Aho­ra, la ga­ta pe­lu­da le ha­ce frente a la so­ja

Es­ta pla­ga se ex­pan­de en la zo­na nú­cleo.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Mu­chas so­jas ya están en ple­na flo­ra­ción, un mo­men­to crí­ti­co pa­ra ex­tre­mar los cui­da­dos, ya que se de­fi­ne el ren­di­mien­to del cul­ti­vo.

Por eso, va­le la pe­na te­ner en cuen­ta un in­for­me di­fun­di­do por el de­par­ta­men­to de zoo­lo­gía agrí­co­la de INTA Per­ga­mino, que in­di­ca que la “ga­ta pe­lu­da nor­te­ame­ri­ca­na” (Spi­lo­so­ma vir­gi­ni­ca), que es­tá afec­tan­do al gi­ra­sol en es­ta cam­pa­ña en la re­gión gi­ra­so­le­ra del oes­te bo­nae­ren­se y no­res­te de La Pam­pa, tam­bién es­ta­rá fre­cuen­tan­do los lo­tes de so­ja.

Es­ta pla­ga, con epi­cen­tro de ata­que en la lo­ca­li­dad de Tren­que Lau­quen ( Bue­nos Ai­res), tie­ne ele­va­do po­ten­cial de da­ño y

Es­ta oru­ga, con más es­ta­dios lar­va­les que otras, tie­ne más po­ten­cial de da­ño

pue­de ex­pan­dir­se, por lo cual no hay que des­cui­dar­se.

Es im­por­tan­te con­si­de­rar, des­ta­ca el in­for­me, que es­ta es­pe­cie tie­ne al­gu­nas ca­rac­te­rís­ti­cas par­tí­cu­la­res. Una de ellas es­tá aso­cia­da a su iden­ti­fi­ca­ción en el cam­po y tie­ne que ver con la pre­sen­cia de pe­los que la re­cu­bren (de ahí su nom­bre) y que tam­bién la pro­te­gen de los in­sec­ti­ci­das. Otra de las ca­rac­te­rís­ti­cas que la di­fe­ren­cian de las de­más oru­gas es el da­ño que oca­sio­nan.

Al atra­ve­sar ma­yor can­ti­dad es­ta­dios lar­va­les que, por ejem­plo, la iso­ca me­di­do­ra, su po­ten­cial de con­su­mo es ma­yor, se­ña­la el tra­ba­jo. Ade­más, va co­mien­do la ho­ja sin res­pe­tar sus ner­va­du­ras y ali­men­tán­do­se por com­ple­to del área fo­liar. Con­si­de­ran­do el po­ten­cial de da­ño es sub­ra­ya­ble que si no se la con­tro­la a tiem­po los per­jui­cios en la so­ja pue­den ser muy al­tos.

Hay al­ta in­ci­den­cia de MOR en zo­na nú­cleo. El cli­ma fa­vo­re­ce al hon­go

Se re­co­mien­da ini­ciar los tra­ta­mien­tos cuan­do las lar­vas pre­sen­tan un ta­ma­ño no ma­yor a 2,5 cen­tí­me­tros.

Pa­ra un tra­ta­mien­to efi­caz es con­di­ción ne­ce­sa­ria que al in­sec­ti­ci­da se­lec­cio­na­do se le agre­gue un buen ten­sioac­ti­vo, pa­ra que las go­tas con­tac­ten a las lar­vas y no que­den obs­ta­cu­li­za­das por la den- sa pi­lo­si­dad que las re­cu­bre.

Son re­co­men­da­bles los pro­duc­tos IGR con ca­rac­te­rís­ti­cas de buen com­por­ta­mien­to so­bre lar­vas chi­cas y de me­diano ta­ma­ño, así co­mo los que ac­túen por in­ges­tión, in­di­ca el tra­ba­jo.

En otro plano, en el de las en­fer­me­da­des, la so­ja y el maíz están te­nien­do al­gu­nos in­con­ve­nien­tes en la zo­na nú­cleo.

Por el la­do de la so­ja, que es­tá en pro­me­dio en R3, de acuer­do a in­for­me de la ex­per­ta Cris­ti­na Pa­la­cio, en el sur de San­ta Fe un 70% de lo­tes mues­trea­dos pre­sen­ta man­cha ojo de ra­na (MOR) y un 70% de las plan­tas mo­ni­to­rea­das tie­ne al me­nos una man­cha. Con­si­de­ran­do la vi­ru­len­cia de es­ta en­fer­me­dad y las con­di­cio­nes am­bien­ta­les pre­dis­po­nen­tes, son im­por­tan­tes los mo­ni­to­reos se­ma­na­les en la so­ja de se­gun­da.

Por otra par­te, la man­cha ma­rrón y el ti­zón bac­te­riano están en un 100% de lo­tes mo­ni­to­rea­dos den­tro de la mis­ma re­gión. El maíz, por su par­te, es­tá con 100% de los lo­tes eva­lua­dos con ro­ya co­mún y se­ve­ri­da­des en las ho­jas que ro­dean a la es­pi­ga que van des­de 2% al 14%.

Ga­ti­ta. Su pi­lo­si­dad la pro­te­ge.

MOR. Ho­jas con man­cha ojo de ra­na.

Ro­ya. Es­tá en las ho­jas del .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.