¿Un ras­tro­jo sin pa­ja fi­na?

Clarin - Rural - - >>>SORPRESA... MAQUINARIA AGRÍCOLA - Marc-henry An­dré Cla­rín Ru­ral

El “re­cu­pe­ra­dor de pa­jas fi­nas” o “re­cu­pe­ra­dor de gran­za” es un no­ve­do­so ac­ce­so­rio pa­ra la co­se­cha­do­ra, que fue desa­rro­lla­do en el año 2007 por la py­me fran­ce­sa Thié­rart. Es­te im­ple­men­to, que en apa­rien­cia se ase­me­ja a un sim­ple baúl de­trás de la tri­lla­do­ra, es en reali­dad una com­ple­ja tol­va que al­ma­ce­na úni­ca­men­te los re­si­duos fi­nos de las plan­tas co­se­cha­das, los se­pa­ra de los gra­nos co­se­cha­dos y des­car­ta los res­tos grue­sos que vuel­ven al sue­lo.

En es­to ra­di­ca el in­te­rés del pro­duc­tor ar­gen­tino, pues el re­cu­pe­ra­dor de gran­za es com­pa­ti­ble con la siem­bra di­rec­ta. Ade­más, evi­ta dis­per­sar se­mi­llas in­de­sea­das en el cam­po, co­mo las de ma­le­zas. Se tra­ta, en es­te sen­ti­do, de una so­lu­ción me­cá­ni­ca al pro­ble­ma de ma­le­zas re­sis­ten­tes a al­gu­nos her­bi­ci­das.

La gran­za re­cu­pe­ra­da se pue­de usar co­mo fo­rra­je o tam­bién ca­ma en gran­jas aví­co­las y has­ta com­bus­ti­ble pa­ra ca­len­tar el ho­gar.

Es­te desa­rro­llo, que ga­nó va­rios pre­mios en Fran­cia co­mo in­no­va­ción agro-in­dus­trial, ¿po­dría ser útil pa­ra los pro­duc­to­res pam­pea­nos? Las con­sul­tas he­chas de­jan en cla­ro dos con­si­de­ra­cio­nes ge­ne­ra­les: los que mos­tra­ron más in­te­rés en adop­tar di­cho ac­ce­so­rio se­rían los agri­cul­to­res due­ños de sus cam­pos y de su ma­qui­na­ria, y que ade­más ha­cen ga­na­de­ría o tie­nen una gran­ja aví­co­la; en cam­bio, los con­tra­tis­tas no pien­san de la mis­ma ma­ne­ra.

Da­mián Ca­ba­lle­ro, con­ce­sio­na­rio de John Dee­re en la lo­ca­li­dad san­ta­fe­si­na de Cha­bás, ma­ni­fes­tó que “po­drían es­tar in­tere­sa­dos en el re­cu­pe­ra­dor de gran­za los pro­duc­to­res agrí­co­la-ga­na­de­ros de la zo­na nú­cleo, aun­que cum­pli­ría una fun­ción in­tere­san­te en el Nor­te, don­de hay pro­ble­mas de ma­le­zas re­sis­ten­tes”.

Otros con­tra­tis­tas san­ta­fe­si­nos, An­to­nio y Die­go Car­lo­ni, due­ños de sie­te co­se­cha­do­ras, du­dan so­bre la po­si­bi­li­dad de le­van­tar los re­si­duos en lu­gar de de­jar­los co­mo co­ber­tu­ra. “Ha­cer­lo se­ría en de­tri­men­to de los sue­los, pues el ras­tro­jo es un fer­ti­li­zan­te”, di­je­ron. Com­par­te la mis­ma re­fle­xión el pro­duc­tor y con­tra­tis­ta Clau­dio Cas­te­lli, de Ca­sil­da: “A mí no me in­tere­sa­ría el re­cu­pe­ra­dor de gran­za, por­que yo tra­to jus­ta­men­te de es­par­cir el ras­tro­jo en for­ma pa­re­ja. Es­to es de­ci­si­vo en el nor­te por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras am­bien­ta­les. Tra­ba­jar en siem­bra di­rec­ta allí no es una op­ción, sino una obli­ga­ción”, ase­ve­ra.

“En cuan­to a in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca, me acuer­do de ha­ber pre­gun­ta­do a un con­tra­tis­ta qué ren­ta­bi­li­dad ob­te­nía del pi­lo­ta­je por GPS cuan­do es­ta in­no­va­ción re­cién se co­no­cía. Nin­gu­na, me con­tes­tó. Pe­ro aho­ra eli­jo mis clien­tes”, re­fle­xio­na Ri­car­do Gar­bers, de la Fe­de­ra­ción de Con­tra­tis­tas de Ma­qui­na­ria Agrí­co­la.

El re­cu­pe­ra­dor de gran­za no lle­ga­rá pron­to al mer­ca­do ar­gen­tino. Pe­ro la di­fi­cul­tad de im­por­tar ma­qui­na­ria no es un obs­tácu­lo in­su­pe­ra­ble: po­dría ha­cer­se un con­ve­nio en­tre un cons­truc­tor ar­gen­tino y el due­ño de la pa­ten­te. Los be­ne­fi­cios se­rían mu­tuos.

Así. El re­cu­pe­ra­dor jun­ta lo más fino de la gran­za. Va en la co­la de la tri­lla­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.