Fle­xi­bles, du­ra­de­ras y has­ta an­ti­sís­mi­cas

Clarin - Revista Rural - - Alternativas Productivas -

An­drea Vega in­di­có que la sub­fa­mi­lia Bam­bu­soi­deae se ubi­ca den­tro de la fa­mi­lia de los pas­tos (gra­mí­neas) y dos de sus tres tri­bus desa­rro­llan las clá­si­cas ca­ñas le­ño­sas. Es­te gru­po po­see ci­clos de vi­da pro­lon­ga­dos: pue­den tar­dar has­ta 120 años en flo­re­cer. Ade­más, pre­sen­tan rit­mos de cre­ci­mien­to muy ve­lo­ces; al­gu­nas lle­gan a cre­cer has­ta un me­tro por día y pue­den al­can­zar en su ma­du­rez los 30 me­tros de al­tu­ra. El ma­te­rial es fle­xi­ble y du­ra­de­ro. Di­fe­ren­tes es­pe­cies de bam­bú es­tán arrai­ga­das en una gran can­ti­dad de cul­tu­ras gra­cias a sus nu­me­ro­sas pro­pie­da­des. La do­cen­te agre­gó que las ca­ñas tar­dan en­tre tres y cin­co años pa­ra lle­gar a la ma­du­rez, es de­cir que per­mi­te co­se­chas fre­cuen­tes. Tam­bién fun­cio­nan co­mo fi­ja­do­res del sue­lo ya que pre­sen­tan ta­llos sub­te­rrá­neos muy desa­rro­lla­dos, en al­gu­nos ca­sos con un diá­me­tro su­pe­rior a los 10 cen­tí­me­tros. La re­fe­ren­cia pa­ra los tra­ba­jos cien­tí­fi­cos es el con­ti­nen­te asiá­ti­co, don­de exis­te una cul­tu­ra muy fuerte en cuan­to al uso del bam­bú; se co­men sus bro­tes y has­ta usan sus fi­bras pa­ra la in­dus­tria tex­til. En Co­lom­bia y Ecua­dor se em­plean las ca­ñas de una es­pe­cie afín a G. cha­coen­sis pa­ra cons­truc­cio­nes por sus pro­pie­da­des an­ti­sís­mi­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.