La ecua­ción que su­ma más en el NEA

Con el en­gor­de a co­rral co­mo guía, en Co­lo­nia Eli­sa apun­tan a la in­ten­si­fi­ca­ción ga­na­de­ra en ba­se a una in­te­gra­ción con el es­que­ma agrí­co­la.

Clarin - Rural - - INTENSIFICACIÓN GANADERA EN CHACO >>> - Andrés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@clarin.com

El des­pla­za­mien­to de la ga­na­de­ría ha­cia zo­nas ex­tra­in­fe­rior pam­pea­nas es una reali­dad ca­da vez más pal­pa­ble, y en el ca­so del nor­te ar­gen­tino, los pro­duc­to­res apues­tan a in­ten­si­fi­car es­ta ac­ti­vi­dad de la mano de pre­cios fa­vo­ra­bles y co­mo una for­ma de in­te­grar de ma­ne­ra efi­cien­te su es­que­ma de tra­ba­jo.

Con már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad ten­ta­do­res, es­tos ga­na­de­ros apues­tan a cre­cer puer­tas aden­tro, y en el ca­so de pro­duc­to­res mix­tos, con una pre­mi­sa bá­si­ca: que el ma­yor por­cen­ta­je po­si­ble de grano sal­ga de sus es­ta­ble­ci­mien­tos con­ver­ti­do en car­ne.

An­te es­te es­ce­na­rio, los pro­duc­to­res ga­na­de­ros del NOA y NEA orien­tan sus es­fuer­zos a ad­qui­rir es­ca­la de tra­ba­jo, pa­ra po­der in­te­grar de ma­ne­ra efi­cien­te su pro­duc­ción de gra­nos. En es­ta ecua­ción, las dis­tan­cias con los prin­ci­pa­les puer­tos de co­mer­cia­li­za­ción y los muy bue­nos pre­cios de la ha­cien­da ter­mi­nan de vol­car la ba­lan­za ha­cia el la­do de la in­ten­si­fi­ca­ción.

En la lo­ca­li­dad cha­que­ña de Co­lo­nia Eli­sa, el in­ge­nie­ro agró­no­mo Mar­tín Gou­jon tran­si­ta es­ta di­rec­ción. Tras fi­na­li­zar en 2004 sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios en agro­no­mía, y tra­ba­jar du­ran­te un tiem­po co­mo re­pre­sen­tan­te de ven­tas de una fir­ma de in­su­mos, in­gre­só al ne­go­cio familiar.

En la ac­tua­li­dad, tra­ba­ja so­bre un es­que­ma mix­to en el es­ta­ble­ci­mien­to Gou­jon Her­ma­nos, que abar­ca 900 hec­tá­reas, en don­de la

Cer­ca del 60% de los cul­ti­vos tie­nen co­mo des­tino fi­nal ali­men­tar bo­vi­nos

mi­tad de la su­per­fi­cie se des­ti­na a maíz, sor­go y so­ja, y la su­per­fi­cie res­tan­te al­ber­ga un ro­deo de 1.500 bo­vi­nos, que se di­vi­de en­tre una su­per­fi­cie des­ti­na­da a re­cría y un co­rral de ter­mi­na­ción.

Co­mo par­ti­cu­la­ri­dad, siem­bran hí­bri­dos tem­pla­dos de ci­clo in­ter­me­dio a cor­to de maíz en agos­to, y lue­go de la trilla en enero del ce­real, in­me­dia­ta­men­te siem­bran so­ja. Los rin­des se ubi­can de acuer­do a los pro­me­dios de la re­gión, so­bre los 5.000 kg/ha pa­ra ce­rea­les y en­tre 2.500-3.000 kg/ha en la olea­gi­no­sa.

Y en­se­gui­da com­pren­dió cuál es la di­rec­ción a se­guir. “Mi vi­sión apun­ta a in­ten­si­fi­car e in­te­grar y co­mo em­pre­sa que­re­mos se­guir cre­cien­do en ba­se al en­gor­de a co­rral”, sos­tu­vo Gou­jon. En la ac­tua­li­dad, el 60% de la pro­duc­ción de ce­rea­les se des­ti­na co­mo ali­men­to pa­ra el ro­deo bo­vino, y en el me­diano pla­zo apun­tan a que la pro­duc­ción to­tal de ce­rea­les es­té en­fo­ca­da con es­te ob­je­ti­vo.

En es­te pun­to, el ga­na­de­ro ha­ce cuen­tas y se en­tu­sias­ma. A un con­su­mo de 8 kg/día, ne­ce­si­ta­ría un ro­deo de 2.700 ani­ma­les pa­ra des­ti­nar to­da su pro­duc­ción de maíz y sor­go pa­ra sos­te­ner una die­ta a esa es­ca­la. “Si bien es un ho­ri­zon­te ambicioso, creo que es al­can­za­ble. En la ac­tua­li­dad, si bien un pro­duc­tor de 400 hec­tá­reas de maíz es chi­co, pa­ra que los ani­ma­les co­man esa can­ti­dad hay que con­ver­tir­se en un gran ga­na­de­ro”, pro­yec­ta.

El cir­cui­to pro­duc­ti­vo co­mien­za con la com­pra de ter­ne­ros, que de acuer­do a su pe­so de en­tra­da tie­nen dos des­ti­nos. Lue­go de un pe­río­do de adap­ta­ción de 20 días, en don­de los ani­ma­les se acos­tum­bran a co­mer grano y se im­ple­men­ta un plan sa­ni­ta­rio que in­clu­ye dos va­cu­na­cio­nes, se los di­vi­de en dos ro­deos. En es­ta pri­me­ra eta­pa, la die­ta de los bo­vi­nos con­sis­te en si­lo de maíz, ex­pe­ller de gi­ra­sol y nú­cleo mi­ne­ral.

Aque­llos ani­ma­les con un pe­so a los 180 ki­los son tras­la­da­dos a un cam­po de re­cría y los de 180-200 ki­los in­gre­san di­rec­ta­men­te al feed­lot, que cuen­ta con una ca­pa­ci­dad de en­cie­rre de 600 ani­ma­les.

La su­per­fi­cie de re­cría abar­ca 380 hec­tá­reas, que tra­ba­ja con una al­ta car­ga ani­mal por hec­tá­rea y con­tie­ne al­re­de­dor de 900 ani­ma­les. En in­vierno, cuen­tan con una su­ple­men­ta­ción del 2%. “Cuan­do avan­ce­mos con la siem­bra de pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas, rea­li­za­re­mos ma­yo­res in­ver­sio­nes en pro­duc­ción de fo­rra­jes”, es­ti­mó.

La ba­se pa­ra ali­men­tar es­ta fa­se de re­cría ga­na­de­ra es­tá cons­ti­tui-

En 380 hec­tá­reas de re­cría tra­ba­jan con al­ta car­ga ani­mal, 900 ca­be­zas en to­tal

da por pas­to es­tre­lla y di­can­tio. En es­ta eta­pa, se im­ple­men­ta un pas­to­reo ro­ta­ti­vo se­mi in­ten­si­vo, con pi­que­tes pro­me­dios de 30-40 hec­tá­reas con una al­ta car­ga ins­tan­tá­nea. “En una se­gun­da eta­pa, la idea es avan­zar so­bre ba­jos con al­gu­na pas­tu­ra adap­ta­ble en la zo­na, co­mo gra­ma rho­des”, se­ña­ló.

En es­ta eta­pa de re­cría, el ob­je­ti­vo es que los bo­vi­nos ga­nen por día en­tre 600 y 800 gra­mos, y pa­ra cu­brir la dis­mi­nu­ción fo­rra­je­ra en in­vierno, se rea­li­za su­ple­men­ta­ción. “Ele­gi­mos a los ani­ma­les

FOTOS: OLI­VER KORNBLIHTT/EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Pri­mer ac­to. En los cam­pos de re­cría, los ani­ma­les de 120 a 140 ki­los in­gre­san pa­ra ga­nar pe­so y lle­gar bien a los co­rra­les, con su­ple­men­ta­ción que se ma­ne­ja de acuer­do a la dis­po­ni­bi­li­dad fo­rra­je­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.