LA RU­RAL DE PA­LER­MO FUE UNA FIES­TA

La me­jor ge­né­ti­ca bo­vi­na y los fie­rros de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción fas­ci­na­ron a los por­te­ños.

Clarin - Revista Rural - - Portada - Lu­cas Vi­lla­mil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Hay ten­sión en el am­bien­te, los fun­cio­na­rios se­cre­tean en­tre ellos y en la tri­bu­na no vue­la una mos­ca. Fi­nal­men­te se re­ve­la el ga­na­dor; la de­ci­sión del ju­ra­do ha­ce es­ta­llar gri­tos de jú­bi­lo en la Ru­ral, el ca­ba­ñe­ro re­vo­lea la va­ri­lla por el ai­re y el to­ro cam­peón se es­pan­ta sa­cu­dien­do su enor­me cuer­po, pe­ro en­se­gui­da se dis­po­ne a re­ci­bir su sex­ta cu­car­da del día.

Un ra­to más tar­de, los fes­te­jos se ex­tien­den en el pa­be­llón de los bo­vi­nos. Ahí es­tán to­dos los que tra­ba­jan día a día en las ca­ba­ñas ga­na­do­ras y, por su­pues­to, los to­ros: Mi­das, de la ca­ba­ña La Do­min­ga, Gran Cam­peón de la ra­za Bra­ford; y Da­roiai, de La Sul­ta­na, Gran Cam­peón Bran­gus. Mi­das es un to­ro muy jo­ven, na­ció en enero de 2017 y ac­tual­men­te pe­sa 705 ki­los. Pa­ra lle­gar a Pa­ler­mo tu­vo que via­jar ca­si mil ki­ló­me­tros y lue­go acos­tum­brar­se al rui­do, la gen­te y el agua con sa­bor a clo­ro de la ciu­dad. El es­trés y los cam­bios le hi­cie­ron per­der al­gu­nos ki­los, pe­ro va­lió la pe­na la aven­tu­ra.

“Cuan­do uno ve el ter­ne­ro re­cién na­ci­do va vien­do sus ca­rac­te­rís­ti­cas y los va se­lec­cio­nan­do. Tie­ne bue­na área de ojo de bi­fe, buen es­pe­sor de gra­sa dor­sal, es muy sano pro­duc­ti­va­men­te”, co­men­ta Ma­riano Gar­zón, ve­te­ri­na­rio de la ca­ba­ña La Do­min­ga -pro­pie­dad de Ale­jan­dro Lau­ret- del par­ti­do de Is­chi­lín, al nor­te de Cór­do­ba. Allí, en cam­pos cu­bier­tos por pas­tu­ras Pa­ni­cum co­lo­ra­tum, Lau­ret cuen­ta con un plan­teo ga­na­de­ro cu­ya prio­ri­dad es cla­ra­men­te la pro­duc­ción de ge­né­ti­ca.

En Pa­ler­mo, Mi­das es­tá acom­pa­ña­do por Be­ni­to, otro to­ro de la ca­ba­ña que se que­dó con el Re­ser­va­do Gran Cam­peón. De es­ta ma­ne­ra, La Do­min­ga hi­zo un sor­pre­si­vo uno-dos. Y ade­más, un ter­cer to­ro de la ca­ba- ña fue ga­na­dor de su ca­te­go­ría. “No nos lo es­pe­rá­ba­mos. Uno sa­be que vie­nen mu­chas ca­ba­ñas que tra­ba­jan muy bien, hay que res­pe­tar­las. Fue una sor­pre­sa, una ale­gría”, di­ce Gar­zón.

El Bran­gus Da­roiai, por su par­te, tie­ne dos años y me­dio y pe­sa 900 ki- los. “Es un to­ro muy correcto que se des­pla­za muy bien, es muy ágil, lle­va los 900 ki­los muy bien. Se des­ta­ca mu­cho la mus­cu­la­tu­ra, el cuar­to pos­te­rior, el an­cho de lo­mo… Vir­tu­des no so­lo car­ni­ce­ras sino tam­bién fun­cio­na­les, lo im­por­tan­te es que dé re­pro­duc­to­res que fun­cio­nen bien a cam­po”, ex­pli­ca Mau­ri­cio Grop­po, de La Sul­ta­na -Bell Vi­lle, Cór­do­ba-, y co­men­ta que en gua­ra­ní, Da­roiai sig­ni­fi­ca al­go así co­mo “ya van a ver”. “Se lo pu­sie­ron los co­rren­ti­nos que tra­ba­jan en la ca­ba­ña y que ya de ter­ne­ro le vie­ron buen fu­tu­ro”.

La Sul­ta­na tie­ne 55 años, em­pe­zó con la cría de An­gus de la mano del abue­lo de Mau­ri­cio, y fue Dan­te, su pa­dre, quien le dio más im­pul­so al desa­rro­llo de la ca­ba­ña. Ha­ce 14 años em­pe­za­ron a criar Bran­gus por­que su zo­na se vol­vió muy agrí­co­la, los clien­tes de An­gus dis­mi­nu­ye­ron y apa­re­ció la po­si­bi­li­dad de po­ner un pié en Sal­ta. En­ton­ces, pen­san­do en esa zo­na, el Bran­gus se per­fi­ló co­mo una muy bue­na op­ción, di­ce Grop­po, vi­si­ble­men­te emo­cio­na­do por la con­sa­gra­ción. Es que has­ta el mo­men­to ha­bían sa­ca­do tres gran­des cam­peo­nas hem­bras, un to­tal de diez po­dios en Pa­ler­mo, pe­ro se les ve­nía ne­gan­do el Gran Cam­peón Ma­cho.

“Nos de­di­ca­mos a la al­ta ge­né­ti­ca, ya es­ta­mos pre­sen­tes en Uru­guay, Paraguay, Bra­sil, Co­lom­bia, Bo­li­via... Hoy la ex­por­ta­ción ron­da el 20 por cien­to del ne­go­cio, pe­ro va a ir cre­cien­do”, di­ce Grop­po. Aho­ra, Da­roiai lu­ce to­das sus cu­car­das, in­clui­da la ce­les­te y blan­ca de Gran Cam­peón ma­cho de la ra­za. Su se­men, al igual que el de Mi­das, aca­ba de au­men­tar con­si­de­ra­ble­men­te su va­lor. Am­bos to­ros, co­mo mu­chos de los que se ven en Pa­ler­mo, irán di­rec­to a pres­tar ser­vi­cio a cen­tros de in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial.

Por ejem­plo, Mi­das y su pri­mo Be- ni­to irán al cen­tro de in­se­mi­na­ción de Ve­na­do Tuer­to CIAVT, don­de dos o tres ve­ces por se­ma­na se les ex­trae­rá se­men, con­si­de­ran­do el es­ta­do del to­ro, la ca­li­dad del se­men y la de­man­da que ha­ya del mis­mo. Una me­di­da pro­me­dio de eya­cu­la­do es de 6 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, y pue­de lle­gar a 8. “Al igual que las va­cas, hay to­ros que dan más y otros que dan me­nos. A su vez, la con­cen­tra­ción y ca­li­dad de ca­da eya­cu­la­do di­fie­re de un ani­mal a otro. Hay to­ros que ter­mi­nan pro­du­cien­do 5.000 do­sis anua­les, otros 10.000 y otros has­ta 50.000”, ex­pli­ca Gar­zón.

Las téc­ni­cas de re­pro­duc­ción ac­tua­les per­mi­ten mul­ti­pli­car la ge­né­ti­ca de los me­jo­res to­ros y las me­jo­res va­cas. A las hem­bras se les ex­traen ovo­ci­tos que son fe­cun­da­dos in vi­tro pa­ra lue­go im­plan­tar el em­brión re­sul­tan­te en el vien­tre de una va­ca re­cep­to­ra. De esa ma­ne­ra, al mis­mo tiem­po que se pa­sean por Pa­ler­mo, mu­chos to­ros y va­cas es­tán a pun­to de de­jar des­cen­den­cia en cam­pos del país y del mun­do.

Sin ir más le­jos, el pro­pio Mi­das es pro­duc­to de una trans­fe­ren­cia de em­brio­nes he­cha por La Do­min­ga. Su ma­dre es una va­ca com­pra­da a la ca­ba­ña Ran­cho Gran­de ha­ce unos años, y el pa­dre es Go­liat, un to­ro na­ci­do en la pro­pia ca­ba­ña de un em­brión im­por­ta­do de Aus­tra­lia. Mi­das to­da­vía no tie­ne hi­jos en el cam­po, pe­ro ya hay em­brio­nes pro­du­ci­dos con su se­men pre­pa­ra­dos pa­ra ser im­plan­ta­dos en el vien­tre de una va­ca. Y es­te es so­lo el co­mien­zo.

“Par­te de la sa­tis­fac­ción de ob­te­ner pre­mios en Pa­ler­mo es re­va­lo­ri­zar el tra­ba­jo que se vie­ne ha­cien­do ha­ce años en la ca­ba­ña, es un vo­to de con­fian­za, es co­mo de­cir vas por un buen rum­bo”, sin­te­ti­za Gar­zón.

Las téc­ni­cas ac­tua­les de re­pro­duc­ción ayu­dan a mul­ti­pli­car la me­jor ge­né­ti­ca Se bus­ca ani­ma­les con bue­na ca­pa­ci­dad car­ni­ce­ra pe­ro que sean fun­cio­na­les

Se les dió. Tras te­ner tres gran­des cam­peo­nas hem­bras y su­bir diez ve­ces al po­dio de Pa­ler­mo, La Sul­ta­na, de los Grop­po, ga­nó el pre­mio ma­yor.

Do­ble­te. La Do­min­ga, de Ale­jan­dro Lau­ret (en el cen­tro) ga­nó el pri­me­ro y se­gun­do pues­to de la Bra­ford.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.