LAS FRU­TAS, CA­DA VEZ MAS BENEFICAS

In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad del Co­mahue jun­to con pro­duc­to­res y pe­que­ñas in­dus­trias de la Co­mar­ca An­di­na di­se­ñan ali­men­tos con be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud.

Clarin - Revista Rural - - Portada - Juan Ma­nuel Re­pet­to Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Co­mahue di­se­ñan ali­men­tos fun­cio­na­les pa­ra la sa­lud.

La Co­mar­ca An­di­na del pa­ra­le­lo 42, que in­vo­lu­cra a las pro­vin­cias de Río Ne­gro y el Chu­but, en el mar­co del im­po­nen­te pai­sa­je de los va­lles cor­di­lle­ra­nos, es fa­mo­sa por sus fru­tas fi­nas y por sus dul­ces ar­te­sa­na­les. Y aho­ra, un gru­po de in­ves­ti­ga­do­res, pro­duc­to­res y pe­que­ñas in­dus­trias de la re­gión apun­ta a in­no­var en el mer­ca­do con la pro­duc­ción de ali­men­tos fun­cio­na­les, be­ne­fi­cio­sos pa­ra la sa­lud de las per­so­nas, ge­ne­ra­dos a par­tir de es­tas ma­te­rias pri­mas pa­ta­gó­ni­cas.

“Nues­tras in­ves­ti­ga­cio­nes apun­tan a la trans­for­ma­ción de fru­tos, hor­ta­li­zas y hon­gos de ori­gen pa­ta­gó­ni­co pa­ra ob­te­ner ali­men­tos. Ade­más, ase­so­ra­mos a pe­que­ñas in­dus­trias re­gio­na­les pa­ra que in­no­ven en un mer­ca­do com­pe­ti­ti­vo”, ex­pli­có An­to­nio De Mi­che­lis, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Co­mahue ( UNCo) y del Más­ter In­ter­na­cio­nal en Tec­no­lo­gía de los Ali­men­tos (MI­TA), que dic­tan en con­jun­to la Fa­cul­tad de

EN LA CO­MAR­CA AN­DI­NA (EL BOLSON, EL HO­YO, LA­GO PUELO Y EPUYEN) HAY 155 FA­MI­LIAS QUE VI­VEN DE ES­TAS IN­DUS­TRIAS

Agro­no­mía de la UBA (FAU­BA) y la Uni­ver­si­dad de Par­ma, Ita­lia.

La Co­mar­ca An­di­na in­clu­ye los va­lles de El Bol­són, el Ho­yo, La­go Puelo y Epu­yén. Allí se ex­tien­den 250 hec­tá­reas de cul­ti­vos in­ten­si­vos, co­mo fru­ti­llas, ce­re­zas, arán­da­nos, fram­bue­sas, guin­das y gro­se­llas, en­tre otros.

En to­tal, las ex­plo­ta­cio­nes es­tán en ma­nos de unos ochen­ta agri­cul­to­res que po­seen de 0,25 a 15 hec­tá­reas. La ca­de­na pro­duc­ti­va tam­bién in­clu­ye 25 emprendimientos fa­mi­lia­res de ela­bo­ra­ción que es­tán ha­bi­li­ta­dos, los cua­les pro­du­cen en­tre 50.000 y 2 mi­llo­nes de fras­cos de ali­men­tos por año.

“Hay 155 fa­mi­lias que vi­ven de es­ta in­dus­tria, que es muy in­ten­si­va. En el ca­so de las fram­bue­sas, por ejem­plo, la co­se­cha de­man­da el tra­ba­jo de 20 per­so­nas por hec­tá­rea”, apun­tó De Mi­che­lis. “Des­de la uni­ver­si­dad, tra­ba­ja­mos pa­ra el desa­rro­llo lo­cal -agre­gó-, pa­ra que la gen­te se que­de en su lu­gar de ori­gen, man­ten­ga su ac­ti­vi­dad y cu­bra el mer­ca­do in­terno. Cuan­do se pue­de ex­por­tar, se ex­por­ta”.

Al res­pec­to, De Mi­che­lis afir­mó que ya lo­gra­ron co­lo­car sus pro­duc­tos en Es­pa­ña, In­gla­te­rra, Ja­pón, Bra­sil y en Bo­li­via, en­tre otros des­ti­nos.

La in­ter­ac­ción en­tre in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad, los pro­duc­to­res y la in­dus­tria per­mi­tió que en los úl­ti­mos años lle­ga­ran a las gón­do­las di­fe­ren­tes lí­neas de dul­ces y con­ser­vas con­ven­cio­na­les y de ba­jas ca­lo­rías: “Tie­nen muy bue­nas ca­rac­te­rís­ti­cas gus­ta­ti­vas y un in­gre­so enor­me en el mer­ca­do”, ase­gu­ró De Mi­che­lis.

“Aho­ra es­ta­mos pro­po­nien­do tres pro­duc­tos in­no­va­do­res, que son ali­men­tos fun­cio­na­les, hon­gos y pul­pas es­tan­da­ri­za­das pa­ra dia­bé­ti­cos. Es lo que se vie­ne en bre­ve, siem­pre que se den las con­di­cio­nes, por­que apun­tan a un seg­men­to de po­der ad­qui­si­ti­vo me­diano y al­to, y son los pri­me­ros que se cas- ti­gan cuan­do hay re­ce­sión”, ad­vir­tió el in­ves­ti­ga­dor.

La idea es que las pe­que­ñas empresas, ade­más de ha­cer sus pro­duc­tos tra­di­cio­na­les, in­cor­po­ren una lí­nea con ca­rac­te­rís­ti­cas fun­cio­na­les que, apar­te de con­tri­buir a la nu­tri­ción de las per­so­nas, ayu­den a me­jo­rar la sa­lud.

“En es­te sen­ti­do, es­ta­mos tra­ba­jan­do en el di­se­ño de pul­pas de fru­tas y hor­ta­li­zas con de­ter­mi­na- do po­der an­ti­oxi­dan­te (tam­bién po­dría­mos agre­gar­les fi­bra o vi­ta­mi­na C, por ejem­plo), con las cua­les se pue­den ha­cer di­fe­ren­tes tar­tas u otros pos­tres”.

“Hoy no exis­ten es­tos pro­duc­tos con ca­rac­te­rís­ti­cas fun­cio­na­les en el mer­ca­do. Es un ti­po de ali­men­tos que re­cién se em­pie­za a co­no­cer. To­da­vía hay mu­chas per­so­nas que no sa­ben qué son y qué be­ne­fi­cios pue­den traer”.

Des­de la UNCo, tam­bién se es­tán di­se­ñan­do pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra dia­bé­ti­cos, sin agre­ga­dos de azú­car, y hon­gos des­hi­dra­ta­dos. “Es­ta­mos es­tu­dian­do có­mo se con­ser­van cier­tos nu­trien­tes que pue­den ser un re­em­pla­zo muy im­por­tan­te pa­ra la carne, con un mé­to­do eco­nó­mi­co y ac­ce­si­ble”, con­clu­yó De Mi­che­lis.

Es­tas nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra la ela­bo­ra­ción de fru­tos y hor­ta­li­zas es­tán re­co­pi­la­das en un li­bro de su au­to­ría, que se pu­bli­ca­ría con el apo­yo del MI­TA y de la FAU­BA, con in­for­ma­ción desa­rro­lla­da en sus in­ves­ti­ga­cio­nes y el apor­te de otras 205 fuen­tes. t

IN­TEN­SI­VA. LA CO­SE­CHA DE FRAM­BUE­SA DE­MAN­DA 20 PER­SO­NAS POR HECTAREA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.