra las per­so­nas. Ya te­ne­mos una lí­nea de pro­duc­tos en el mer­ca­do y te­ne­mos pre­vis­to su­mar otros más ade­lan­te, po­si­ble­men­te en el pri­mer se­mes­tre del año pró­xi­mo. Con Ba­gó em­pe­za­mos a co­no­cer el seg­men­to de las far­ma­cias y no­so­tros apor­ta­mos nues­tra ex­pe­rien­cia con los kios­cos. Es muy in­tere­san­te.

-¿Có­mo fue la res­pues­ta del pú­bli­co has­ta aho­ra?

-Es muy re­cien­te el lan­za­mien­to. Lo pre­sen­ta­mos en mar­zo, lle­gó a las far­ma­cias en­tre ma­yo y ju­nio, pe­ro por aho­ra es­ta­mos su­peran­do las ex­pec­ta­ti­vas. Por el mo­men­to tra­ta­mos de es­ta­ble­cer­nos en el ca­nal far­ma­céu­ti­co; pa­ra más ade­lan­te el ob­je­ti­vo es lle­gar al mun­do de los gim­na­sios y el fit­ness.

-¿Có­mo evo­lu­cio­na el ne­go­cio de Mas­te­llo­ne?

-Con Mas­te­llo­ne in­cur­sio­na­mos en el mer­ca­do de los lác­teos. Aho­ra in­gre­sa­mos al seg­men­to de los far­ma­céu­ti­cos, por lo cual el por­ta­fo­lio de ne­go­cios se va di­ver­si­fi­can­do. Tam­bién es­ta­mos pen­san­do en mu­chos nue­vos pro­duc­tos pa­ra la ca­te­go­ría de los snacks.

“Yo creo que hay vo­ca­ción y tam­bién res­pon­sa­bi­li­dad por par­te de los go­ber­na­do­res y gran par­te de la opo­si­ción”.

Pro­yec­cio­nes. Luis Pa­ga­ni sos­tie­ne que la re­ce­sión es du­ra y pre­vé una re­cu­pe­ra­ción en abril de 2019.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.