LOS SEN­SO­RES, A LA CAN­CHA

Las tec­no­lo­gías de te­le­de­tec­ción ga­nan ca­da vez más uti­li­dad.

Clarin - Revista Rural - - Sumario - IN­TA Es­pe­cial pa­ra Clarín Ru­ral

Que la tec­no­lo­gía lle­gó al cam­po pa­ra que­dar­se ya no es no­ve­dad. Lo que sí lo es es el gran avan­ce que tie­ne so­bre el ma­ne­jo de los cul­ti­vos y las di­ver­sas ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias. Así, des­de sen­so­res ma­nua­les o mon­ta­dos en ma­qui­na­rias has­ta imá­ge­nes to­ma­das des­de dro­nes o sa­té­li­tes, son al­gu­nas de las op­cio­nes dis­po­ni­bles en el mer­ca­do pa­ra su­mar in­for­ma­ción a la to­ma de de­ci­sio­nes y ha­cer ca­da vez más fino el ma­ne­jo agrí­co­la. Pa­ra sa­ber ele­gir la op­ción co­rrec­ta se­gún el ca­so, los téc­ni­cos del IN­TA Man­fre­di, en Cór­do­ba, brin­dan al­gu­nas pau­tas.

Juan Pa­blo Vé­lez des­ta­ca a la tec-

SON HE­RRA­MIEN­TAS NO IN­VA­SI­VAS QUE PER­MI­TEN RE­CO­GER IN­FOR­MA­CION SO­BRE EL ES­TA­DO NU­TRI­CIO­NAL DE LOS CUL­TI­VOS

no­lo­gía de te­le­de­tec­ción por con­si­de­rar­la “una he­rra­mien­ta no in­va­si­va que per­mi­te re­co­lec­tar in­for­ma­ción so­bre la di­ná­mi­ca del es­ta­do nu­tri­cio­nal de los cul­ti­vos, al tiem­po que apor­ta da­tos con­tun­den­tes pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes en la ges­tión de los fer­ti­li­zan­tes ni­tro­ge­na­dos”.

En­tre los ín­di­ces más uti­li­za­dos, Vé­lez pon­de­ró el ín­di­ce de ve­ge­ta­ción di­fe­ren­cial nor­ma­li­za­do (ND- VI, por sus si­glas en in­glés). Se tra­ta de un sis­te­ma de lec­tu­ra de la re­fle­xión del cul­ti­vo en las lon­gi­tu­des de on­da del es­pec­tro vi­si­ble en el ro­jo e in­fra­rro­jo cer­cano. Tal de­vo­lu­ción de­pen­de­rá del con­te­ni­do de clo­ro­fi­la de las ho­jas y de su re­la­ción con el ni­tró­geno dis­po­ni­ble pa­ra el cul­ti­vo.

Ac­tual­men­te, en la Ar­gen­ti­na exis­te una am­plia ga­ma de he­rra­mien­tas pa­ra cal­cu­lar el NDVI, en­tre los que se des­ta­can los sen- so­res pro­xi­ma­les, los sen­so­res de me­dia dis­tan­cia y los sen­so­res mon­ta­dos en sa­té­li­tes.

Pa­ra Vé­lez, “to­das las tec­no­lo­gías di­fie­ren en el ti­po de sen­sa­do, de la in­for­ma­ción arro­ja­da y del pro­ce­sa­mien­to de la mis­ma, pe­ro to­das tie­nen el mis­mo ob­je­ti­vo de brin­dar in­for­ma­ción so­bre el es­ta­do del cul­ti­vo en for­ma rá­pi­da y con­fia­ble, por lo que son com­ple­men­ta­rias”.

Pa­ra la ob­ten­ción del NDVI, pue­den uti­li­zar­se tan­to el sen­sa­do di- rec­to, co­mo el sen­sa­do y com­bi­na­ción de ban­das. En el pri­mer mé­to­do, los da­tos se ob­tie­nen me­dian­te sen­so­res ma­nua­les o mon­ta­dos en ma­qui­na­rias que cal­cu­lan au­to­má­ti­ca­men­te me­dian­te al­go­rit­mos la do­sis de ni­tró­geno ne­ce­sa­ria en tiem­po real.

Mien­tras tan­to, en el otro mé­to­do se tra­ba­ja con sen­so­res hi­per­es­pec­tra­les, cá­ma­ras mul­ti­es­pec­tra­les y cá­ma­ras mo­di­fi­ca­das con fil­tros que ob­tie­nen va­rios es­pec­tros (imá­ge­nes sa­te­li­ta­les o de dro­nes o sen­sa­do ma­nual) de los cua­les de­be­mos se­lec­cio­nar aque­llos de nues­tro in­te­rés y com­bi­nar­los con ecua­cio­nes por me­dio de soft­wa­re es­pe­cí­fi­cos.

A su vez, los equipos pue­den cla­si­fi­car­se en ac­ti­vos, que ge­ne­ran ellos mis­mos la ra­dia­ción que mi­den tras ser re­fle­ja­da, o bien pa­si­vos, aque­llos que re­gis­tran la ra­dian­cia re­fle­ja­da o emi­ti­da por la su­per­fi­cie te­rres­tre.

El he­cho de ser pa­si­vos (es de­cir, uti­li­zan la luz so­lar) per­mi­te to­mar imá­ge­nes a gran dis­tan­cia, co­mo des­de un avión o un sa­té­li­te, pe­ro es­ta po­si­bi­li­dad es­tá li­mi­ta­da por las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y tie­ne di­fi­cul­ta­des pa­ra sen­sar en días nu­bla­dos o de no­che.

Tam­bién se cla­si­fi­can por la dis­tan­cia en­tre el ob­je­ti­vo y el sen­sor. Así, na­cen los sen­so­res pro­xi­ma­les y los de me­dia dis­tan­cia. Su de­sa­rro­llo y uti­li­dad sur­ge co­mo ne­ce­si­dad de ob­te­ner in­for­ma­ción más pre­ci­sa y opor­tu­na que la ob­te­ni­da con sa­té­li­tes. Los pro­xi­ma­les son sen­so­res ma­nua­les, mon­ta­dos so­bre la ma­qui­na­ria o ins­ta­la­dos di­rec­ta­men­te en el cam­po. Por otro la­do, en los sis­te­mas a me­dia dis­tan­cia los sen­so­res van mon­ta­dos en vehícu­los aé­reos tri­pu­la­dos o no tri­pu­la­dos y ob­tie­nen la in­for­ma­ción del cul­ti­vo des­de di­fe­ren­tes dis­tan­cias o al­tu­ras.

Con es­tas he­rra­mien­tas y las que se si­gan su­man­do pa­ra me­jo­rar la pre­ci­sión, el gran desafío es apren­der a ha­cer el me­jor uso de la in­for­ma­ción y trans­for­mar­lo es be­ne­fi­cios pa­ra el am­bien­te. t

NDVI. PER­MI­TE VER, POR EJEM­PLO, QUE ZO­NAS ESTAN HA­CIEN­DO MAS FOTOSINTESIS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.