EL TRI­GO TIE­NE AI­RE PA­RA VO­LAR AL­TO

Los per­fi­les bien car­ga­dos y la ecua­ción eco­nó­mi­ca en­tu­sias­man a la ma­yo­ría de los pro­duc­to­res.

Clarin - Revista Rural - - Portada - Lu­cas Villamil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

En la an­te­úl­ti­ma se­ma­na de ma­yo co­men­zó una nue­va cam­pa­ña tri­gue­ra en la Ar­gen­ti­na con la siem­bra de los pri­me­ros lo­tes en las re­gio­nes NOA, NEA, Cen­tro-Nor­te de Cór­do­ba y San­ta Fe. Así lo in­for­mó la Bol­sa de Ce­rea­les de Bue­nos Ai­res, que es­ti­mó que la su­per­fi­cie es­ti­ma­da en el pre­sen­te ci­clo as­cen­de­rá a 6.100.000 hec­tá­reas, un 7 por cien­to más que las 5,7 mi­llo­nes de hec­tá­reas im­plan­ta­das du­ran­te la cam­pa­ña 2017/18.

Con buen áni­mo y al­tas ex­pec­ta­ti­vas se po­nen a pun­to las prin­ci­pa­les zo­nas tri­gue­ras del país. Re­cien­te­men­te, en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral, el ge­ren­te de un se­mi­lle­ro con ba­se en el sur de Bue­nos Ai­res, re­mar­ca­ba: “Des­pués de que se cor­tó la se­quía en gran par­te de la zo­na tri­gue­ra em­pe­zó a ha­ber un gran in­te­rés, si el cli­ma lo per­mi­te va a au­men­tar el área de siem­bra, y los pre­cios que hay van a ha­cer que el pro­duc­tor use más tec­no­lo­gía. Hay bue­na re­la­ción in­su­mo pro­duc­to. Hoy, en ki­los de tri­go es mu­cho más ba­ra­to el ki­lo de fer­ti­li­zan­te. Lo es­ta­mos vien­do en el in­te­rés y en los lla­ma­dos que es­ta­mos re­ci­bien­do”.

Es­tá cla­ro que el tri­go tie­ne ai­re pa- ra apun­tar al­to, pe­ro no se vi­ve de en­tu­sias­mo y bue­nas pers­pec­ti­vas. Por eso va­le la pe­na re­pa­sar los pa­sos que el es­pe­cia­lis­ta Jorge González Mon­ta­ner re­co­mien­da an­tes de de­fi­nir el plan­teo agro­nó­mi­co pa­ra el cul­ti­vo.

“Pri­me­ro hay que mi­rar el agua en el sue­lo, pa­ra de­fi­nir con qué po­ten­cial arran­ca­mos y ver si ha­go un mo­de­lo de mí­ni­ma, si no ha­go tri­go o si ha­go un mo­de­lo in­ten­si­vo”, re­mar­ca el téc­ni­co. En ese sen­ti­do, la sen­sa­ción general es que el cli­ma acom­pa- ña, pe­ro González Mon­ta­ner acla­ra que en ca­da ba­rrio la si­tua­ción es di­fe­ren­te.

El se­gun­do as­pec­to enu­me­ra­do por el téc­ni­co es ver qué ne­go­cio se va a ha­cer -un tri­go de ca­li­dad, una ce­ba­da, un tri­go de po­ten­cial de rin­de- pa­ra po­der es­ta­ble­cer qué de­man­da de nu­trien­tes se va a te­ner.

Otro pun­to muy im­por­tan­te se­gún Mon­ta­ner es re­vi­sar las re­si­dua­li­da­des. “Ve­ni­mos de un año muy se­co que des­pués se dio vuel­ta pe­ro que hi­zo que que­den mu­chos her­bi­ci­das re­si­dua­les en el sue­lo. En los am­bien­tes don­de no se re­cu­pe­ró el agua du­ran­te los me­ses cá­li­dos, hay pro­duc­tos que son un pro­ble­ma, en­ton­ces hay que re­vi­sar eso pa­ra ver si ha­ce­mos ce­ba­da, tri­go, o si nos cui­da­mos y va­mos di­rec­ta­men­te a la grue­sa”, di- ce el es­pe­cia­lis­ta.

Por úl­ti­mo, el téc­ni­co se re­fie­re al ma­yor ries­go sa­ni­ta­rio de la ac­tua­li­dad: las ro­yas. “Es­ta­mos en un es­ce­na­rio don­de las ro­yas son ca­da vez más agre­si­vas, par­ti­cu­lar­men­te la ro­ya li­neal y la ro­ya ne­gra. La cam­pa­ña pa­sa­da fue muy gra­ve”, di­ce, y agre­ga: “Las se­ña­les mues­tran que en los años más fríos se re­trae.

Re­pa­san­do: agua en el per­fil, ne­go­cio al que se apun­ta, re­si­dua­li­da­des y ro­ya. Des­pués de ana­li­zar es­tas va­ria­bles, en­ton­ces si se pue­de mi­rar la re­la­ción in­su­mo pro­duc­to y de­fi­nir si se apues­ta por mo­de­los que ase­gu­ren más ca­li­dad.

Yen­do al cam­po de jue­go, a po­co de em­pe­zar la cam­pa­ña en la prin­ci­pal zo­na tri­gue­ra del país aun que­da­ban va­rias du­das. Por ejem­plo Cé­sar Dia­le­ba, pro­duc­tor de la zo­na de Mar del Pla­ta, te­nía más pre­gun­tas que res­pues­tas. Ha­ce unas se­ma­nas en A To­do Tri­go, re­cor­dó que el año pa­sa­do tu­vo suer­te de po­der sem­brar al­go de tri­go en fe­chas tem­pra­nas, an­tes de las llu­vias, y se pre­gun­ta­ba si es­te año no su­ce­de­ría al­go si­mi­lar. “To­da­vía no lle­ga­mos a co­se­char la so­ja, hay un ca­mión aden­tro del cam­po ha­ce ca­tor­ce días sin po­der sa­lir. La idea es ha­cer tri­go, es­tá atrac­ti­vo el ne­go­cio, pe­ro tie­ne que pa­rar de llo­ver”, de­cía.

Por su par­te José Mu­na­rriz, pro­duc­tor en la zo­na de Chi­llar, coin­ci­día: “En el as­pec­to cli­má­ti­co es­ta­mos muy com­pli­ca­dos por­que to­da­vía no he­mos po­di­do co­se­char ab­so­lu­ta­men­te na­da de so­ja. Al­re­de­dor del 10 de ju­nio so­le­mos em­pe­zar la siem­bra de los ci­clos lar­gos de tri­go. Co­mo vie­ne la mano se va a apun­tar a tri­gos más in­ter­me­dios, pe­ro de una for­ma u otra es­te año se va a ha­cer un 20-30 por cien­to más de fi­na se­gu­ro”, de­cía.

Lue­go co­men­ta­ba que en su zo­na tu­vie­ron 5 o 6 años en los que prác­ti­ca­men­te no hi­cie­ron tri­go, y que aho­ra el ce­real vie­ne ha­cien­do fuer­za, los va­lo­res lo vol­vie­ron más atrac­ti­vo. “La gen­te ya se es­tá mo­vien­do pa­ra ase­gu­rar­se fer­ti­li­zan­te”.

Otro que se ex­pre­só en la mis­ma lí­nea fue En­ri­que Tho­mas, pro­pie­ta­rio del Cria­de­ro Tho­mas, en La Dul­ce, par­ti­do de Necochea, quien se de­di­ca a ha­cer ge­né­ti­ca pa­ra em­pre­sas pro­duc­to­ras de tri­go. “Veo ma­yor in­te­rés, es­pe­cí­fi­ca­men­te con tri­gos de ca­li­dad. Ne­ce­si­tan ca­li­dad, la ten­den­cia en el mun­do es a pro­du­cir tri­gos de ca­li­dad, por eso los ru­sos nos es­tán pa­san­do por arriba, por­que es­tán en una zo­na más fría, tie­nen tri­gos de in­vierno y los tri­gos de in­vierno son de me­jor ca­li­dad. Acá hay que re­ver­tir un po­co la ten­den­cia, ir­se a esos tri­gos de in­vierno, eso es lo que yo es­toy ha­cien­do”, afir­mó. Y lue­go aña­dió: “No es cier­to que no se pa­gue la ca­li­dad, si vos te­nés un tri­go de ca­li­dad el mer­ca­do te lo pa­ga. Lo que pa­sa que hoy el tri­go se to­ma co­mo se­gun­do cul­ti­vo, o ter­ce­ro, se bus­ca que más o me­nos sea ren­ta­ble, no se bus­ca ca­li­dad. La ca­li­dad se pa­ga 20 dó­la­res más que los tri­gos co­mu­nes. Se pue­de ha­cer ca­li­dad con can­ti­dad”.

La Bol­sa de Ce­rea­les es­ti­ma que ha­brá más de 6 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das En mu­chas zo­nas tri­gue­ras, las llu­vias ge­ne­ra­ron un atra­so en la siem­bra

Pas­ti­to. El ce­real tu­vo un buen arran­que en los lo­tes del nor­te del país y se es­pe­ra que el área sem­bra­da crez­ca un 7 por cien­to res­pec­to a 2017.

Fer­ti­li­zan­te. La re­la­ción in­su­mo pro­duc­to es­tá fa­vo­ra­ble a la in­ver­sión.

Ca­li­dad. Afir­man que se pue­de as­pi­rar a ma­yor ca­li­dad con can­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.