Sí... de car­ne so­mos

Ex­per­tos lo­ca­les y de EE.UU. des­ta­ca­ron que la Ar­gen­ti­na tie­ne to­do pa­ra vol­ver a ser una po­ten­cia.

Clarin - Rural - - GANADERÍA - Andrés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@clarin.com

En las pró­xi­mas dé­ca­das, el cre­ci­mien­to de la po­bla­ción mun­dial y la me­jo­ra de la ca­li­dad de vi­da en paí­ses co­mo In­dia y Chi­na se re­fle­ja­rá en un au­men­to en la de­man­da de ali­men­tos.

Si bien la pro­duc­ción de gra­nos es fun­da­men­tal pa­ra sos­te­ner es­ta ten­den­cia, la reali­dad in­di­ca que, en ese mar­co, tam­bién habrá una bús­que­da de pro­teí­nas de ma­yor ca­li­dad. An­te es­te pa­no­ra­ma, el mun­do si­gue con aten­ción la evo­lu­ción de los gran­des paí­ses pro­duc­to­res de car­nes bo­vi­nas, co­mo Es­ta­dos Uni­dos y Ar­gen­ti­na.

¿Có­mo es­tán po­si­cio­na­das es­tas ca­de­nas de va­lor de la car­ne en es­tos paí­ses y cuál es su po­ten­cial? Pa­ra res­pon­der es­tas cues­tio­nes y ver las prin­ci­pa­les ten­den­cias, se lle­vó a ca­bo un se­mi­na­rio en la se­de por­te­ña del Cen­tro de Con­sig­na­ta­rios de Pro­duc­tos del País, or­ga­ni­za­do por la Red Ar­gen­tino-Ame­ri­ca­na pa­ra el Li­de­raz­go (REAL) y el la­bo­ra­to­rio Agrop­har­ma, en el que es­pe­cia­lis­tas es­ta­dou­ni­den­ses y ar­gen­ti­nos ana­li­za­ron es­tas te­má­ti­cas.

En el ca­so de la ga­na­de­ría nor­te­ame­ri­ca­na, y des­de la pers­pec­ti­va de Broo­ke Mar­kley, agre­ga­da agrí­co­la de la em­ba­ja­da de EE.UU. en Ar­gen­ti­na, la se­quía es una cues­tión in­elu­di­ble, con un fuer­te im­pac­to en el stock de ani­ma­les y en la pro­duc­ción fo­rra­je­ra.

Pa­ra di­men­sio­nar su al­can­ce, ex­pli­có que el ro­deo bo­vino nor­te­ame­ri­cano, que a la fe­cha con­ta­bi­li­za un stock de 90,8 mi­llo­nes de ca­be­zas, atra­vie­sa una fa­se de re­trac­ción, ya que el 75% del área ga­na­de­ra se vio afec­ta­da por una fuer­te fal­ta de llu­vias. Otros in­di­ca­do­res de es­ta si­tua­ción son el con­su­mo de car­ne bo­vi­na, que ha des­cen­di­do has­ta ubi­car­se so­bre los 37 kg/hab/año y un in­cre­men­to en la fae­na de va­cas le­che­ras.

Con una ofer­ta fo­rra­je­ra re­sen­ti­da por la se­quía, los pro­duc­to­res ga­na­de­ros se vuel­can ha­cia el si­la­je de maíz y apun­tan a re­te­ner sus vien­tres, con la in­ten­ción de me­jo­rar su efi­cien­cia pro­duc­ti­va, y sin per­der su per­fil ex­por­ta­dor.

De ca­ra a los pró­xi­mos años, Mar­kley es­ti­mó que la de­man­da sos­te­ni­da de pro­teí­nas ani­ma­les a ni­vel mun­dial -en un mar­co de pre­cios es­ta­bles de gra­nos- cons­ti­tui­rá un gran en­vión pa­ra la ga­na­de­ría. “La ren­ta­bi­li­dad po­si­ti­va em­pu­ja­rá la pro­duc­ción y ca­da sec­tor se re­cu­pe­ra­rá de acuer­do a sus ci­clos pro­duc­ti­vos”, re­mar­có.

El es­pe­cia­lis­ta lo­cal Fernando Ca­no­sa ana­li­zó, por su par­te, las pers­pec­ti­vas de la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na des­de el pun­to de vis­ta pro­duc­ti­vo y sos­tu­vo que el sec­tor cuen­ta con un gran po­ten­cial, pues aun es­tá le­jos de su te­cho.

Pa­ra ca­pi­ta­li­zar es­tas opor­tu­ni­da­des, una de las vías es la in­ten­si­fi­ca­ción. En es­ta di­rec­ción, Ca­no­sa es­ti­mó que de­be ele­var­se la ta­sa de des­te­te a ni­vel na­cio­nal, pa­ra cre­cer del ac­tual pro­me­dio de 62% a un 75%. Con es­ta me­jo­ra de los ín­di­ces re­pro­duc­ti­vos, la pro­duc­ción de ter­ne­ros a ni­vel na­cio­nal per­mi­ti­ría su­mar 2,7 mi­llo­nes de ejem­pla­res al ro­deo.

“Es una ci­fra po­si­ble, por­que ese ni­vel de des­te­te es el pro­me­dio de los cam­pos me­dios ar­gen­ti­nos”, re­mar­có. Y agre­gó que con un au­men­to de la ba­se fo­rra­je­ra que per­mi­ta in­cre­men­tar el nú­me­ro de vien­tres, la pro­duc­ción de car­ne bo­vi­na pue­de cre­cer 1,48 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Des­de una mi­ra­da más glo­bal, Pe­ter Golds­mith, de la Uni­ver­si­dad de Illinois (EE.UU.), se­ña­ló que pa­ra eri­gir­se co­mo un só­li­do pro­vee­dor de ali­men­tos a ni­vel glo­bal, Ar­gen­ti­na de­be­rá cen­trar­se en dos fac­to­res es­truc­tu­ra­les: la pro­duc­ti­vi­dad y la in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo. “El mun­do ne­ce­si­ta pro­duc­tos de al­ta ca­li­dad y en el he­mis­fe­rio sur exis­ten mu­chas opor­tu­ni­da­des”, re­mar­có.

De es­ta ma­ne­ra, y fren­te a un mun­do que de­man­da ali­men­tos de más ca­li­dad, Ar­gen­ti­na cuen­ta con to­das las he­rra­mien­tas pa­ra ser un pro­ta­go­nis­ta.

O. KORNBLIHTT

Ca­no­sa. Hay que ele­var los des­te­tes.

Golds­mith. Es­pe­cia­lis­ta de Illinois.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.