La so­ja BTRR se hi­zo reali­dad en Ar­gen­ti­na

Es­ta se­ma­na se hi­zo el anun­cio ofi­cial de la apro­ba­ción de In­tac­ta RR2, de Mon­san­to, que pro­me­te más rin­de y aho­rro de in­sec­ti­ci­da. De­bi­do a es­te avan­ce tec­no­ló­gi­co, los rin­des su­bi­rían en un 11%

Clarin - Rural - - AGRICULTURA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

Ga­nar efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos am­bien­ta­les y sus­ten­ta­bi­li­dad de pro­duc­ción son as­pec­tos muy im­por­tan­tes pa­ra el ma­ne­jo agronómico de los cul­ti­vos. Por ello, to­das las nue­vas tec­no­lo­gías se en­co­lum­nan tras es­tos ob­je­ti­vos.

Es­ta se­ma­na, en Bue­nos Aires, Mon­san­to anun­ció ofi­cial­men­te la apro­ba­ción de In­tac­ta RR2P­roY pa­ra so­ja, una nue­va va­rie­dad que con­fie­re la re­sis­ten­cia múl­ti­ple a in­sec­tos y her­bi­ci­das, lue­go de que la Se­cre­ta­ría de Agri­cul­tu­ra fir­ma­ra la re­so­lu­ción que dis­po­ne la li­be­ra­ción de es­ta tec­no­lo­gía la se­ma­na pa­sa­da.

Es­te es un gran pa­so pa­ra el lan­za­mien­to co­mer­cial de los pri­me­ros ma­te­ria­les que ten­drán in­cluí­do el gen Bt, que es una no­ve­dad pa­ra la Ar­gen­ti­na, y el RR2, que su­pera a las va­rie­da­des an­te­rio­res que con­ta­ban con RR1.

Con es­te nue­vo ger­mo­plas­ma, desa­rro­lla­do ex­clu­si­va­men­te por la com­pa­ñía pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na, las ven­ta­jas agro­nó­mi­cas pa­ra el pro­duc­tor ra­di­can prin­ci­pal­men­te en una re­duc­ción en el uso de in­sec­ti­ci­das, da­do por la in­tro­duc­ción del gen Bt, y una ma­yor fle­xi­bi­li­dad en el ma­ne­jo de her­bi­ci­das, por me­dio del RR2P­roY.

El pre­si­den­te de Mon­san­to pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na, Ber­nar­do Cal­vo Isaza, an­fi­trión en es­te ca­so, ha­bló so­bre los avan­ces tec­no­ló­gi­cos más im­por­tan­tes.

“El gen Bt ofre­ce­rá ma­yor pro­tec­ción con­tra in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros que ata­can la par­te aé­rea mien­tras que el gen RR2P­roY con­fie­re más to­le­ran­cia al her­bi­ci­da Round Up Ready Ul­tra Max y, a la vez se agre­ga más po­ten­cial de ren­di­mien­to”, sos­tu­vo. De es­ta ma­ne­ra agre­gó que es­te desa­rro­llo fa­vo­re­ce la sus­ten­ta­bi­li­dad del agro­sis­te­ma ya que es un avan­ce más ami­ga­ble pa­ra el sue­lo y el am­bien­te.

Por un la­do, con la po­si­bi­li­dad de aho­rrar in­sec­ti­ci­da y a la vez ha­cer un con­trol más efi­cien­te de in­sec­tos y, por otro la­do, al fle­xi­bi­li­zar­se el ma­ne­jo de ma­le­zas, el cul­ti­vo apro­ve­cha­rá más los re­cur­sos am­bien­ta­les dis­po­ni­bles, lo cual im­pac­ta de ma­ne­ra di­rec­ta y po­si­ti­va so­bre su ren­di­mien­to.

Es­to que­dó bien cla­ro cuan­do Cal­vo Isaza co­men­tó que en prue­bas he­chas en 500 cam­pos de Bra­sil (país en que ya se lan­zó In­tac­ta RR2P­roY) y en lo­tes ex­pe­ri­men­ta­les de la com­pa­ñía, los ren­di­mien­tos de la olea­gi­no­sa se in­cre­men­ta­ron en 11%.

Lue­go de es­te anun­cio, en Ar­gen­ti­na co­mien­za la cuen­ta re­gre­si­va pa­ra la lle­ga­da al mer­ca­do de las pri­me­ras va­rie­da­des co­mer­cia­les que es­ta­rán dis­po­ni­bles pa­ra el 2013/14 pa­ra el nor­te del país. Allí, se ha­rán los pri­me­ros en­sa­yos de ex­pe­ri­men­ta­ción ya que la pre­sión de in­sec­to es ma­yor. Pe­ro con­fir­ma­ron, des­de la com­pa­ñía, que al año si­guien­te habrá ma­te­ria­les pa­ra el res­to del país.

Por su par­te, Pablo Va­que­ro, vi­ce­pre­si­den­te de Mon­san­to pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na Sur, ex­pli­có que es­ta nue­va tec­no­lo­gía per­mi­ti­rá con­tri­buir a una ma­yor pro­duc­ción y a me­jo­rar el me­dio am­bien­te. Ade­más se­ña­ló que “es la pun­ta de lan­za de un cam­bio fun­da­men­tal que per­mi­ti­rá que otras em­pre­sas trai­gan es­ta tec­no­lo­gía, que es­tá dis­po­ni­ble gra­cias a la in­te­rac­ción pú­bli­co-pri­va­do, ade­más de los me­ca­nis­mos de con­sen­so que se es­tán al­can­zan­do con to­da la ca­de­na de la so­ja y que se tra­ba­jó con un go­bierno que ha abier­to el diálogo”. Es­to lo di­jo an­te la mi­ra­da aten­ta del mi­nis­tro de agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría, Nor­ber­to Yauhar, y el sub­se­cre­ta­rio de agri­cul­tu­ra, Lo­ren­zo Bas­so que fue­ron par­te del anun­cio.

Ca­be re­cor­dar que des­de ha­ce 16 años, lue­go del lan­za­mien­to del RR1, que con­fe­ría ex­clu­si­va­men­te la re­sis­ten­cia al Round Up, no se co­no­cían nue­vos even­tos trans­gé­ni­cos en so­ja. En es­te ca­so, pa­ra el BtRR2, la com­pa­ñía nor­te­ame­ri­ca­na bus­có el con­sen­so de la ca­de­na de la so­ja en Ar­gen­ti­na que le per­mi­ti­ría traer su port­fo­lio de va­rie­da­des y que le sea re­co­no­ci­da la pro­pie­dad in­te­lec­tual co­mo ob­ten­tor de es­te desa­rro­llo.

Es­ta es una gran no­ve­dad pa­ra el cul­ti­vo más im­por­tan­te que pro­du­ce nues­tro país y que apor­ta más se­gu­ri­dad a la pro­duc­ción y po­ten­cial del ren­di­mien­to.

RO­BER­TO PE­RA

Nue­vo ho­ri­zon­te. Se­rán ma­te­ria­les con más con­trol de le­pi­dóp­te­ros y fle­xi­bi­li­dad en el mo­men­to de apli­car her­bi­ci­das.

Lo lo­gra­ron. Yauhar (izq.), Cal­vo Isaza (cen­tro) y Va­que­ro en el lan­za­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.