La bio­lo­gía ga­na es­pa­cio en el ne­go­cio agrí­co­la

Por qué las gran­des em­pre­sas del mun­do po­nen el ojo en es­te sec­tor y en Ar­gen­ti­na. El ca­so de la da­ne­sa No­vozy­mes, que se que­dó con Ni­tra­gin.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA EN TRANSFORMACIÓN>>> - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@clarin.com

El ne­go­cio agrí­co­la ar­gen­tino es­tá en la mi­ra del mun­do. La Ar­gen­ti­na es un país es­tra­té­gi­co en la pro­duc­ción de gra­nos, tan­to so­ja co­mo maíz y tam­bién gi­ra­sol, por ci­tar los más im­por­tan­tes, y to­da la ca­de­na que se aglu­ti­na de­trás de ellos ge­ne­ra fuer­te in­te­rés. Hay mu­chos ejem­plos de eso, y Cla­rín Ru­ral re­la­tó re­cien­te­men­te va­rios de ellos. Otro que así lo de­mues­tra es el ca­so de la em­pre­sa di­na­mar­que­sa No­vozy­mes, que el año pa­sa­do com­pró aquí a la co­no­ci­da Ni­tra­gin, pa­ra cre­cer tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo re­gio­nal.

El di­rec­tor de No­vozy­mes pa­ra La­tino Amé­ri­ca es Ser­gio Me­llo­ni, quien en su ba­se del par­que in­dus­trial de Pi­lar con­tó a Cla­rín Ru­ral que des­de allí pro­du­cen pa­ra Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Uru­guay, Pa­ra­guay y Bo­li­via. Es de­cir, pa­ra la Fór­mu­la 1 de la so­ja. Ela­bo­ran ino­cu­lan­tes, pro­mo­to­res de cre­ci­mien­to y so­lu­bi­li­za­do­res de fós­fo­ro, que lan­za­rán en 2013 (se tra­ta de un hon­go traí­do de Amé­ri­ca del Nor­te que se su­ma­rá el ino­cu­lan­te, a un fun­gi­ci­da de Basf -em­pre­sa con la que tie­nen un acuer­do- y al pro­mo­tor de cre­ci­mien­to).

¿Por qué una gran em­pre­sa co­mo No­vozy­mes, que fac­tu­ró 1.900 mi­llo­nes de dó­la­res en 2011, de­ci­de com­prar una em­pre­sa mu­cho más pe­que­ña, en lu­gar de des­em­bar­car di­rec­ta­men­te? Me­llo­ni res­pon­de que ellos ya co­no­cían per­fec­ta­men­te el mer­ca­do lo­cal, y que ese es el gran apor­te que pue­den ha­cer, mien­tras que la di­men­sión de los di­na­mar­que­ses les per­mi­ti­rá mul­ti­pli­car por 10 el presupuesto de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo.

“Hay un gran in­te­rés en el mun­do por los pro­duc­tos bio­ló­gi­cos y no hay mu­chas op­cio­nes cuan­do uno mi­ra el mer­ca­do”, ex­pli­ca Me­llo­ni. Co­mo ejem­plo, in­di­ca que Ba­yer com­pró re­cien­te­men­te una em­pre­sa de bio­ló­gi­cos en Ca­li­for­nia, por un va­lor muy im­por­tan­te.

“Las gran­des com­pa­ñías ven a los bio­ló­gi­cos co­mo un com­ple-

“Las gran­des ven a los bio­ló­gi­cos co­mo un com­ple­men­to de la quí­mi­ca”, afir­ma

men­to de la quí­mi­ca”, con­si­de­ra el eje­cu­ti­vo. Y agre­ga que, con las he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas que hoy exis­ten, los bio­ló­gi­cos (co­mo un ba­ci­lo o un ri­zo­bio) vie­nen cam­bian­do mu­cho y per­mi­ten ha­cer pro­duc­tos ca­da vez más efi­cien­tes.

De­trás de es­te mar­co ge­ne­ral, en la Ar­gen­ti­na se dan si­tua­cio­nes par­ti­cu­la­res. Una de ellas es­tá cons­ti­tuí­da por las alian­zas que las em­pre­sas se­mi­lle­ras es­tán ce­rran­do con otros lí­de­res del seg­men­to de ne­go­cio en el que es­tá No­vozy­mes, co­mo Ri­zo­bac­ter y Bia­gro. Los de Ri­zo­bac­ter tie­nen una re­la­ción muy es­tre­cha con

EMILIANA MIGUELEZ

A pleno la­bo­ra­to­rio. Ser­gio Me­llo­ni, di­rec­tor de Ni­tra­gin, en su plan­ta de Pi­lar.

|| || ||

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.