Sca­nia, de bu­ses y ca­mio­nes a la mo­vi­li­dad high tech

Lo que vie­ne. Apun­ta a la in­ter­co­ne­xión de las flo­tas y al ma­ne­jo in­te­li­gen­te de las car­gas.

Clarin - Económico - - NEGOCIOS - ES­TO­COL­MO. EN­VIA­DA ES­PE­CIAL Silvia Naish­tat snaish­tat@cla­rin.com

A po­cos ki­ló­me­tros de Es­to­col­mo y ro­dea­do por un la­go, co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra en una re­gión que es ar­chi­pié­la­go, un edi­fi­cio de la­dri­llos ro­jos in­di­ca que he­mos lle­ga­do a Sca­nia, que es en sí mis­ma to­do un mun­do en su Sue­cia na­tal. Con una his­to­ria que arran­ca en 1891 al sur del país, a la que hace men­ción su nom- bre, Sca­nia ya no quie­re de­jar su hue­lla con los ca­mio­nes y los bu­ses. No es que per­si­ga lo con­tra­rio, pe­ro se ha trans­for­ma­do en una com­pa­ñía del co­no­ci­mien­to y se apu­ra pa­ra no lle­gar tar­de. “No nos que­da­mos de bra­zos cru­za­dos, no po­de­mos dar­nos el lu­jo de de­jar de in­ver­tir en tec­no­lo­gía pa­ra un sis­te­ma de transporte in­te­li­gen­te y sus­ten­ta­ble”, sub­ra­ya Ma­tías Carl­baum, vi­ce­pre­si­den­te de la com­pa­ñía. Cer­ca del edi­fi­co cen­tral es­tán los

la­bo­ra­to­rios que in­ves­ti­gan pa­ra lo­grar aho­rro de com­bus­ti­ble que es— jun­to al sa­la­rio del rey del ca­mión, el cho­fer— el ma­yor cos­to del transporte de car­ga. Sca­nia con­ta­bi­li­za 400 pa­ten­tes de in­ven­ción y des­ti­na 7% de los in­gre­sos a in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, un área en la que trabajan

4.000 in­ge­nie­ros, ma­te­má­ti­cos y

cien­tí­fi­cos. Po­see tres cen­tros en el mun­do, uno en Sue­cia, otro en San Pa­blo y uno más en In­dia. En­tre sus ha­llaz­gos se en­cuen­tra el di­se­ño ae­ro­di­ná­mi­co

de los ca­mio­nes pa­ra que la fuer­za del vien­to fa­vo­rez­ca la efi­cien­cia en el uso el com­bus­ti­ble.

Pe­ro úl­ti­ma­men­te es­tá ju­gan­do otra ca­rre­ra y es la co­ne­xión en tiem­po real de to­das las flo­tas de ca­mio­nes Sca­nia que cir­cu­lan por ca­da país. En lo que de­fi­nen co­mo un mo­men­to Eu­re­ka pa­ra la com­pa­ñía, esa co­ne­xión per­mi­te com­par­tir in­for­ma­ción, aler­tar so­bre el me­jor ca­mino y ma­ne­jar la car­ga. “So­mos una com­pa­ñía de tec­no­lo­gía ex­per­ta en

mo­vi­li­dad y si la ru­ta óp­ti­ma en vez de ser por tie­rra es ma­rí­ti­ma, la re­co­men­da­re­mos sin lu­gar a du­da”, afir­ma Carl­baum, quien no con­ci­be que un ca­mión via­je va­cío. In­clu­so es­tán in­vir­tien­do en star­tups es­pe­cia­li­za­das en com­par­tir car­gas. En la Ar­gen­ti­na po­seen una plan­ta en Tu­cu­mán des­de 1976 que li­de­ra

en ca­jas de cam­bio y pro­du­ce pa­ra ex­por­ta­ción. Ase­gu­ran que po­drían vi­vir un año en­te­ro sin ven­der un so­lo ca­mión da­do el cre­ci­mien­to de sus ser­vi­cios in hou­se den­tro de las em­pre­sas de flo­ta y el sis­te­ma de co­ne­xión. Ese ru­bro re­pre­sen­ta el 19% de

la fac­tu­ra­ción glo­bal. De esa ma­ne­ra, es­tán den­tro de las mi­ne­ras, co­mo en Pir­qui­tas, de dis­tri­bui­do­ras de com­bus­ti­bles co­mo Luis Carrizo o en fir­mas de transporte co­moVía Ba­ri­lo­che.

“So­mos la pa­lan­ca que ayu­da al cre­ci­mien­to de nues­tros clien­tes; nues­tro ne­go­cio em­pie­za una vez que ven­di­mos el ca­mión, con la asis­ten­cia y el desa­rro­llo con­jun­to”, di­ce Hans -Ake Da­niels­son, de Cor­po­ra­te Re­la­tions y que per­te­ne­ce a ese círcu­lo que en Sca­nia bau­ti­za­ron el Gol­den Club: los em­plea­dos de más de 20 años en la com­pa­ñía y que son pre­mia­dos ca­da año con la asis­ten­cia a los en­sa­yos de la ce­na de ga­la de la en­tre­ga de los No­bel. Por cier­to, el pan y la man­te­ca de Sca­nia son los ca­mio­nes de lar­ga dis­tan­cia que re­co­rren en pro­me­dio 400 ki­ló­me­tros por día y que re­pre­sen­tan el 60% de su fac­tu­ra­ción. Pe­ro su por­ta­fo­lio es abar­ca­ti­vo si se con­si­de­ra que ca­da vehícu­lo es a pe­di­do y a me­di­da del clien­te, pa­ra un aba­ni­co de es­pe­cia­li­da­des co­mo los ca­mio­nes pa­ra mi­ne­ría, cons­truc­ción y des­de ya los óm­ni­bus que son el 9% del ne­go­cio.

Cuen­tan que mu­cho an­tes del arran­que de la glo­ba­li­za­ción, en los años 60, Sca­nia ya im­ple­men­ta­ba un sis­te­ma de pro­duc­ción mo­du­lar. “El 85% de las pie­zas de un ca­mión pue­de com­bi­nar­se pa­ra que sea un tra­je que cal­ce per­fec­to en el clien­te”, sos­tie­ne

Carl­baurn. En lo que se adi­vi­na co­mo una es­tra­te­gia de an­ti­ci­pa­ción an­te la com­pe­ten­cia chi­na, Sca­nia pa­só a ser par­te des­de 2014 del co­lo­so Volks­wa­gen, aun­que se­gún ase­gu­ran aquí, los ma­ne­jos son se­pa­ra­dos y sus mar­cas com­pi­ten. En ca­mio­nes,

Sca­nia tie­ne el 40% del mer­ca­do sue­co y el 17% del eu­ro­peo, don­de li­de­ra Mer­ce­des-Benz con 19%. Po­seen 1.000 pun­tos de ven­ta pro­pios y 1.700 con­ce­sio­na­rios.

En 2017 ven­die­ron 90.777 vehícu­los, el mar­gen ope­ra­ti­vo fue de 10,4% y cuen­tan con 49.263 em­plea­dos. “Nun­ca tu­vi­mos pér­di­das des­de 1964”, se jac­ta Da­niels­son. —¿La de­va­lua­ción en Ar­gen­ti­na y la re­ce­sión les es­tá ha­cien­do cam­biar los pla­nes?, se le pre­gun­tó a Carl­baum. —La­men­ta­mos mu­chí­si­mo lo que su­ce­de en Ar­gen­ti­na. Es nues­tro se­gun­do mer­ca­do en la re­gión des­pués de Bra­sil. Pe­ro es­ta­mos allá des­de hace 42 años y va­mos a se­guir, es­ta­mos pre­pa­ra­dos, te­ne­mos la piel du­ra. Tam­bién hay cri­sis en Bra­sil. Amé­ri­ca La­ti­na es­tá su­frien­do con me­no­res ta­sas de cre­ci­mien­to y hoy re­pre­sen­ta el 13% de nues­tras ven­tas cuan­do su­po ser el 20%. —El mun­do es­tá com­pli­ca­do. ¿Cuál es la re­gión en la que de­po­si­tan ma­yo­res ex­pec­ta­ti­vas? —Asia, que par­ti­ci­pa con el 18% de nues­tros in­gre­sos. Es­ta­mos ha­cien­do acuer­dos. Y te­ne­mos mu­chos desafíos en Europa, que es el 55% de nues­tras ven­tas. —¿Ha­cia dón­de evo­lu­cio­na es­ta in­dus­tria?

—Fui­mos los pri­me­ros en po­ner la compu­tado­ra en el ca­mión y hoy los ca­mio­nes tie­nen 50 compu­tado­ras que con­tro­lan des­de los fre­nos a los flui­dos y fa­ci­li­tan el ma­ne­jo. Es­ta­mos ha­cien­do más efi­cien­tes los flu­jos de transporte y es­to es po­si­ble por­que in­ver­ti­mos más del do­ble que nues­tra com­pe­ten­cia en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo. He­mos fir­ma­do un acuer­do con Sie­mens pa­ra im­ple­men­tar un cir­cui­to eléc­tri­co pa­ra el transporte de car­ga en Chi­na y es­ta­mos muy com­pro­me­ti­dos en dis­mi­nuir dra­má­ti­ca­men­te las emi­sio­nes. El sec­tor del transporte es res­pon­sa­ble del 30% de las emi­sio­nes. Te­ne­mos los bu­ses y ca­mio­nes con bio­gas, eta­nol, bio­die­sel. En 2025 re­du­ci­re­mos las emi­sio­nes a la mi­tad y en 2040 ten­dre­mos ce­ro emi­sión. Es­ta­mos li­de­ran­do el cam­bio pa­ra el transporte sus­ten­ta­ble, esa es nues­tra ra­zón de ser, so­mos par­te de al­go ma­yor. w

Preo­cu­pa­ción por la Ar­gen­ti­na. “La­men­ta­mos mu­chí­si­mo lo que su­ce­dió, pe­ro no cam­bia nues­tros pla­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.