Ha­cién­do­le frente al desafío

En una zo­na de sue­los frá­gi­les, un gru­po de pro­duc­to­res re­cu­rre a cul­ti­vos de co­ber­tu­ra co­mo una cla­ve pa­ra dar­le sus­ten­ta­bi­li­dad a sus sis­te­mas.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA EN LA PAMPA KILOS - HI­LA­RIO LA­GOS, LA PAM­PA. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL An­drés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Con el des­pla­za­mien­to de la agri­cul­tu­ra ha­cia zo­nas de me­nor ap­ti­tud, los pro­duc­to­res de­ben ajus­tar al má­xi­mo sus pau­tas de ma­ne­jo pa­ra ser efi­cien­tes, y adap­tar la tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble a sus es­que­mas de tra­ba­jo, en bus­ca de ma­yo­res rin­des. En el ca­so del no­res­te pam­peano, cer­ca de la fron­te­ra con Cór­do­ba, con­vi­ven con las di­fi­cul­ta­des cau­sa­das por la ero­sión de los sue­los, que se po­si­cio­na co­mo uno de los ma­yo­res fac­to­res li­mi­tan­tes.

En es­te es­ce­na­rio, ¿cuá­les son sus prin­ci­pa­les desafíos? En el mar­co de una jor­na­da téc­ni­ca or- ga­ni­za­da en la lo­ca­li­dad pam­pea­na de Hi­la­rio La­gos, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con tres pro­duc­to­res de la zo­na, que tan­to des­de la agri­cul­tu­ra co­mo la ga­na­de­ría ex­plo­ran op­cio­nes pa­ra cre­cer con los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra co­mo de­no­mi­na­dor co­mún en sus ma­ne­jos.

El in­ge­nie­ro agró­no­mo Ga­briel Gar­ne­ro es un re­fe­ren­te de la zo­na, que a su fa­ce­ta de ase­sor pri­va­do en dis­tin­tas lo­ca­li­da­des del nor­te pam­peano y el sur cor­do­bés, su­ma su ex­pe­rien­cia co­mo ven­de­dor de in­su­mos en la re­gión y, en me­nor es­ca­la, la pro­duc­ción.

Des­de su mi­ra­da, los desafíos en la zo­na pa­san por adop­tar las tec­no­lo­gías que lle­gan des­de otras re­gio­nes pro­duc­ti­vas y adap­tar­las pa­ra ser más efi­cien­tes y com­ba­tir la ero­sión.

“Te­ne­mos que lo­grar una agri­cul­tu­ra con mar­ca de ori­gen, que per­mi­ta bus­car alternativas te­nien­do en cuen­ta nues­tra con­di­ción de zo­na mar­gi­nal”, gra­fi­có.

Una de es­tas op­cio­nes, ca­da vez más ex­plo­ra­da en es­ta pro­vin­cia, son los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, una tec­no­lo­gía que en­tre los pro­duc­to­res vie­ne cre­cien­do de ma­ne­ra gra­dual pe­ro sos­te­ni­da.

En es­ta di­rec­ción, y con un área de tra­ba­jo que en la zo­na de in­fluen­cia de Hi­la­rio La­gos abar­ca en­tre 50.000 y 60.000 hec­tá­reas, Gar­ne­ro es­ti­mó que en 5.000 hec­tá­reas se adop­ta es­te ma­ne­jo, es­tra­té­gi­co en am­bos ex­tre­mos del pa­no­ra­ma cli­má­ti­co: en años hú­me­dos per­mi­te acu­mu­lar ma­te­ria or­gá­ni­ca en el sue­lo, mien­tras que en pe­río­dos de me­nor dis­po­ni­bi­li­dad hí­dri­ca po­si­bi­li­ta un me­jor de­sa­rro­llo de los cul­ti­vos, so­bre to­do en sus eta­pas ini­cia­les.

Des­de un en­fo­que pro­duc­ti­vo, otro de los desafíos que em­pie­za a to­mar for­ma en el nor­te pam­peano son cul­ti­vos co­mo gar­ban­zos y ar­ve­jas, en los que el po­ten­cial de es­tas op­cio­nes se ve dis­mi­nui­do por no con­tar con un ca­nal ade­cua­do de co­mer­cia­li­za­ción. “Es­tos cul­ti­vos zo­na­les hay que desa­rro­llar­los, sin ol­vi­dar el te­ma del flete; por eso, la cla­ve pa­sa por los rin­des”, ase­gu­ró Gar­ne­ro.

Car­los Ne­grot­to es un pro­duc­tor mix­to que tra­ba­ja una su­per­fi­cie de 900 hec­tá­reas en un es­ta­ble­ci­mien­to ubi­ca­do a 15 ki­ló­me­tros de Hi­la­rio La­gos.

En su es­que­ma, se des­ti­na el 50% de la su­per­fi­cie a la agri­cul­tu­ra, con cul­ti­vos co­mo maíz (pa­ra la ha­cien­da), so­ja y sor­go, y el res­to pa­ra in­ver­na­da, ya que ma­ne­ja un ro­deo de 2.000 ca­be­zas. Al igual que el res­to de sus co­le­gas, des­de ha­ce dos años in­cor­po­ró los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra a su es­que­ma de tra­ba­jo, con muy bue­nos re­sul­ta­dos so­bre to­do en cen­teno.

Pa­ra es­te pro­duc­tor, su prin­ci­pal desafío con­sis­te en apro­ve­char al má­xi­mo los sue­los de me­nor ap­ti­tud, con la ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra co­mo he­rra­mien­ta. Con es­te fin, im­plan­tó un prác­ti­co sis­te­ma de feed­lot mó­vil, en el que la ha­cien­da se re­par­te en co­rra­les no ma­yo­res a cua­tro hec­tá­reas, en una su­per­fi­cie to­tal de 30 hec­tá­reas. Los bo­vi­nos in­gre­san con apro­xi­ma­da­men­te 380 ki­los y ga­nan allí los úl­ti­mos 100 ki­los.

“El co­rral va cambia­ndo, y se fer­ti­li­zan los sue­los me­nos ap­tos”, ex­pli­có Ne­grot­to.

Es­te pro­ce­so de ro­ta­ción de co­rra­les, que se im­ple­men­ta en al­gu­nos en­gor­des ar­gen­ti­nos, per­mi­te que los sue­los de me­nor ap­ti­tud in­cre­men­ten su por­cen­ta­je de ma­te­ria or­gá­ni­ca, y al ge­ne­rar una fer­ti­li­za­ción adi­cio­nal me­dian­te el bos­teo, cre­cen los rin­des de los cul­ti­vos im­plan­ta­dos, que an­tes eran de ba­jo po­ten­cial.

Por su par­te, Juan An­gel Alas­sia tra­ba­ja un cam­po pro­pio de 250 hec­tá­reas en la zo­na de Hi­la­rio La­gos, en don­de ha­ce agri­cul­tu­ra y cuen­ta con un pe­que­ño en­cie­rre a co­rral, mien­tras que el círcu­lo se cie­rra con un ro­deo de 200 va­cas de cría, en un cam­po al­qui­la­do de 500 hec­tá­reas.

En su ca­so, el desafío pro­duc­ti­vo más evi­den­te pa­sa por in­cor­po­rar cul­ti­vos de co­ber­tu­ra pa­ra que el sis­te­ma agrí­co­la sea más efi­cien­te y sustentable. To­dos los cul­ti­vos de Alla­sia, in­clui­dos los maí­ces tar­díos, están ba­jo un sis­te­ma que in­clu­ye la co­ber­tu­ra. “Per­mi­te en­fren­tar los pro­ble­mas de ero­sión, tem­pe­ra­tu­ra de sue­lo y sim­pli­fi­can el ma­ne­jo con­tra ma­le­zas”, re­su­mió el pro­duc­tor.

De es­ta ma­ne­ra, los pro­duc­to­res del nor­te pam­peano bus­can alternativas, por­que la cla­ve, en mo­men­tos com­pli­ca­dos, pa­sa siem­pre por me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad con efi­cien­cia.

JUAN FRAN­CIS­CO OTA­ÑO MAR­CE­LO CA­CE­RES

Po­ten­cia re­no­va­do­ra. De izq. a der., Ga­briel Gar­ne­ro, Car­los Ne­grot­to y Juan An­gel Alas­sia en un lo­te de tri­go en la lo­ca­li­dad pam­pea­na de Hi­la­rio La­gos. En los am­bien­tes are­no­sos, los ce­rea­les apor­tan la co­ber­tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra de­te­ner los pro­ce­sos ero­si­vos.

Nue­vas alternativas. El gar­ban­zo es una op­ción muy bue­na en la re­gión, pe­ro to­da­vía hay que desa­rro­llar me­jor los ca­na­les pa­ra co­mer­cia­li­zar­lo, di­cen los pro­duc­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.