La mo­re­ni­ta de los años 50

Clarin - Rural - - INTENSIFICACIÓN Y SUSTENTABILIDAD -

Los nom­bres de los pue­blos del sur de Cór­do­ba y nor­te de La Pam­pa -Huin­ca Re­nan­có, Rea­li­có, Ran­que­les, Pin­cén­traen ecos de los tiem­pos en que los pue­blos originarios ha­bi­ta­ban la re­gión. Mu­cho más cer­ca en el tiem­po, Juan Car­los Bos­sio, due­ño del es­ta­ble­ci­mien­to La Per­la, cuen­ta una his­to­ria que ilus­tra la reali­dad de la mi­tad del si­glo XX, cuan­do él lle­gó a es­ta zo­na jun­to a su pa­dre. “En el año 50, mi pa­dre ya al­qui­la­ba es­te cam­po, y hu­bo tres años se­gui­dos de una se­ca te­rri­ble y un vien­to que vo­la­ba to­dos los cam­pos. Pe­ro so­lían sa­lir mu­chos yu­yos, co­mo la “mo­re­ni­ta”. En­ton­ces mi pa­dre pi­dió pres­ta­da una gua­da­ña­do­ra, un ras­tri­llo y una cha­ta, e hi­zo una par­va de mo­re­ni­ta, y con eso sal­vó unas vein­te va­qui­tas que te­nía pa­ra ha­cer un tam­bo. Mu­chos de­cían que es­ta­ba lo­co, pe­ro esos yu­yos ha­bían sa­li­do con tan­to vi­gor y tan tier­nos que eran co­mo una al­fal­fa”, re­cuer­da Bos­sio. “Yo te­nía cin­co años, y cuan­do lle­ga­ba la no­che acom­pa­ña­ba a mi pa­dre a dar­le el ali­men­to a la ha­cien­da, por­que era cuan­do el vien­to men­gua­ba un po­co. Por suer­te, el cam­po te­nía alam­bra­dos de seis hi­los, y ser­vía pa­ra con­te­ner el pas­to”. Tras esos años com­pli­ca­dos lle­gó la bo­nan­za: 1953 fue el año de la gran co­se­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.