El ni­tró­geno, cla­ve en maíz pa­ra si­lo

El ex­per­to Luis Ber­toia ex­pli­có có­mo me­jo­rar la ca­li­dad del si­la­je. En el país se pi­can 1,1 mi­llón de hec­tá­reas pa­ra si­lo: el 70% es maíz y 20% sor­go.

Clarin - Rural - - PRODUCCIÓN FORRAJERA POR CIENTO - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

Es muy co­no­ci­do el im­pac­to po­si­ti­vo de la fer­ti­li­za­ción ni­tró­ge­na­da so­bre la pro­duc­ción de los ce­rea­les. Pe­ro es­te im­pac­to es dis­tin­to se­gún se con­si­de­ren hí­bri­dos de maíz gra­ní­fe­ros, en los cua­les lo más im­por­tan­te es la pro­duc­ción de la es­pi­ga, o hí­bri­dos si­le­ros, en los cua­les el ob­je­ti­vo es lo­grar la má­xi­ma pro­duc­ción pa­ra car­ne o le­che.

Re­cien­te­men­te, el in­ge­nie­ro Luis Má­xi­mo Ber­toia pre­sen­tó un en­sa­yo fi­nan­cia­do por la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Lo­mas de Za­mo­ra y Fer­ti­li­zar Aso­cia­ción Ci­vil so­bre fer­ti­li­za­ción ni­tro­ge­na­da en maí­ces pa­ra si­lo. Es­te es­tu­dio apun­tó a eva­luar la res­pues­ta del apor­te de ni­tró­geno en la ca­li­dad de la ca­ña y la ho­ja, en la es­pi­ga y la plan­ta en­te­ra, em­plean­do di­fe­ren­tes do­sis en dis­tin­tos hí­bri­dos y en di­ver­sas lo­ca­li­da­des.

Allí, se en­con­tró es­ca­sa res­pues­ta di­rec­ta en ca­ña y ho­ja, pe­ro un 22% de au­men­to pro­me­dio en la es­pi­ga, per­mi­tien­do un ren­di­mien­to po­si­ti­vo de la plan­ta com­ple­ta.

Asi­mis­mo, el es­pe­cia­lis­ta reali­zó un análisis eco­nó­mi­co del es­tu­dio en fun­ción a los ki­los de car­ne y li­tros de le­che pro­du­ci­dos a par­tir del ma­yor ren­di­mien­to en el lo­te y la ma­yor ca­li­dad del fo­rra­je con­ser­va­do y el re­torno de la in­ver­sión en la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía. “Los re­sul­ta­dos mar­ca­ron una re­la­ción de $5,58 a $1, o sea que por ca­da pe­so in­ver­ti­do en urea se lo­gró una res­pues­ta de $5,58 en li­tros de le­che”, co­men­tó.

Por otra par­te, Ber­toia ci­tó que en nues­tro país se des­ti­nan apro­xi­ma­da­men­te 1,1 mi­llo­nes de hec­tá­reas al pi­ca­do pa­ra fo­rra­je, de los cua­les el 70% co­rres­pon­de a maíz, 10% a sor­go fo­rra­je­ro, 10% a sor­go gra­ní­fe­ro y otro 10% a otras fuen­tes de re­ser­vas. A es­to, el téc­ni­co agre­gó que la de­man­da del si­la­je se con­cen­tra en un 87% en­tre tres pro­vin­cias: Bue­nos Aires, San­ta Fe y Cór­do­ba; des­ti­nán­do­se un 46% de ese to­tal a la pro­duc­ción le­che­ra y un 54% a la de car­ne.

En re­fe­ren­cia a es­tos da­tos so­bre el maíz, Fer­ti­li­zar su­mó las ci­fras sur­gi­das de sus es­ta­dís­ti­cas so­bre la in­ten­ción de siem­bra de los dis­tin­tos cul­ti­vos. Pun­tual­men­te en el ca­so del ce­real, los da­tos mar­can un des­cen­so en la in­ten­ción de siem­bra del 8 por cien­to.

“Es­tos va­lo­res han me­jo­ra­do res­pec­to de los me­ses an­te­rio­res y es­ti­ma­mos con­ti­nua­rán con es­ta ten­den­cia de me­jo­ra”, in­di­có Pablo Pus­set­to, pre­si­den­te de Fer­ti­li­zar. Hay que des­ta­car que en los úl­ti­mos años vie­ne cre­cien­do el area de maíz tar­dío.

La fer­ti­li­za­ción ni­tro­ge­na­da en un si­lo de maíz es una op­ción que ge­ne­ra be­ne­fi­cios en ca­de­na: fa­vo­re­ce la ca­li­dad del si­lo pro­du­ci­do y lue­go re­dun­da, en la pro­duc­ción tam­be­ra o de car­ne, en un im­por­tan­te re­torno de la in­ver­sión.

ARCHIVO CLARIN

Si­lo puen­te. Por ca­da pe­so in­ver­ti­do en urea se ob­tie­ne una res­pues­ta de $ 5,58 en li­tros de le­che, in­di­có el es­pe­cia­lis­ta.

Ber­toia. De la Uni­ver­si­dad de Lo­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.