¿Y si la cor­ta­mos con la hi­po­cre­sía?

Clarin - Mujer - - Sumario - Silvia Fes­quet EDI­TO­RA JE­FA DE CLARIN sfes­quet@clarin.com

Son me­ga­fa­mo­sos, ar­chi­me­diá­ti­cos, tie­nen cien­tos de mi­les de se­gui­do­res en las re­des so­cia­les y sus hi­jos han lle­ga­do al mun­do no con un pan sino con una cuen­ta de Ins­ta­gram ba­jo el bra­zo. Así, los he­mos vis­to des­fi­lar por los es­ce­na­rios más di­ver­sos, en Na­vi­da­des blan­cas, ve­ra­nos tó­rri­dos y Pas­cuas de en­sue­ño. La ge­ne­ro­si­dad de los pa­dres lle­ga a ve­ces al ex­tre­mo de mos­trar­los en los ac­tos más ín­ti­mos por­que ¿có­mo pri­var­se de ex­hi­bir al mun­do el pri­mer día en que el pa­pá le cam­bió el pa­ñal, aun­que eso im­pli­que ver al ni­ñi­to ori­nan­do sim­pá­ti­ca­men­te so­bre las inex­per­tas ma­nos de su pro­ge­ni­tor? Eso sí: guay que una ima­gen de la cria­tu­ra, aun la más inocen­te y to­ma­da en ple­na ca­lle, sal­ga pu­bli­ca­da en al­gún me­dio por­que, or­den de res­tric­ción ju­di­cial me­dian­te, so­bre ellos tro­na­rá el más bru­tal es­car­mien­to. Otra ra­re­za se­me­jan­te se ve­ri­fi­ca con los fa­mo­sos/as que se ocu­pan y preo­cu­pan de pa­sar san­to y se­ña del even­to al que pien­san con­cu­rrir, ho­ra­rio y puer­ta de in­gre­so in­clui­da, co­sa de que sea im­po­si­ble no re­gis­trar su pre­sen­cia pa­ra des­pués, ya con el fo­tó­gra­fo de­lan­te, fin­gir, con to­da vehe­men­cia, im­por­tu­nar­se por la mo­les­tia que el hom­bre les está ge­ne­ran­do con su osa­día y atre­vi­mien­to. En lí­nea si­mi­lar pero agra­va­da, es­tán los que pre­ten­den de­fen­der a ul­tran­za su vi­da pri­va­da pero en vez de uti­li­zar la dis­cre­ción y el ám­bi­to ade­cua­do - léa­se los tri­bu­na­les-, no va­ci­lan en sen­tar­se en un pro­gra­ma de te­le­vi­sión a plan­tar du­das so­bre la fi­lia­ción del hi­jo que su­po­nían pro­pio, de­nun­ciar por gol­pea­dor a su pa­re­ja, o ven­ti­lar es­ta­fas y mez­quin­da­des varias exi­gien­do, al mis­mo tiem­po, el ma­yor res­pe­to por la in­ti­mi­dad que ellos mis­mos ex­hi­ben. ¿Y si la cor­ta­mos con la hi­po­cre­sía?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.