NOA

El Nor­te es una re­gión cla­ve: mien­tras el stock na­cio­nal de­cre­cía, el de esa re­gión cre­cía has­ta al­can­zar ac­tual­men­te las 3.600.000 ca­be­zas.

Clarin - Revista Rural - - Nota De Tapa - Vie­ne de Pá­gi­na 6

pu­ra­men­te agrí­co­las. En nues­tro ca­so apun­ta­mos a que to­do el maíz y so­ja son in­su­mos ga­na­de­ros”, ex­pli­ca el em­pre­sa­rio.

El plan sue­na am­bi­cio­so pe­ro fac­ti­ble, so­bre to­do en el NOA, la re­gión que pa­re­ce pi­sar más fir­me en la ac­ti­vi­dad. Se­gún Pe­trac­chi, el stock ga­na­de­ro del NOA ha au­men­ta­do en los úl­ti­mos años mien­tras el stock na­cio­nal de­cre­cía. “Es­to mar­ca un vuel­co ha­cia la ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra im­pul­sa­do por los pre­cios de la ha­cien­da en ge­ne­ral y los me­no­res cos­tos de pro­duc­ción en al­gu­nos ca­sos. Hoy es una ac­ti­vi­dad atrac­ti­va en cuan­to a lo eco­nó­mi­co, pa­ra los desa­rro­llos exis­ten­tes”, di­ce. Y Ma­ce­ra, por su par­te, afir­ma: “Hoy ve­mos una cre­cien­te ofer­ta cre­di­ti­cia a bue­nas ta­sas. Se­ría un gran apor­te un fi­nan­cia­mien­to en ba­se a ín­di­ce car­ne”.

Quien no ve con tan­to op­ti­mis­mo la ecua­ción ga­na­de­ra es Fran­cis­co Ve­lar, cria­dor de la pro­vin­cia de Co­rrien­tes. “En nues­tra re­gión, más allá de que uno pue­da ser cria­dor pu­ro, re­cria­dor o en­gor­da­dor ar­te­sa­nal, el sis­te­ma es­tá pa­san­do por un pe­río­do de ba­ja ren­ta­bi­li­dad. La mis­ma vie­ne de­cre­cien­do des­de el pi­co más al­to que tu­vi­mos allá por 2010/2011, es­tan­do hoy con una ren­ta­bi­li­dad his­tó­ri­ca de un 3 por cien­to apro­xi­ma­da­men­te, in­clu­yen­do el ca­pi­tal tie­rra”, ase­gu­ra.

El Go­bierno de Cam­bie­mos, se­gún Ve­lar, pro­vo­có un cam­bio en los áni- mos y bue­nas ex­pec­ta­ti­vas. “Pe­ro a pe­sar de ello, el ti­po de cam­bio se ha trans­for­ma­do en un es­co­llo que no per­mi­te pen­sar en una me­jor ren­ta­bi­li­dad de nues­tros sis­te­mas pro­duc­ti­vos. El mer­ca­do in­terno es­tá su­fi­cien­te­men­te abas­te­ci­do de car­ne vacuna y, ade­más, con gran ofer­ta de car­ne de po­llo y cer­do. Es­to, su­ma­do a un mer­ca­do in­ter­na­cio­nal que no arran­ca y con un ti­po de cam­po poco com­pe­ti­ti­vo, ha­ce que el pa­no­ra­ma del sec­tor no sea alen­ta­dor en el sen­ti­do de in­ver­tir pen­san­do en au­men­tar la pro­duc­ción”, de­ta­lla el co­rren­tino, y agre­ga que se de­be­ría tra­ba­jar en la des­bu­ro­cra­ti­za­ción de va­rios or­ga­nis­mos na­cio­na­les, me­jo­ra de la in­fra­es­truc­tu­ra y crea­ción de cré­di­tos acor­des a los ci­clos pro­duc­ti­vos, con pla­zos lar­gos y ta­sas pro­mo­cio­na­les.

Lue­go, Ve­lar in­tro­du­ce al­gu­nas cues­tio­nes prác­ti­cas que po­drían in­ci­dir en el pro­gre­so de la ac­ti­vi­dad y en las que ca­si to­dos coin­ci­den. ”Se de­be as­pi­rar a au­men­tar el pe­so pro­me­dio de fae­na y ge­ne­rar una me­jor ti­pi­fi­ca­ción de la me­dia res que per­mi­ta su co­mer­cia­li­za­ción por cor­tes”, afir­ma.

Al res­pec­to, Ca­no­sa di­ce: “Las dos deudas pen­dien­tes de la pro­duc­ción son los ba­jos des­te­tes y el ba­jo pe­so de fae­na. Ade­más, pro­du­cir un sal­to cuan­ti­ta­ti­vo y cua­li­ta­ti­vo de la pro­duc­ción de pas­to, ya que sin pas­to no hay car­ne, no hay ter­ne­ros. Y en pa­ra­le­lo es fun­da­men­tal la pre­ven­ción sa­ni­ta­ria”.

Des­de el NOA, Pe­trac­chi enu­me­ra va­rias cues­tio­nes por me­jo­rar. “Si mi- ra­mos tran­que­ras aden­tro, pa­ra aque­llas me­dia­nas y gran­des em­pre­sas, la to­ma de da­tos de la ac­ti­vi­dad que se es­tá rea­li­zan­do, ca­pa­ci­ta­ción al per­so­nal que desa­rro­lla las dis­tin­tas ta­reas y la mi­ra­da de me­diano y lar­go pla­zo. Si mi­ra­mos tran­que­ras afue­ra, en mu­chos ca­sos de pro­duc­to­res chi­cos no es­tá re­suel­to el te­ma de la te­nen­cia de la tie­rra en nues­tra re­gión. Es­te es un te­ma a re­sol­ver por par­te del Es­ta­do”, di­ce. Lue­go, co­mo cual­quier pro­duc­tor ale­ja­do de los puer­tos, men­cio­na en­tre las tra­bas a la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra, y re­mar­ca: “Per­so­nal­men­te creo que res­pon­de­mos a un sis­te­ma de pre­mios y cas­ti­gos, por lo tan­to cual­quier co­sa que mo­di­fi­que­mos, co­mo el pe­so me­dio de fae­na, de­be­rá ve­nir con un in­cen­ti­vo que nos alien­te a me­jo­rar y ser más efi­cien­tes”.

Gi­mé­nez Za­pio­la di­ce que pa­ra ha­cer más efi­cien­te a la ga­na­de­ría hay que ac­tua­li­zar la for­ma de tra­ba­jo. “La­men­ta­ble­men­te, el ni­vel pro­me­dio de tra­ba­jo en nues­tro país atra­sa dé­ca­das, lo que ex­pli­ca que ten­ga­mos una ta­sa de mar­ca­ción ape­nas su­pe­rior al 60 por cien­to. Tam­bién acep­ta­mos co­mo inevi­ta­ble per­der un 10 por cien­to del pe­so de los ter­ne­ros al des­te­tar­los, o ta­sas de pre­ñez muy ba­jas en in­se­mi­na­ción a tiem­po fi­jo. En mi tra­ba­jo de ca­pa­ci­ta­ción en­cuen­tro nor­mal­men­te que el ni­vel de ca­li­fi­ca­ción de los tra­ba­ja­do­res ga­na­de­ros es muy ba­jo, y que las ins­ta­la­cio­nes son del mis­mo mo­de­lo que se usa­ba ha­ce cien años. Mien­tras si­ga-

La ta­sa de mar­ca­ción en la Ar­gen­ti­na es ape­nas su­pe­rior al 60 por cien­to La ca­pa­ci­ta­ción que se les brin­da a los tra­ba­ja­do­res es muy de­fi­cien­te

mos así, no se­re­mos com­pe­ti­ti­vos”, ad­vier­te.

Tras es­te diag­nós­ti­co, ¿se pue­de tra­zar un plan a fu­tu­ro pa­ra la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na? ¿Cuá­les de­be­rías ser los ejes del desa­rro­llo?

“No creo que el pro­gre­so de la ga­na­de­ría de­pen­da de un buen plan con ob­je­ti­vos a 5-10 años, sino de re­mo­ver obs­tácu­los a la efi­cien­cia, cu­yo aná­li­sis ex­ce­de el es­pa­cio de es­ta no­ta. Ca­da vez que oi­go que se pro­po­nen pla­nes me pon­go en guar­dia, por­que en ge­ne­ral esos pla­nes no son pa- ra la ga­na­de­ría sino pa­ra los con­su­mi­do­res, que su­man mu­chos más vo­tos”, di­ce Gi­mé­nez Za­pio­la.

Ca­no­sa, por su par­te, sí se ani­ma a plan­tear me­tas con­cre­tas. “La Ar­gen­ti­na de­be­ría tra­zar­se co­mo vi­sión ser un pro­vee­dor con­fia­ble de car­nes de ca­li­dad pa­ra las gón­do­las del mun­do man­te­nien­do el con­su­mo in­terno. El ob­je­ti­vo de­be­ría ser, en los pró­xi­mos cin­co años, lle­gar a 5 mi­llo­nes de to­ne­la­das de car­ne ex­por­tan­do la mi­tad, au­men­tan­do un 40 por cien­to la pro­duc­ción de pas­to y pa­san­do a un 74 por cien­to el por­cen­ta­je de des­te- te. Es­to im­pli­ca­ría usar 9 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz”, cal­cu­la el pro­duc­tor y ase­sor.

Y Ma­ce­ra afir­ma que con un me­jor ma­ne­jo de la cría, des­te­te pre­coz y mo­de­los efi­cien­tes de re­cría, jun­to con una de­ci­di­da apues­ta a ani­ma­les más pe­sa­dos pe­ro jó­ve­nes, él ve un enor­me po­ten­cial de cre­ci­mien­to. “Di­fun­dir mo­de­los pro­duc­ti­vos en es­ta lí­nea, adap­ta­dos a ca­da re­gión, es ta­rea en la que el Es­ta­do pue­de apor­tar mu­cho. Tam­bién con unas po­cas me­di­das im­po­si­ti­vas que alien­ten el cam­bio de mo­de­lo. Se es­tá tra­ba­jan­do muy bien en trans­pa­ren­tar el mer­ca­do y qui­tar las tra­bas pa­ra apun­tar a mer­ca­dos ex­ter­nos”, di­ce, y so­bre el final in­sis­te en un pun­to cla­ve que ya fue men­cio­na­do pe­ro que pa­re­ce ser el ta­lón de Aqui­les de la ga­na­de­ría Ar­gen­ti­na. “Pa­ra te­ner plan­teos de re­cría efi­cien­tes es ne­ce­sa­rio un pro­gra­ma de ca­pa­ci­ta­ción en re­cur­sos hu­ma­nos”.

De es­ta ma­ne­ra, las vo­ces de las re­gio­nes ga­na­de­ras tra­zan un es­ce­na­rio op­ti­mis­ta pa­ra la ac­ti­vi­dad, pe­ro al que no le fal­tan desafíos.

“Se­ría un gran apor­te un fi­nan­cia­mien­to en ba­se a ín­di­ce car­ne”, di­ce Pe­trac­chi “El pro­gre­so de­pen­de de qui­tar obs­tácu­los a la efi­cien­cia”, afir­ma Gi­mé­nez Za­pio­la

Un lo­te de va­cas y ter­ne­ros Bra­ford, una ra­za em­ble­ma de la pro­vin­cia y de to­do el NEA, des­can­sa a la som­bra de un ár­bol. Co­rrien­tes.

Feed­lot. En las zo­nas de ma­yor po­ten­cial agrí­co­la, la ter­mi­na­ción a corral ya es un pa­ra­dig­ma ins­ta­la­do.

Pas­tu­ra. Me­jo­rar la pro­duc­ción de fo­rra­je es uno de los fac­to­res que apun­ta­la­rán a to­da la ga­na­de­ría. JU­LIO JUAREZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.