EN CO­RRIEN­TES, CAR­NE CON ARROZ

En Mon­te Ca­se­ros, la es­tan­cia Tim­boy co­men­zó con un cam­po ga­na­de­ro y, en diez años, lo dio vuel­ta pa­ra in­te­grar­lo con la agri­cul­tu­ra. El ce­real, un cul­ti­vo cla­ve.

Clarin - Revista Rural - - Portada - An­drés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

En­ri­que Smith Es­tra­da lo­gró una exi­to­sa in­te­gra­ción en­tre la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría.

{ des­te­tes } El pe­so mí­ni­mo que se ob­tie­ne son 170 ki­los, y han lle­ga­do a los 184 ki­los, siem­pre apun­tan­do a pro­du­cir un ter­ne­ro bien pe­sa­do.

En el no­res­te ar­gen­tino, la ga­na­de­ría se po­si­cio­na ca­da vez más co­mo una al­ter­na­ti­va po­si­ble, a la ho­ra de pen­sar en es­que­mas de pro­duc­ción efi­cien­tes y ren­ta­bles. En es­ta re­gión ar­gen­ti­na, cuan­do el ga­na­do se in­te­gra con la agri­cul­tu­ra, se ven los me­jo­res re­sul­ta­dos.

En la es­tan­cia Tim­boy, ubi­ca­da en el sur de Co­rrien­tes, es­ta pre­mi­sa se apli­ca al má­xi­mo. En 2003, co­men­za­ron las in­ver­sio­nes pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ción, que in­clu­ye­ron re­pre­sas pa­ra rie­go y pre­pa­rar su­per­fi­cie pa­ra la siem­bra de arroz.

El pro­pie­ta­rio de Tim­boy, En­ri­que Smith Es­tra­da, fue muy cla­ro a la ho­ra de mar­car el nue­vo rumbo: hec­tá­reas­bía que pro­du­cir pas­to y som­bra pa­ra el ga­na­do.

En la ac­tua­li­dad, el cam­po cuen­ta con una su­per­fi­cie de 6.500 hec­tá­reas, de las cua­les 2.000 es­tán sis­te­ma­ti­za­das pa­ra re­gar y cul­ti­var arroz. La ga­na­de­ría dis­po­ne de 3.500 hec­tá­reas, con un ro­deo de 1.300 vien­tres Bra­ford y 600 hec­tá­reas de sil­vo­pas­to­ril.

El ingeniero agró­no­mo Pe­dro Bot­ta Ola­ci­re­gui es el ad­mi­nis­tra- dor del es­ta­ble­ci­mien­to, y en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral, re­cor­dó co­mo se ar­ti­cu­ló el cam­bio, que per­mi­tió pa­sar de un cam­po ne­to de cría a un es­que­ma en don­de la agri­cul­tu­ra jue­ga un rol fun­da­men­tal en la pro­duc­ción ga­na­de­ra.

El pun­ta­pié ini­cial de 2003 cam­bió por com­ple­to la ca­ra del es­ta­ble­ci­mien­to co­rren­tino. Ade­más de trans­for­mar el cam­po e in­te­grar el arroz con la ga­na­de­ría, se em­pe­zó a re­criar el no­vi­llo pro­pio con pas­tu­ras, ade­más de re­criar hem­bras. “Hoy es otra reali­dad, te­ne­mos pas­to, agua y som­bra y to­dos los años bus­ca­mos in­cre­men­tar el área de pas­tu­ras es­ti­va­les e in­ver­na­les”, ex­pli­có Bot­ta Ola­ci­re­gui.

La dis­po­ni­bi­li­dad fo­rra­je­ra es la lla­ve que per­mi­te sos­te­ner el es­que­ma, y tie­ne en el cam­po na­tu­ral su ma­yor so­por­te.

Es­te re­cur­so se com­ple­men­ta con 120 hec­tá­reas de Se­ta­ria, don­de se des­ti­nan las ca­te­go­rías más de­man­dan­tes -co­mo re­cría o lo­tes de va­cas- que re­quie­ren en verano ali­men­to de ca­li­dad. Y las 550 hec­tá­reas de rai­grás son im­por­tan­tes pa­ra el in­vierno, jun­to a 330 hec­tá­reas de cam­po na­tu­ral fer­ti­li­za­do.

El rai­grás se siem­bra so­bre cam­po na­tu­ral, con una fer­ti­li­za­ción al ini­cio de 120 kg/ha de fos­fa­to dia­tó­ni­co y 80 kg/ha de urea pos­te­rio­res al pri­mer pas­to­reo.

Es­ta pas­tu­ra se pro­mo­cio­na to­dos los años: du­ran­te oc­tu­bre se ba­ja la car­ga ani­mal, se de­ja se­mi­llar y se pro­mo­cio­na en fe­bre­ro, cuan­do se le apli­ca gli­fo­sa­to y vuel­ve a na­cer en mar­zo.

El menú se com­ple­ta con las 2.000 hec­tá­reas arro­ce­ras. En ca­da ci­clo agrí­co­la se co­se­chan co­mo má­xi­mo 800 hec­tá­reas, y mien­tras se siem­bra un mó­du­lo, el otro “des­can­sa” con pas­tu­ras de rai­grás, que se siem­bra con avión lue­go de la tri­lla del arroz.

En Tim­boy le sa­can el má­xi­mo be­ne­fi­cio al ce­real. “Otra for­ma de in­te­grar­lo es ha­cien­do ro­llos de pa­ja de arroz, que apor­tan ener­gía y es muy bueno pa­ra su­ple­men­tar en in­vierno”, re­mar­có.

El ma­ne­jo re­pro­duc­ti­vo co­mien­za con los ser­vi­cios de pri­ma­ve­ra, que se rea­li­za en la va­ca adul­ta y los de oto­ño, en­fo­ca­dos en el pri­mer ser­vi­cio de las va­qui­llas de 18 y 24 me­ses. En es­ta ins­tan­cia hi­cie­ron prue­bas en la zo­na con va­qui­llas de 15 me­ses, pe­ro se pre­sen­ta­ron com­pli­ca­cio­nes. “La ra­za Bra­ford no es muy pre­coz, hu­bo

pro­ble­mas de par­to y el ter­ne­ro ob­te­ni­do era muy chi­co. Y tam­bién ob­ser­va­mos que se pre­ña­ban los vien­tres con me­no­res ras­gos de ce­bú y más He­re­ford”, gra­fi­có.

En el es­ta­ble­ci­mien­to, con­vi­ven un ro­deo co­mer­cial al que se le rea­li­za un ser­vi­cio na­tu­ral, con un plan­tel Bra­ford. A es­te úl­ti­mo se le con­tro­la to­da la in­for­ma­ción y se de­cla­ra a la Aso­cia­ción Bra­ford. Se­gún es­ti­mó el pro­fe­sio­nal, se in­se­mi­na un 40% del ro­deo a tiem­po fijo, con ge­né­ti­ca del Cia­le.

EL USO DEL RAIGRAS PERMITIO SU­MAR 40 KI­LOS DE PE­SO DE EN­TO­RE Y SU­BIR EN SEIS PUN­TOS LA TA­SA FI­NAL DE PRE­ÑEZ

Co­mo va­lor agre­ga­do, En­ri­que Smith E. es so­cio del la­bo­ra­to­rio, y el ma­ne­jo es­tá a car­go del re­co­no­ci­do es­pe­cia­lis­ta Ro­dol­fo Peralta.

Al mo­men­to de in­cor­po­rar ge­né­ti­ca, apun­tan a una va­qui­lla de bue­na ca­ja, uni­for­me, y con po­co blan­co, pa­ra evi­tar pro­ble­mas de que­ra­to­con­jun­ti­vi­tis.

En el apar­ta­do re­pro­duc­ti­vo, im­ple­men­tan una es­tric­ta se­lec­ción por fer­ti­li­dad. En es­ta búsqueda, no hec­tá­reas y se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra la va­ca que no se pre­ña.

En cuan­to a los to­ros, Bot­ta O. sos­tu­vo que buscan ejem­pla­res con al­to va­lor re­pro­duc­ti­vo y ge­né­ti­co, y apun­tan a criar una lí­nea que trans­mi­ta bajo pe­so al na­cer y con­for­ma­ción mo­de­ra­da.

La va­ca de ser­vi­cio de pri­ma­ve­ra, con pa­ri­ción en in­vierno, cría en pie al ter­ne­ro has­ta los seis me­ses, y se deste­ta con un mí­ni­mo de 170 ki­los. A di­fe­ren­cia de otras re­gio­nes del nor­te ar­gen­tino, no ha­cen des­te­te pre­coz, sino que apun­tan a brin­dar buenos cam­pos pa­ra los vien­tres.

De es­ta ma­ne­ra, y en una zo­na don­de el cli­ma no re­ga­la na­da, la ga­na­de­ría y la agri­cul­tu­ra su­man ki­los de car­ne con efi­cien­cia.

CRIA. TIM­BOY ES UN CAM­PO DE CRIA, QUE TIE­NE UN STOCK DE 1.300 VIEN­TRES BRA­FORD.

ARROZ. SE HA­CEN 2.000 HECTAREAS.

IN­TE­GRA­DOR. DEL CE­REAL SE USA LA PA­JA CO­MO SU­PLE­MEN­TO IN­VER­NAL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.