Có­mo en­fren­tar los cam­bios y la es­ca­sez de ta­len­tos

Ace­le­ra­ción. La ve­lo­ci­dad de trans­for­ma­ción en el sec­tor tec­no­ló­gi­co obli­ga a la fle­xi­bi­li­dad y a desa­rro­llar co­no­ci­mien­to den­tro y fue­ra de la em­pre­sa.

Clarin - Económico - - EMPRESAS DE MÁS DE 1.000 EMPLEADOS | EMPRESAS DE E - Gabriela Sa­me­la gsa­me­la@cla­rin.com

La tec­no­ló­gi­ca Cis­co se ubi­ca oc­ta­va en el ran­king glo­bal de Great Place to Work y ha­ce ya cin­co años que se mi­de en dis­tin­tos paí­ses de La­ti­noa­me­ri­ca. Pe­ro en la Ar­gen­ti­na, se pre­sen­ta­ron por pri­me­ra vez el año pa­sa­do y se ubi­ca­ron di­rec­ta­men­te en el se­gun­do lu­gar. Aho­ra, ra­ti­fi­can que son una bue­na em­pre­sa pa­ra tra­ba­jar con el pri­mer pues­to en su ca­te­go­ría (has­ta 250 em­plea­dos).

“La cul­tu­ra de la com­pa­ñía ayu­da a que el ‘Great Place’ nos dé po­si­ti­vo. Por­que cuan­do mi­rás la en­cues­ta, ves que hay te­mas que pa­ra no­so­tros son un he­cho. Na­die cues­tio­na el res­pe­to, la cul­tu­ra de co­mu­ni­ca­ción abier­ta, la di­ver­si­dad, el com­pro­mi­so, la éti­ca, el desa­rro­llo del per­so­nal, el mi­rar quién es tu cua­dro de re­em­pla­zo, el ha­cer un plan de ca­rre­ra”, sin­te­ti­za, a mo­do de ex­pli­ca­ción por los bue­nos re­sul­ta­dos, Ga­briel Sa­ka­ta, ge­ren­te ge­ne­ral de Cis­co Ar­gen­ti­na, Pa­ra­guay y Uru­guay.

Si no hi­zo fal­ta in­cluir la en­cues­ta de cli­ma pa­ra ge­ne­rar esas cues­tio­nes, sí en cam­bio les sir­vió pa­ra “ver qué per­ci­be el em­plea­do que to­da­vía no es­tá ocu­rrien­do”, se­ña­la. “Si bien la mé­tri­ca nos da­ba bien fren­te al mer­ca­do, fren­te a lo que no­so­tros es­pe­rá­ba­mos, nos di­mos cuen­ta de que ha­bía que se­guir me­jo­ran­do en al­gu­nas co­sas, so­bre to­do en lo que tie­ne que ver con el pro­ce­so de co­mu­ni­ca­ción, pa­ra dar­les con­sis­ten­cia a cier­tas de­ci­sio­nes que el em­plea­do pue­de ver po­co con­sis­ten­tes”, ex­pli­ca Sa­ka­ta. Los pro­ce­sos pa­ra pro­mo­cio­nar o to­mar gen­te no son dis­cre­cio­na­les, ase­gu­ra el nú­me­ro uno, “pe­ro mu­chas ve­ces eso no se co­mu­ni­ca co­rrec­ta­men­te. En­ton­ces, tra­ba­ja­mos so­bre esos pun­tos”, cuen­ta.

Pa­ra Gabriela Sac­co, directora re­gio­nal de Re­cur­sos Hu­ma­nos de la com­pa­ñía, la ca­rac­te­rís­ti­ca di­fe­ren­cial de la ges­tión del per­so­nal en las em­pre­sas de tec­no­lo­gía es la fle­xi­bi­li­dad. “No só­lo por la cues­tión más pal­pa­ble de la gen­te tra­ba­jan­do des­de cual­quier la­do, sino tam­bién por pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sión di­fe­ren­tes y de dis­cu­sio­nes dis­tin­tas”, di­ce. Eso en el mar­co de una in­dus­tria en la que “los años son co­mo los años del pe­rro”, se­gún la com­pa­ra­ción de Sa­ka­ta: “un año en es­ta in­dus­tria son sie­te en cual­quier otra”.

Eso agre­ga a la fle­xi­bi­li­dad la ca­pa­ci­dad de cam­bio y la in­no­va­ción. “Ese cam­bio ha­ce que el co­no­ci­mien­to que vos ten­gas du­re un tiem­po. Te­nés que es­tar per­ma­nen­te­men­te desa­rro­llan­do ese co­no­ci­mien­to o cam­bián­do­lo y, mu­chas ve­ces, ese co­no­ci­mien­to es es­ca­so en la in­dus­tria. En­ton­ces, hay que te­ner la ca­pa­ci­dad pa­ra atraer, re­te­ner y desa­rro­llar el ta­len­to”, in­di­ca el ge­ren­te ge­ne­ral.

La pro­ble­má­ti­ca de la es­ca­sez en la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca no es no­ve­do­sa, y si­gue sien­do crí­ti­ca, di­cen los eje­cu­ti­vos de Cis­co, más allá de con­tex­tos eco­nó­mi­cos di­fí­ci­les co­mo el ac­tual. Y aun­que en la Ar­gen­ti­na la em­pre­sa se de­di­ca a aten­der a los clien­tes des­de el pun­to de vis­ta de ven­ta, pos­ven­ta y so­por­te, los per­fi­les ne­ce­sa­rios tie­nen que te­ner un co­no­ci­mien­to téc­ni­co “muy pro­fun­do”, se­ña­la Sa­ka­ta. “Hoy una de las es­pe­cia­li­da­des tec­no­ló­gi­cas en las que me­nos ta­len­tos hay en el país es la de ci­ber­se­gu­ri­dad. Y lo que yo veo co­mo country ma­na­ger, fue­ra de lo que es la re­la­ción con los em­plea­dos, es una ne­ce­si­dad de desa­rro­llar ha­bi­li­da­des di­gi­ta­les a ni­vel ge­ne­ral”, agre­ga. La em­pre­sa ofre­ce “una ba­te­ría de cur­sos y de me­ca­nis­mos pa­ra to­mar los en­tre­na­mien­tos. Hay to­do un pack de desa­rro­llo, es­pe­cial­men­te pa­ra las po­si­cio­nes téc­ni­cas”, cuen­ta.

Pa­ra cui­dar el ta­len­to, una vez que lo en­cuen­tran, ha­cen tres co­sas, se­gún enu­me­ra Sac­co: “Pri­me­ro, te­ne­mos una di­ná­mi­ca de eva­luar a la gen­te ca­da 6 me­ses. Se­gun­do, im­ple­men­ta­mos un pro­gra­ma de desa­rro­llo de ca­rre­ra con sis­te­mas de eva­lua­ción más es­pe­cí­fi­cos pa­ra acom­pa­ñar a per­so­nas jó­ve­nes du­ran­te un año en un pro­ce­so de for­ma­ción di­fe­ren­te al res­to. Y ter­ce­ro, des­de el pun­to de vis­ta de com­pen­sa­cio­nes y be­ne­fi­cios, te­ne­mos es­que­mas de re­ten­ción es­pe­cí­fi­cos pa­ra esas per­so­nas que cree­mos que pue­den es­tar sien­do con­vo­ca­das por otra em­pre­sa o mer­ca­do, o pa­ra ac­tuar rá­pi­da­men­te cuan­do eso ocu­rre”.

ANDRÉS D’ELIA

Buen cli­ma. Gabriela Sac­co (RR.HH.) y Ga­briel Sa­ka­ta (ge­ren­te ge­ne­ral) con em­plea­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.