UN NUE­VO VE­RANO

Tras va­rias cam­pa­ñas, los pro­duc­to­res vuel­ven a con­si­de­rar plan­teos pro­duc­ti­vos más equi­li­bra­dos. Cre­ce­rán el maíz, el gi­ra­sol y la fer­ti­li­za­ción.

Clarin - Revista Rural - - Sumario - Lu­cas Vi­lla­mil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Pro­duc­to­res de di­ver­sas zo­nas cuen­tan có­mo es­tán pla­ni­fi­can­do la pró­xi­ma cam­pa­ña es­ti­val.

Con los nú­me­ros del prin­ci­pio de la cam­pa­ña pa­sa­da no po­días sem­brar. Aho­ra hay cam­bios muy im­por­tan­tes, es­ta­mos di­ver­si­fi­can­do la siem­bra y ha­cien­do can­ti­da­des si­mi­la­res de so­ja, tri­go, maíz y gi­ra­sol. Es­ta es una ne­ce­si­dad agro­nó­mi­ca y en es­te tiem­po po­de­mos ha­cer esa in­ver­sión”. Las pa­la­bras de Juan Pa­blo Gou­jón, pro­duc­tor agrí­co­la en la pro­vin­cia de Cha­co, re­su­men el panorama que ofre­ce la cam­pa­ña ac­tual. Cla­rín Ru­ral Re­vis­ta con­ver­só con pro­duc­to­res de di­fe­ren­tes re­gio­nes del país pa­ra en­ten­der có­mo se pre­pa­ran pa­ra el ve­rano que vie­ne. En la pre­via, el maíz y el gi­ra­sol apa­re­cen co­mo los gran­des ga­na­do­res, y la bue­na re­la­ción de pre­cios del fer­ti­li­zan­te con los gra­nos se per­fi­la co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra la apues­ta tec­no­ló­gi­ca.

“Es­ta cam­pa­ña es­ta­mos vol­vien­do a una ro­ta­ción con más gra­mí­neas, sem­bra­mos tri­go, maíz, so­ja y gi­ra­sol de pri­me­ra y va­mos a ha­cer maíz y so­ja de se­gun­da”, de­ta­lla Gou­jón.

Por su par­te Mi­guel Ruiz Gui­ña­zú, de la fir­ma La Biz­na­ga, con­fir- ma que la ten­den­cia es fa­vo­ra­ble al cho­clo y que las ro­ta­cio­nes vol­ve­rán a ser más equi­li­bra­das. La Biz­na­ga cuen­ta con 50.871 hec­tá­reas de cam­po pro­pio, de las cua­les la agri­cul­tu­ra ocu­pa al­re­de­dor de 32.100 hec­tá­reas en las lo­ca­li­da­des de Pehua­jó, Ro­que Pé­rez y 25 de Ma­yo, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, y en Co­lo­nia Elía en En­tre Ríos. “Es­te año ha­re­mos 25 por cien­to de tri­go/so­ja, 13 por cien­to de maíz, 30 por cien­to de so­ja de pri­me­ra y 5 por cien­to de gi­ra­sol. Vol­vi­mos a la ro­ta­ción nor­mal pa­ra ca­da zo­na. En maíz pla­nea­mos un 90 por cien­to más que la cam­pa­ña pa­sa­da, en tri­go un 27 por cien­to más, en so­ja 20 por cien­to me­nos y en gi­ra­sol un 100 por cien­to más”, afir­ma Ruiz Gui­ña­zú.

Pe­ro la pro­duc­to­ra Ju­lie­ta Las­tra, del par­ti­do de Ge­ne­ral Via­mon­te, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, se mues­tra más cau­ta. Es­te ve­rano va a sem­brar maíz tem­prano y so­ja de pri­me­ra y se­gun­da. “Tu­vi­mos mu­chos pro­ble­mas de inun­da­ción las dos úl­ti­mas cam­pa­ñas, y acom­pa­ña­das por las ma­las po­lí­ti­cas del go­bierno an­te­rior, no pu­di­mos cum­plir con las ro­ta­cio­nes co­mo nos hu­bie­ra gus­ta­do. Es­te año

El con­tex­to po­lí­ti­co cam­bió ra­di­cal­men­te, los pro­duc­to­res tie­nen ma­yor pre­vi­si­bi­li­dad. Cli­má­ti­ca­men­te, la cam­pa­ña arran­ca con mu­cha hu­me­dad pe­ro se es­pe­ra un año neu­tro. Más allá de los va­lo­res, los con­tra­tos de arren­da­mien­to si­guen sien­do un te­ma de de­ba­te.

hi­ci­mos mu­cho tri­go y va­mos a res­pe­tar la su­per­fi­cie de maíz que co­rres­pon­de. No nos va­mos a agran­dar en maíz, ya que fi­nan­cie­ra­men­te aun es­ta­mos sa­lien­do de la ma­la si­tua­ción an­te­rior”, di­ce.

En San­ta Fe, Car­los Gros­so tra­ba­ja so­bre unas 2.000 hec­tá­reas arren­da­das en­tre las lo­ca­li­da­des de San Jor­ge, Pia­mon­te y Las Va­ri­llas, y es­te año pien­sa vol­ver a ha­cer lo que in­di­can los ma­nua­les. “Es­ta cam­pa­ña vol­vie­ron las gra­mí­neas: más tri­go, más maíz, al­go de gi­ra­sol. Eso es bueno pa­ra el sis­te­ma y ge­ne­ra más di­na­mis­mo y es­ta­bi­li­dad a la eco­no­mía de to­dos los in­vo­lu­cra­dos”, di­ce el pro­duc­tor.

Y Die­go Se­gu­ra, que pro­du­ce en 6.800 hec­tá­reas en Tu­cu­mán y Ca­ta­mar­ca, coin­ci­de. “Es­te año ha­re­mos más maíz de lo que ve­ni­mos ha­cien­do. Tam­bién au­men­ta­re­mos mu­cho la su­per­fi­cie de po­ro­to mung”, afir­ma. Lue­go de­ta­lla que en las zo­nas más mar­gi­na­les ha­rá un 50 por cien­to de po­ro­to ne­gro y de co­lo­res y el otro 50 por cien­to de maíz, mien­tras que en las me­jo­res zo­nas, co­mo La Co­cha, ha­rá un 70 por cien­to de so­ja y 30 por cien­to de maíz.

LA RELACION IN­SU­MO PRO­DUC­TO ES­TA MUY FA­VO­RA­BLE A LA FERTILIZACION, PE­RO LA CUEN­TA FI­NAL SI­GUE SIEN­DO FI­NA

Otro de los prin­ci­pa­les in­di­ca­do­res del cam­bio de perspectivas, ade­más del cre­ci­mien­to del maíz, es la in­ten­ción que ex­pre­san mu­chos de au­men­tar su área de arren­da­mien­to. Por ejem­plo Gou­jón, quien tra­ba­ja en unas 1.000 hec­tá­reas en las lo­ca­li­da­des cha­que­ñas de Co­lo­nia Eli­sa, Ge­ne­ral San Mar­tín y Co­lo­nias Uni­das, afir­ma que es­ta cam­pa­ña au­men­tó un 20 por cien­to su área al­qui­la­da. “En nues­tra zo­na se es­ti­lan tan­to al­qui­le­res a por­cen­ta­je co­mo fi­jos en dó­la­res y quin­ta­les de so­ja. En nues­tro ca­so es­ta­mos ma­ne­jan­do unos 4 quin­ta­les por hec­tá­rea por año”, di­ce.

Pe­ro en Pergamino, ple­na zo­na nú­cleo, Mar­ce­lo Tes­ta no pien­sa agran­dar­se to­da­vía, y cuen­ta que es­te año adop­tó una po­si­ción fir­me res­pec­to de los va­lo­res de arren­da­mien­to. “Arren­da­mos es­te año unas 500 hec­tá­reas, son las mis­mas que el año an­te­rior. En la cam­pa­ña 2015/16 de­ja­mos de al­qui­lar lo que es­ta­ba arri­ba de 14 quin­ta­les por hec­tá­rea por­que no hay for­ma que la cuen­ta cie­rre”, ex­pli­ca, y aña­de: “No creo que crez­ca­mos da­do que no va­mos a pa­gar más de lo que te cuen­to. Los dueños de los cam­pos tie­nen que en­ten­der que tie­nen que co­brar me­nos al­qui­le­res y par­ti­ci­par de los re­sul­ta­dos, sean bue­nos o ma­los”.

Otra que no se mo­vió de su plan en ma­te­ria de arren­da­mien­tos es Las­tra. “La ma­yor par­te de la su­per­fi­cie es pro­pia y arren­da­mos a al­gún ve­cino con quien ve­ni­mos tra­ba­jan­do ha­ce mu­chos años. No pen­sa­mos cre­cer en cam­po arren­da­do por aho­ra, los nú­me­ros que es­ta­mos ha­cien­do cuan­do se le car­ga el al­qui­ler son fi­ni­tos”, di­ce. Y res­pec­to al ti­po de con­tra­tos que rea­li­za pa­ra los al­qui­le­res, ex­pli­ca: “No­so­tros tra­ba­ja­mos a por­cen­ta­je, son al­qui­le­res que ya te­nía­mos con­tra­to. Es­ta­mos tra­ba­jan­do en­tre el 30 y el 40 por cien­to”.

Por su par­te Iván Lu­bat­ti, pro­duc­tor de la zo­na cor­do­be­sa de Río IV, Vi­lla Ma­ría y al­re­de­do­res, cuen­ta que arrien­da unas 1.800 hec­tá­reas y que es­tá ne­go­cian­do con­tra­tos a en­tre 9,5 y 10,5 quin­ta­les por hec­tá­rea

En el NOA, mien­tras tan­to, se re­pi­te la ló­gi­ca de acor­dar por­cen­ta­jes en los lo­tes más flo­jos pe­ro po­ner un va­lor pa­ra los de ma­yor po­ten­cial. Se­gu­ra cuen­ta que su em­pre­sa arrien­da la ma­yo­ría de los cam­pos y que en es­ta cam­pa­ña se ani­mó a cre­cer un 35 por cien­to en su­per­fi­cie. “En las zo­nas más mar­gi­na­les, co­mo Lamadrid y Ta­co Ra­lo, va­mos a por­cen­ta­je. Pe­ro en La Co­cha pa­ga­mos 170 dó­la­res por hec­tá­rea y en Los Al­tos y Ba­ña­do 140 dó­la­res por hec­tá­rea”.

So­bre el te­ma de los arren­da- mien­tos, el san­ta­fe­sino Gros­so apor­ta un enfoque di­fe­ren­te. Pa­ra él, na­da se pue­de ana­li­zar sin to­mar en cuen­ta lo agro­nó­mi­co. “Des­pués de tres cam­pa­ñas re­du­cien­do área, cre­ce­mos pe­ro con mu­cha pru­den­cia. Las pro­ble­má­ti­cas fi­to­sa­ni­ta­rias, jun­to con pro­ble­mas de in­fra­es­truc­tu­ra (caminos, ca­na­li­za­cio­nes, etc.) fue­ron de­jan­do fue­ra del sis­te­ma a los am­bien­tes más frá­gi­les de pro­duc­ción”, di­ce. Y pa­ra ilus­trar el ca­so re­pa­sa su his­to­ria re­cien­te. “Has­ta 2010, un 60 por cien­to de nues­tra área eran cam­pos de ba­ja ap­ti­tud don­de con un ma­ne­jo ra­cio­nal lo­grá­ba­mos pro­duc­cio­nes ren­ta­bles. El au­men­to de cos­tos por las re­sis­ten­cias y caí­da de even­tos bio­tec­no­ló­gi­cos, su­ma­do a que es­to pro­vo­ca una caí­da del po­ten­cial de pro­duc­ción, hi­cie­ron in­via­ble la pro­duc­ción en es­tos am­bien­tes. En cin­co años pa­sa­mos de te­ner ese 60 por cien­to de sue­los con li­mi­tan­tes a te­ner ape­nas un 10 por cien­to de sue­los con li­mi­tan­tes”.

Lue­go, Gros­so se su­mer­ge en la agro­no­mía y plan­tea to­do un cam­bio de pa­ra­dig­ma: “El ac­tual con­tex­to po­lí­ti­co agroe­co­ló­gi­co nos in­vi­ta a mi­rar a me­diano pla­zo con op­ti­mis­mo pe­ro sa­bien­do que te­ne­mos un gran desafío agro­nó­mi­co por re­sol­ver. La ma­yor in­no­va­ción de los pró­xi­mos años se­rá or­ga­ni­za­cio­nal. El vie­jo pa­ra­dig­ma de la agri­cul­tu­ra in­dus­tria­li­za­da, de pro­ce­sos sim­ples, prác­ti­cos, y es­ca­la­bles don­de el co­no­ci­mien­to se com­pra­ba en­la­ta­do en una mo­lé­cu­la o un gen, y don­de la prin­ci­pal ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va es­ta­ba en el ma­ne­jo de pro­ce­sos lo­gís­ti­cos, da­rá paso a una agri­cul­tu­ra más ar­te­sa­nal, de más ho­ras agro­nó­mi­cas por lo­te, de deseco­no­mías de es­ca­la, don­de la ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va cla­ve se­rá el ma­ne­jo de los pro­ce­sos bio­ló­gi­cos”.

Res­pec­to de los pro­ble­mas agro­nó­mi­cos hay una­ni­mi­dad. Las hier­bas re­sis­ten­tes a her­bi­ci­das ocu­pan la men­te de los pro­duc­to­res, que em­pie­zan a en­ten­der que las so­lu­cio­nes no vie­nen en­va­sa­das. Y el cli­ma apa­re­ce en el ho­ri­zon­te co­mo una in­cer­ti­dum­bre más pa­ra ir ma­ne­jan­do. “Han apa­re­ci­do en la zo­na ma­le­zas re­sis­ten­tes y creo que hay que es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra cam­biar el sis­te­ma de pro­duc­ción, tal vez usar más cul­ti­vos de co­ber­tu­ra -di­ce Las­tra-.

El cli­ma hoy es­tá por ver­se, por aho­ra los pro­nós­ti­cos dan un año neu­tro. De to­dos mo­dos en la zo­na nues­tra las na­pas es­tán bien y hay hu­me­dad en el sue­lo. Ve­re­mos có­mo si­guen los pro­nós­ti­cos en los pró­xi­mos me­ses”.

Gou­jon coin­ci­de en que “el cli­ma es un im­pon­de­ra­ble”, pe­ro ad­vier­te: “Las ma­le­zas re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes son una reali­dad muy di­fí­cil de ma­ne­jar. Con­si­de­ro que es el ma­yor desafío de nues­tros plan­teos hoy. Es­to vie­ne muy de la mano con la ren­ta­bi­li­dad, por­que ha­cer un buen ma­ne­jo de her­bi­ci­das im­pli­ca mu­cha agro­no­mía pe­ro tam­bién ma­yor can­ti­dad y pre­cio de her­bi­ci­das por hec­tá­rea”.

En el NOA, la pre­sión no es me­nor. Se­gu­ra di­ce que el te­ma de

EN GE­NE­RAL, LOS ARREN­DA­MIEN­TOS SON A POR­CEN­TA­JE EN ZO­NAS ME­DIAS Y A VA­LO­RES FI­JOS EN LOS ME­JO­RES LO­TES

ma­le­zas re­sis­ten­tes a gli­fo­sa­to y a otros gru­pos de her­bi­ci­das es­tá ge­ne­ran­do un es­fuer­zo ex­tra a la ho­ra de pla­ni­fi­car y eje­cu­tar. “To­da­vía si­guen ce­rran­do los nú­me­ros pe­ro es un gran desafío el que te­ne­mos por de­lan­te. El te­ma del cli­ma pa­ra el NOA no es­tá bien cla­ro, pe­ro así mis­mo es­ta­mos pla­ni­fi­can­do un es­que­ma un po­co más de­fen­si­vo en cuan­to a va­rie­da­des y fe­chas de siem­bra”, acla­ra.

Por su par­te Ruiz Gui­ña­zú di­ce que el he­cho de te­ner el 100 por cien­to de la su­per­fi­cie agrí­co­la en cam­po pro­pio le per­mi­te a La Biz­na­ga te­ner el te­ma ma­le­zas muy con­tro­la­do, po­der ha­cer pre­ven­ción y no te­ner que sa­lir a cu­brir pro­ble­mas por ma­ne­jos de­fi­cien­tes. “Res­pec­to del cli­ma, si bien es di­fí­cil de pre­de­cir, es­ta­mos más tran­qui­los en los cam­pos en don­de po­de­mos ma­ne­jar­nos con la in­for­ma­ción de las na­pas dis­po­ni­bles. Es­to se lo­gra por­que te­ne­mos sis­te­ma­ti­za­das las me­di­cio­nes de na­pa en los cam­pos de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. En don­de no te­ne­mos na­pa son te­ni­dos en cuen­ta la fe­cha de siem­bra, los gru­pos en las so­jas y los días a flo­ra­ción en maíz pa­ra re­du­cir los ries­gos”, ex­pli­ca.

En Cór­do­ba, Lu­bat­ti di­ce que las hier­bas re­sis­ten­tes tam­po­co son un pro­ble­ma gra­ve pa­ra él, más allá de la pre­sen­cia de yu­yo co­lo­ra­do, chlo­ris y eleu­ci­ne re­sis­ten­te. “He­mos es­ta­do ha­cien­do ro­ta­cio­nes de cul- ti­vos y prin­ci­pios ac­ti­vos co­mo pa­ra no te­ner pro­ble­mas se­rios. En cuan­to a lo cli­má­ti­co, se es­pe­ra un año neu­tro, y en mi zo­na hay mu­chos lo­tes con la na­pa a me­nos de 50 cen­tí­me­tros, con lo que los cul­ti­vos van a ex­plo­rar y te­ner su­fi­cien­te agua”.

Y Gros­so re­mar­ca: “La ta­sa de apa­ri­ción de nue­vas ad­ver­si­da­des y nue­vas re­sis­ten­cias es ex­po­nen­cial mien­tras que la de nue­vas mo­lé­cu­las es ca­si nu­la, y la iner­cia nos lle­va a pen­sar que una nue­va ‘rr’ nos va a sal­var”, ad­vier­te.

Más allá de es­tas va­ria­bles que obli­ga­rán a los pro­duc­to­res a es­tar muy cer­ca de los lo­tes, to­do in­di­ca que el arran­que del ve­rano lle­ga­rá con apues­tas ofen­si­vas apa­lan­ca­das, fun­da­men­tal­men­te, en la fa­vo­ra­ble re­la­ción ac­tual en­tre el pre­cio de los fer­ti­li­zan­tes y el pre­cio de los gra­nos. “La re­la­ción fer­ti­li­za­ción gra­nos es la más fa­vo­ra­ble en mu­cho tiem­po, es­ta­mos de he­cho ha­cien­do un in­cre­men­to im­por­tan­te en el uso de fer­ti­li­zan­tes”, di­ce Gou­jón des­de Cha­co.

Y des­de Bue­nos Ai­res Las­tra acla­ra: “No­so­tros nun­ca es­ca­ti­ma­mos en fer­ti­li­zan­tes. Lo que te­ne­mos pen­sa­do ha­cer es­te año en maíz es tra­ba­jar mi­cro­nu­trien­tes, que es al­go que ve­ni­mos pos­ter­gan­do los úl­ti­mos años. Tam­bién qui­sié­ra­mos tra­ba­jar no so­lo re­po­nien­do fer­ti­li­zan­tes, sino au­men­tan­do, so­bre to­do el fós­fo­ro. Es­ti­mo que a par­tir del año pró­xi­mo po­dre­mos en­ca­rar es­te te­ma”.

A Ruiz Gui­ña­zú las cuen­tas tam­bién lo in­vi­tan a fer­ti­li­zar. “La re­la­ción in­su­mo/pro­duc­to a no­so­tros nos da un 20 por cien­to me­jor que el pro­me­dio de los úl­ti­mos cin­co años en fer­ti­li­zan­tes y va­mos a dar­le a los di­fe­ren­tes cul­ti­vos lo que ne­ce­si­tan. Te­ne­mos un plan de lar­go pla­zo de re­com­po­si­ción de nu­trien­tes que se ajus­ta ca­da año y lo ve­ni­mos cum­plien­do. Es­te en par­ti­cu­lar va­mos a apun­tar, ade­más, a me­jo­rar la ca­li­dad del tri­go sem­bran­do va­rie­da­des pa­ra tal fin y ajus­tan­do do­sis de fer­ti­li­za­ción”, di­ce.

En Tu­cu­mán, Se­gu­ra pien­sa ir por el mis­mo ca­mino. “Los fer­ti­li­zan­tes han ba­ja­do y los gra­nos han au­men­ta­do de pre­cio. Pen­sa­mos fer­ti­li­zar la ma­yo­ría de los maí­ces,

SO­BRE TRI­GO. EL CE­REAL OCU­PA 4,6 MI­LLO­NES DE HECTAREAS. ES­TA IMA­GEN SE VE­RA SE­GUI­DO.

Mar­ce­lo Tes­ta Bue­nos Ai­res

El due­ño del cam­po de­be­ría par­ti­ci­par del re­sul­ta­do

Die­go Se­gu­ra Tu­cu­mán y Ca­ta­mar­ca

Es­tán da­das las con­di­cio­nes pa­ra in­no­var en tec­no­lo­gía

Mi­guel Ruiz Gui­ña­zú En­tre Ríos

Va­mos a dar­le a los cul­ti­vos to­do lo que ne­ce­si­tan

Iván Lu­bat­ti Cór­do­ba

Hi­ci­mos ro­ta­cio­nes de cul­ti­vos y de prin­ci­pios ac­ti­vos

Juan Pa­blo Gou­jón Cha­co

Vol­ve­mos a una ro­ta­ción con más gra­mí­neas

Car­los Gros­so San­ta Fe

Te­ne­mos un gran desafío agro­nó­mi­co por re­sol­ver

Ju­lie­ta Las­tra Bue­nos Ai­res

No­so­tros nun­ca es­ca­ti­ma­mos en fer­ti­li­zan­tes

CAR­GA DE UREA EN LA SEMBRADORA. MU­CHOS COIN­CI­DEN EN QUE ES UN MO­MEN­TO FA­VO­RA­BLE PA­RA IN­VER­TIR EN FERTILIZACION.

LOS AL­QUI­LE­RES SE VALORIZAN JUN­TO CON EL NE­GO­CIO, PE­RO SE DE­BE DE­BA­TIR SO­BRE LOS CON­TRA­TOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.