A la ca­za del de­seo

Clarin - Mujer - - Sumario - Sil­via Fes­quet EDI­TO­RA JE­FA DE CLA­RIN sfes­quet@cla­rin.com

Es vá­li­do pa­ra cual­quier em­pren­di­mien­to que se quie­ra aco­me­ter, ya sea de ín­do­le per­so­nal o co­lec­ti­va; den­tro del ám­bi­to pri­va­do o del so­cial, vin­cu­la­do con una ca­rre­ra, la pro­fe­sión, el tra­ba­jo, el es­tu­dio, o la más ce­rra­da in­ti­mi­dad. Su cam­po de apli­ca­ción es, li­sa y lla­na­men­te, la vi­da. Y es­tá, o de­be­ría ha­cer­lo, en la ba­se de to­das las de­ci­sio­nes y elecciones. ¿De qué ha­bla­mos? De su ma­jes­tad el de­seo. Pue­de so­nar ca­si ob­vio, o de Pe­ro­gru­llo, de­cir que so­bre él, a par­tir de él, de­be­rían fun­dar­se to­das y ca­da una de las elecciones que va­ya­mos to­man­do a lo lar­go de nues­tra exis­ten­cia, in­de­pen­dien­te­men­te de cuán­to du­re la mis­ma. Sor­pren­de­ría sa­ber, sin em­bar­go, en cuán­tas de to­das las ins­tan­cias que ja­lo­nan una vi­da no es­tu­vo pre­sen­te de ma­ne­ra ge­nui­na, real, sin­ce­ra y plena el de­seo. Co­rri­jo: el de­seo pro­pio, el au­tén­ti­ca­men­te nues­tro. Ese que bro­ta de las en­tra­ñas y no de una pla­ni­lla de cálcu­lo li­te­ral o me­ta­fó­ri­ca -pa­ra el ca­so da lo mis­mo-, pro­duc­to mu­chas ve­ces de una com­ple­ja ur­dim­bre de in­tere­ses, con­ve­nien­cias, ne­ce­si­da­des aje­nas, se­cre­tos fa­mi­lia­res pro­li­ja­men­te so­la­pa­dos ba­jo un nun­ca pro­nun­cia­do ‘de eso no se ha­bla’ pe­ro que de mo­do su­til se van ha­cien­do car­ne y ter­mi­nan por im­preg­nar nues­tra con­cien­cia. Una mezcla ex­plo­si­va fre­cuen­te­men­te sal­pi­ca­da de mie­dos y te­mo­res va­rios no iden­ti­fi­ca­dos la ma­yo­ría de las ve­ces, cul­pa acu­mu­la­da de ma­ne­ra in­cons­cien­te, pre­sio­nes más o me­nos ma­ni­fies­tas, ata­vis­mos y ta­búes so­cia­les o cul­tu­ra­les... Si de­ci­di­mos mi­rar en­con­tra­re­mos, de­ba­jo de to­das esas in­vi­si­bles ca­pas de in­duc­cio­nes un de­seo, el nues­tro, es­pe­ran­do ser des­cu­bier­to. Y no ha­bría que ol­vi­dar en­ton­ces lo que de­cía An­dré Mau­rois: to­do de­seo es­tan­ca­do es un veneno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.