NO EXIS­TEN FÓR­MU­LAS MÁ­GI­CAS: HA­CEN FAL­TA TRA­BA­JO E IN­VER­SIO­NES

Clarin - Económico - - NOTA DE TAPA - Miguel Gu­tié­rrez Pre­si­den­te de YPF

¿Có­mo en­ca­ra­mos el desa­rro­llo de la eco­no­mía po­ten­cian­do el uso de ener­gías ca­da vez más lim­pias? ¿Qué ven­ta­jas po­dría te­ner la Ar­gen­ti­na en un es­ce­na­rio de tran­si­cio­nes ener­gé­ti­cas pa­ra mi­ti­gar el cam­bio cli­má­ti­co? ¿Có­mo se po­si­cio­na YPF en ese es­ce­na­rio, que es­tá re­vo­lu­cio­nan­do la for­ma en que los ciu­da­da­nos ac­ce­den y con­su­men ener­gía?

Es­tas po­drían ser al­gu­nas pre­gun­tas ade­cua­das pa­ra abor­dar el rol de la ener­gía en el desa­rro­llo y cre­ci­mien­to de la eco­no­mía fu­tu­ra. En la Ar­gen­ti­na hay bue­nas no­ti­cias.

La pri­me­ra es que los re­cur­sos de Va­ca Muer­ta cons­ti­tu­yen la se­gun­da re­ser­va de gas y la cuar­ta de pe­tró­leo no con­ven­cio­nal del mun­do. El con­sen­so in­ter­na­cio­nal ubi­ca al gas co­mo com­bus­ti­ble de tran­si­ción, por­que lo­gra el do­ble pro­pó­si­to de ba­jar las emi­sio­nes al tiem­po que cons­ti­tu­ye una fuen­te con­fia­ble de ener­gía pa­ra las eco­no­mías. Aho­ra bien, no al­can­za con te­ner

los re­cur­sos. Hay que lo­grar que ese gas se trans­for­me en re­ser­vas. En es­te pun­to, jue­ga un rol cen­tral la efi­cien­cia con la que po­da­mos ob­te­ner ese gas que se en­cuen­tra alo­ja­do a más de 3.500 me­tros de pro­fun­di­dad. En YPF es­ta­mos lo­gran­do cos­tos ca­da vez más com­pe­ti­ti­vos a ni­vel mun­dial pa­ra la ex­trac­ción de hi­dro­car­bu­ros no con­ven­cio­na­les. Hoy te­ne­mos cos­tos com­pa­ra­bles, e in­clu­so en al­gún ca­so me­jo­res, res­pec­to de desa­rro­llos si­mi­la­res a ni­vel mun­dial, co­mo po­dría ser el Per­mian de los Es­ta­dos Uni­dos.

Te­ner es­tos ni­ve­les de pro­duc­ti­vi­dad nos per­mi­te com­pe­tir a ni­vel mun­dial pa­ra atraer las in­ver­sio­nes que se ne­ce­si­tan pa­ra el desa­rro­llo de pro­yec­tos de gas. YPF lle­va in­ver­ti­dos en el no con­ven­cio­nal —pe­tró­leo y gas— ca­si US$9.000 mi­llo­nes en los úl­ti­mos 5 años. Y el res­to de la in­dus­tria es­tá em­pe­zan­do a mo­ver­se en el mis­mo sen­ti­do. Pe­ro ne­ce­si­ta­mos su­mar más ac­to­res, ge­ne­rar nue­vas di­ná­mi­cas y pro­mo­ver re­glas de jue­go es­ta­bles que per­mi­tan que el flu­jo de in­ver­sio­nes se ace­le­re ca­da vez más. No hay ata­jos ni fór­mu­las má­gi­cas. Va­mos a lle­gar a la abun­dan­cia ener­gé­ti­ca con tra­ba­jo e in­ver­sio­nes, in­te­grán­do­nos a un mun­do que de­man­da ener­gía y que a su vez po­drá ge­ne­rar las di­vi­sas que ne­ce­si­ta el país.

Si bien en in­vierno la ofer­ta de gas es to­da­vía in­su­fi­cien­te pa­ra cu-

brir el con­su­mo, con tem­pe­ra­tu­ras más tem­pla­das la ofer­ta so­bre­pa­sa con cre­ces la de­man­da. Con ese ex­ce­den­te, ve­mos un ho­ri­zon­te vir­tuo­so que nos per­mi­te no so­lo po­ten­ciar las op­cio­nes en el mer­ca­do lo­cal sino tam­bién ha­cer reali­dad el

per­fil ex­por­ta­dor en unos po­cos

años.

El desafío del desa­rro­llo del gas re­quie­re po­der agre­gar va­lor a ese re­cur­so. Ahí se abre un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des ha­cia la in­te­gra­ción ener­gé­ti­ca. Des­de la ge­ne­ra­ción tér­mi­ca de ener­gía eléc­tri­ca con usi­nas que fun­cio­nen a gas, pa­san­do por la li­cue­fac­ción del gas pa­ra su ex­por­ta­ción co­mo GNL. Ha­ce po­co pen­sá­ba­mos cuál era el mer­ca­do des­de don­de im­por­tar GNL y hoy es­ta­mos pen­san­do a qué mer­ca­dos le po­de­mos ex­por­tar, y al­can­zar el desa­rro­llo in­te­gral de la in­dus­tria pe­tro­quí­mi­ca.

La­ti­noa­mé­ri­ca cla­ra­men­te es una de las re­gio­nes con ma­yor po­ten­cial de cre­ci­mien­to en el con­su­mo de pro­duc­tos de­ri­va­dos de la pe­tro­quí­mi­ca. Cuan­do com­pa­ra­mos el con­su­mo per cá­pi­ta ver­sus blo­ques desa­rro­lla­dos o in­clu­so ver­sus otras re­gio­nes en desa­rro­llo, que­da cla­ro que las opor­tu­ni­da­des son ma­yús­cu­las. En pos de pro­yec­tar y desa­rro­llar las ener­gías re­no­va­bles, es­ta­mos an­ti­ci­pan­do ya las ne­ce­si­da­des que ten­drán nues­tros clien­tes. Es­ta­mos tra­ba­jan­do ac­ti­va­men­te de la mano de la tec­no­lo­gía y la in­no­va­ción pa­ra es­tar un pa­so ade­lan­te y ser quie­nes po­da­mos acer­car a la gen­te las ener­gías del fu­tu­ro.

Es­tu­dia­mos al­ter­na­ti­vas pa­ra pro­mo­ver la ge­ne­ra­ción de ener­gía en lu­ga­res en don­de fal­ta in­fraes­truc­tu­ra, o lu­ga­res re­mo­tos de di­fí­cil ac­ce­so. Y nos pre­pa­ra­mos pa­ra ser par­te de la ca­de­na de va­lor de nue­vas for­mas de mo­vi­li­dad que en un fu­tu­ro muy cer­cano van a es­tar al al­can­ce de los con­su­mi­do­res co­mo, por ejem­plo, los au­tos im­pul­sa­dos por ener­gía eléc­tri­ca.

YPF es­tá jun­to a los ar­gen­ti­nos des­de ha­ce ca­si 100 años, po­nien­do a su dis­po­si­ción ener­gía en to­dos los pun­tos del país. Hoy ya es­ta­mos desa­rro­llan­do el fu­tu­ro, ha­cien­do po­si­ble el enor­me po­ten­cial que te­ne­mos en Va­ca Muer­ta, en re­no­va­bles, en pe­tro­quí­mi­ca, en mo­vi­li­dad y en ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca. Es­ta­mos li­de­ran­do una trans­for­ma­ción pa­ra acer­car a la gen­te la ener­gía que ne­ce­si­te, dón­de y có­mo la quie­ra; una trans­for­ma­ción que abre las puer­tas al de­fi­ni­ti­vo desa­rro­llo de la Ar­gen­ti­na que so­ña­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.