La li­be­ra­ción de un nue­vo even­to

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Hue­go hhuer­go@clarin.com

La li­be­ra­ción del es­pe­ra­do even­to trans­gé­ni­co In­tac­ta es una ex­ce­len­te no­ti­cia pa­ra el agro. La de­ci­sión, anun­cia­da es­ta se­ma­na en un ac­to en el que com­par­tie­ron car­tel el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra y la com­pa­ñía Mon­san­to (que desa­rro­lló la no­ve­dad), tie­ne im­pli­can­cias téc­ni­cas con­cre­tas: la RR2/Bt pro­me­te más ren­di­mien­to y al mis­mo tiem­po aho­rro de in­sec­ti­ci­das. Pe­ro so­bre to­do, con­ca­te­na un ele­va­do flu­jo ins­ti­tu­cio­nal.

La fo­to del mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Nor­ber­to Yauhar, el se­cre­ta­rio Lo­ren­zo Bas­so, el sub­se­cre­ta­rio Os­car So­lís, jun­to al pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te de la mul­ti­na­cio­nal, es sin du­da muy fuer­te. Bas­ta re­cor­dar que es­te go­bierno, en sus pri­me­ros años de ges­tión, ha­bía ini­cia­do un jui­cio con­tra Mon­san­to cuan­do es­ta com­pa­ñía tra­bó el des­em­bar­co de de­ri­va­dos de so­ja RR por con­te­ner un gen por el cual la Ar­gen­ti­na no re­co­no­cía re­ga­lías que re­mu­ne­ra­sen la pro­pie­dad in­te­lec­tual.

Aho­ra no sólo es­tu­vo la fo­to. La acom­pa­ña­ron los dis­cur­sos, en los que tan­to Yauhar co­mo Bas­so rei­vin­di­ca­ron con vehe­men­cia

La so­ja In­tac­ta RR2 pro­me­te más rin­de y aho­rro de in­sec­ti­ci­das

los de­re­chos de pro­pie­dad de los ob­ten­to­res. Y acom­pa­ña­ron sus pa­la­bras con el anun­cio de un pró­xi­mo en­vío al Con­gre­so del es­pe­ra­do pro­yec­to de ley de se­mi­llas, fun­da­men­tal pa­ra re­crear un cli­ma de con­fian­za en­tre las em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes de­di­ca­das a la in­ves­ti­ga­ción ge­né­ti­ca.

Ha­cía 16 años que no se li­be­ra- ba un even­to trans­gé­ni­co en au­tó­ga­mas. To­do el mun­do co­no­ce el im­pac­to ge­ne­ra­do por el lan­za­mien­to de la so­ja RR en 1996. Ha­cía tres años que la pro­duc­ción de so­ja se ha­bía es­tan­ca­do en las 15 mi­llo­nes de to­ne­la­das. A par­tir de en­ton­ces no de­jó de cre­cer, has­ta su­pe­rar las 50 mi­llo­nes de to­ne­la­das el año pa­sa­do.

Los be­ne­fi­cios se di­fun­die­ron por to­da la eco­no­mía y la so­cie­dad. La so­ja es por le­jos el prin­ci­pal pro­duc­to de la ca­nas­ta ex­por­ta­do­ra, con un apor­te de 25.000 mi­llo­nes de dó­la­res. No sólo li­de­ró la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas, sino que con­vir­tió a la Ar­gen­ti­na en un país via­ble. No fue ni la mu­ñe­ca K ni el vien­to de co­la quie­nes sa­ca­ron a la Ar­gen­ti­na de la cri­sis del 2002. Tam­po­co fue la so­ja. Fue la so­ja RR. La RR desató una cas­ca­da de in­ver­sio­nes en va­lor agre­ga­do. Es­to ya ve­nía, pe­ro se ace­le­ró de mo­do tal que en po­co tiem­po sur­gió el clus­ter so­je­ro más com­pe­ti­ti­vo del pla­ne­ta. Ha­ri­nas de al­to con­te­ni­do pro­tei­co, acei­te, le­ci­ti­na, bio­die­sel, gli­ce­ri­na. Ar­gen­ti­na es lí­der mun­dial en to­dos es­tos pro­duc­tos de­ve­ni­dos en es­tra­té­gi­cos pa­ra la in­dus­tria ali­men­ti­cia y la pro­vi­sión de energía re­no­va­ble.

El go­bierno fue muy efi­caz en cap­tu­rar la ren­ta tec­no­ló­gi­ca ge­ne­ra­da por la re­vo­lu­ción so­je­ra,

Ha­cía 16 años que no se li­be­ra­ba un even­to trans­gé­ni­co en au­tó­ga­mas

ape­lan­do a los de­re­chos de ex­por­ta­ción que ac­tual­men­te al­can­zan un dis­pa­ra­ta­do 35%. Pe­ro es­ta es otra dis­cu­sión.

En el ca­so de la tec­no­lo­gía In­tac­ta, no ca­be es­pe­rar un sal­to tan es­pec­ta­cu­lar co­mo el de la ori­gi­nal RR. Los téc­ni­cos de Mon­san­to ha­blan de rin­des su­pe­rio­res en un 11%, por una me­jor per­for­man­ce del gen de re­sis­ten­cia al her­bi­ci­da, aho­ra ubi­ca­do en otro cro­mo­so­ma. Y se su­ma el efec­to de con­trol de in­sec­tos pa­ra el nor­te.

Son 5/6 mi­llo­nes de to­ne­la­das ex­tra, que a los pre­cios ac­tua­les sig­ni­fi­can unos 4.000 mi­llo­nes de dó­la­res adi­cio­na­les. Es de­cir, co­mo la ex­por­ta­ción de au­tos en el año ré­cord. Y, sin em­bar­go, es­to es so­lo un pun­to de par­ti­da. Res­ta­ble­cer el flu­jo de la bio­tec­no­lo­gía, ase­gu­rar el mar­co ins­ti­tu­cio­nal que res­pe­te los de­re­chos de pro­pie­dad in­te­lec­tual, pro­me­te mu­cho más, y no so­lo en so­ja. El trigo, el al­go­dón, el arroz, es­pe­ran tam­bién un nue­vo mar­co ins­ti­tu­cio­nal, que no so­lo pro­te­ja los even­tos bio­tec­no­ló­gi­cos sino tam­bién el ger­mo­plas­ma so­bre el que se in­ser­ta el trans­gen.

Así co­mo la se­ma­na pa­sa­da plan­tea­mos la desa­zón por el desa­tino con el bio­die­sel, aho­ra no se pue­de me­nos que re­co­no­cer el acier­to de es­ta de­ci­sión. Una de cal y una de are­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.