El bam­bú tie­ne mu­cho pa­ra apor­tar

Clarin - Revista Rural - - Alternativas Productivas - Se­bas­tián Ta­mas­hi­ro/SLT Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

En la Fau­ba es­tu­dian sus cua­li­da­des pa­ra la pu­ri­fi­ca­ción del agua, la nu­tri­ción ani­mal y la sa­lud del sue­lo. El bam­bú se uti­li­za am­plia­men­te en mu­chos paí­ses del mun­do, aun­que en la Ar­gen­ti­na pa­sa inad­ver­ti­do pe­se a te­ner es­pe­cies na­ti­vas. Una de las cau­sas de su es­ca­sa apli­ca­ción es la fal­ta de co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co. Por ello, in­ves­ti­ga­do­res de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA (FAU­BA) y del Ins­ti­tu­to de Bo­tá­ni­ca Dar­wi­nion (IBODA, CONICET) iden­ti­fi­ca­ron las es­pe­cies na­ti­vas y exó­ti­cas pre­sen­tes en nues­tro país y es­tán tra­ba­jan­do en usos no­ve­do­sos: des­de la uti­li­za­ción de las ho­jas co­mo fo­rra­je y las ca­ñas co­mo bio­car­bón pa­ra re­me­diar sue­los y aguas con­ta­mi­na­das, o las pa­re­des ce­lu­la­res pa­ra la in­dus­tria quí­mi­ca, has­ta sus bro­tes co­mo ali­men­to nu­tri­ti­vo.

Pre­vio a es­tos es­tu­dios no se te­nían re­gis­tros ac­tua­li­za­dos de los gé­ne­ros y es­pe­cies de bam­búes pre­sen­tes en el país. “Pa­ra ca­da es­pe­cie se apor­tó su des­crip­ción, dis­tri­bu­ción geo­grá­fi­ca, ilus­tra­cio­nes, ca­rac­te­rís­ti­cas anató­mi­cas, así co­mo cla­ves pa­ra su iden­ti­fi­ca­ción ta­xo­nó­mi­ca. Ini­cia­mos las in­ves­ti­ga­cio­nes apli­ca­das em­plean­do el bam­bú na­ti­vo Gua­dua cha­coen­sis, que se en­cuen­tra dis­tri­bui­do en el no­res­te de la Ar­gen­ti­na”, di­jo An­drea Vega, do­cen­te e in­ves­ti­ga­do­ra de la cá­te­dra de Bo­tá­ni­ca Ge­ne­ral de la FAU­BA.

“Me­dian­te un en­fo­que in­ter­dis­ci­pli­na­rio, ana­li­za­mos su po­ten­cial fo­rra­je­ro y vi­mos que las ho­jas po­seen un 22,6% de pro­teí­na bru­ta, lo cual lo ase­me­ja a la al­fal­fa”, des­ta­có Vega. En es­te mis­mo sen­ti­do, Vir­gi­nia Fer­nán­dez, in­ves­ti­ga­do­ra de la cá­te­dra de Quí­mi­ca de las Bio­mo­lé­cu­las de la FAU­BA aco­tó: “A ni­vel mo­le­cu­lar es­ta­mos mi­ran­do los azú­ca­res que com­po­nen su pa­red ce­lu­lar y que de­fi­nen as­pec­tos fo­rra­je­ros co­mo su di­ges­ti­bi­li­dad. Nues­tro ob­je­ti­vo es pu­ri­fi­car es­tos com­pues­tos pa­ra su uso co­mo adi­ti­vos ali­men­ta­rios. Por ejem­plo, pa­ra in­cor­po­rar­los a pro­duc­tos lác­teos o de otro ti­po”.

An­drea Vega re­sal­tó otro de los usos cla­ves del bam­bú: la bio­rre­me­dia­ción. “Los bio­car­bo­nes de bam­bú son ma­te­ria­les ap­tos pa­ra la re­me­dia­ción am­bien­tal. Por es­ta ra­zón, de­ci­di­mos es­tu­diar es­ta es­pe­cie na­ti­va, de cre­ci­mien­to vi­go­ro­so y ba­jo cos­to, cu­yas ca­ñas pue­den ser em­plea­das en la pro­duc­ción de bio­car­bón. Es­te úl­ti­mo se fa­bri­ca a par­tir de las ca­ñas que los pro­duc­to­res des­car­tan y es ap­to pa­ra la re­mo­ción de co­lo­ran­tes en mues­tras de agua. Hi­ci­mos en­sa­yos con azul de me­ti­leno, co­lo­ran­te em­plea­do en la in­dus­tria tex­til, y com­pro­ba­mos su ele­va­da ca­pa­ci­dad de ad­sor­ción”.

Por su par­te, Ja­cin­ta Al­chou­ron, quien es­tu­dia los bio­car­bo­nes de bam­bú y su uso en la re­me­dia­ción de aguas con­ta­mi­na­das con ar­sé­ni­co en su te­sis de doc­to­ra­do en la Es­cue­la pa­ra Gra­dua­dos de la FAU­BA, agre­gó: “Re­ci­bi­mos al re­fe­ren­te de un pue­blo ori­gi­na­rio de For­mo­sa, quien que­ría co­no­cer los po­si­bles usos de G. cha­coen­sis en su re­gión. Creemos que, por sus pro­pie­da­des, el uso de es­ta es­pe­cie pue­de con­tri­buir al desa­rro­llo lo­cal, pe­ro aún fal­ta ge­ne­rar co­no­ci­mien­to”.

La ca­ña y el am­bien­te

Pa­ra ca­rac­te­ri­zar las pro­pie­da­des del car­bón de es­te bam­bú na­ti­vo, las in­ves­ti­ga­do­ras em­plea­ron ca­ñas de G. cha­coen­sis per­te­ne­cien­tes a tres es­ta­dios de ma­du­ra­ción de las ca­ñas: jo­ven, ma­du­ra y se­nes­cen­te, así co­mo el ma­te­rial de des­car­te, sin va­lor co­mer­cial pa­ra el pro­duc­tor. Las ca­ñas de des­car­te se se­can y quie­bran tem­pra­na­men­te y de­ben ser re­ti­ra­das de las ma­tas pa­ra pro­pi­ciar el cre­ci­mien­to de nue­vas ca­ñas. Los re­sul­ta­dos in­di­can que es­te úl­ti­mo es el ma­te­rial que pro­du­ce el me­jor bio­car­bón pa­ra re­me­diar aguas con­ta­mi­na­das con azul de me­ti­leno.

Al­chou­ron se­ña­ló que el bio­car­bón, ob­te­ni­do a al­ta tem­pe­ra­tu­ra y en au­sen­cia de oxí­geno (pi­ró­li­sis), no re­quie­re una ac­ti­va­ción pos­te­rior gra­cias a las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de la ca­ña co­mo la uni­for­mi­dad de po­ros y la al­ta su­per­fi­cie es­pe­cí­fi­ca, en­tre otras. Su ca­pa­ci­dad de se­cues­tro de con­ta­mi­nan­tes es su­pe­rior a los va­lo­res de los bio­car­bo­nes ac­ti­va­dos de uso con­ven­cio­nal en la in­dus­tria y su cos­to de pro­duc­ción es no­ta­ble­men­te me­nor.

Del mis­mo mo­do, los bio­car­bo­nes de bam­bú po­drían ser en­sa­ya­dos con otros con­ta­mi­nan­tes. Al­chou­ron afir­mó: “Con­fir­mar es­tas pro­pie­da­des en nues­tra es­pe­cie na­ti­va le agre­ga va­lor al ma­te­rial y plan­tea bue­nos ho­ri­zon­tes de pro­duc­ción gra­cias a la uti­li­dad de las dis­tin­tas par­tes de la plan­ta”.

Cé­lu­las de azú­car

En el ni­vel mo­le­cu­lar, el tra­ba­jo de Vir­gi­nia Fer­nán­dez, tam­bién in­ves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes en Hi­dra­tos de Car­bono (CIHIDECAR, Conicet), bus­ca de­ter­mi­nar en las pa­re­des de las cé­lu­las de Gua­dua cha­coen­sis los dis­tin­tos azú­ca­res que, com­bi­na­dos, for­man los po­li­sa­cá­ri­dos. Las di­fe­ren­cias mí­ni­mas a es­te ni­vel de­ter­mi­nan cues­tio­nes mu­chos más gran­des co­mo su po­si­ble uso co­mo fo­rra­je­ra.

Al mis­mo tiem­po, y a otra es­ca­la, An­drea Vega y su equi­po pro­fun­di­zan sus es­tu­dios so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas anató­mi­cas, mor­fo­ló­gi­cas y nu­tri­cio­na­les del fo­lla­je en es­pe­cies se­lec­cio­na­das. “Co­mo men­cio­na­ba an­te­rior­men­te, da­do que el bam­bú pue­de ser un buen ali­men­to pa­ra los ani­ma­les, que­re­mos pro­se­guir los es­tu­dios y rea­li­zar en­sa­yos pa­ra eva­luar la ga­nan­cia de pe­so en ani­ma­les pe­que­ños. Es nues­tro ob­je­ti­vo a fu­tu­ro”, con­clu­yó la do­cen­te.

Los bio­car­bo­nes de bam­bú son ap­tos pa­ra la re­me­dia­ción am­bien­tal

El bam­bú na­ti­vo Gua­dua cha­coen­sis se en­cuen­tra dis­tri­bui­do en el no­res­te de la Ar­gen­ti­na De acá.

“Por sus pro­pie­da­des, el uso de es­ta es­pe­cie pue­de con­tri­buir al desa­rro­llo lo­cal”, afri­mó. Ja­cin­ta Al­chou­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.