Lo que va mal, em­peo­ra

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Mien­tras la pre­si­den­ta ex­hi­bía su fas­ci­na­ción por el li­de­raz­go ar­gen­tino en las ex­por­ta­cio­nes de bio­die­sel en la Con­fe­ren­cia Mun­dial de Ener­gía (ha­ce diez días, en Abu Dha­bi), aquí se co­rría –y si­gue co­rrien­do-- el ru­mor de un nue­vo au­men­to de re­ten­cio­nes.

Un ab­sur­do, por­que se ex­por­ta po­co y na­da des­de que, en agos­to, el go­bierno K des­cu­brió que es­ta es una “in­dus­tria ma­du­ra” y des­tru­yó, de un plu­ma­zo, el tra­ba­jo­so an­da­mia­je que per­mi­tió su ex­pan­sión y la con­se­cuen­te con­tri­bu­ción a la ba­lan­za co­mer­cial con 2.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Más el aho­rro de otros mil en sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes de ga­soil, a par­tir del cor­te al 7% en el mer­ca­do in­terno. Pe­ro las pe­nu­rias abar­can tan­to al plano el ex­terno co­mo el in­terno. La reali­dad es que la ma­yor par­te de las plan­tas (gran­des, me­dia­nas o pe­que­ñas) están pa­ra­das u ope­ran­do con cuen­ta­go­tas. Vea­mos.

En agos­to pa­sa­do, se creó la Uni­dad Eje­cu­ti­va Interdisciplinaria de Mo­ni­to­reo, a car­go de Mo­reno y Ki­ci­llof, in­ter­fi­rien­do en el ma­ne­jo del área de Ener­gía. Hoy la si­tua­ción es caó­ti­ca. No hay una re­gla que ge­ne­re cer­te­za en las ope­ra­cio­nes.

En lo que ha­ce a los des­pa­chos pa­ra el mer­ca­do in­terno, to­da­vía no fue pu­bli­ca­do el pre­cio ofi­cial de la se­gun­da quin­ce­na de di­ciem­bre y de las dos quin­ce­nas de enero. En se­tiem­bre, al es­ta­ble­cer­se un ré­gi­men de re­ten­cio­nes mó­vi­les –por de­cre­to, vio­lan­do la Cons­ti­tu­ción--, se ha­bía de­ter­mi­na­do tam­bién que los pre­cios in­ter­nos se iban a mo­di­fi­car con una pe­rio­di­ci­dad quin­ce­nal, co- sa que nun­ca ocu­rrió. Co­mo di­ji­mos, lo úl­ti­mo pu­bli­ca­do es el pre­cio de la pri­me­ra quin­ce­na de di­ciem­bre.

Por otro la­do, al mo­men­to de fi­jar­se las re­ten­cio­nes mó­vi­les, se ha­bía es­ta­ble­ci­do que se­ría la re­fe­ri­da Uni­dad Eje­cu­ti­va Interdisciplinaria de Mo­ni­to­reo era la que iba a de­ter­mi­nar el pre­cio de re­fe­ren­cia de ex­por­ta­ción. En la

Hay nue­vos ru­mo­res de fu­tu­ros au­men­tos de las re­ten­cio­nes al bio­die­sel

prác­ti­ca ese pre­cio es­tá fi­ja­do im­plí­ci­ta­men­te en un ni­vel muy al­to, que no con­di­ce con la reali­dad del mer­ca­do. Así, se ge­ne­ra mu­cha con­fu­sión, por­que al­gu­nos opi­nan que las re­ten­cio­nes de­ben li­qui­dar­se so­bre aquél pre­cio y otros so­bre el pre­cio real, mu­cho más ba­jo. Ade­más, la Uni­dad Eje­cu­ti- va Interdisciplinaria de Mo­ni­to­reo sus­pen­dió los pro­gra­mas de B10 ge­ne­ral y de B20 pa­ra el agro, ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca y óm­ni­bus, en un mo­men­to en que el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de­man­da po­co bio­die­sel y la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da en Ar­gen­ti­na es­tá au­men­tan­do de 3,5 a 4,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das anua­les pa­ra fi­nes de es­te año.

El cu­po in­terno que el Go­bierno re­par­te en el mer­ca­do in­terno es muy po­co y por en­de, las plan­tas gran­des, al ex­por­tar po­co, ter­mi­nan pa­ran­do u ope­ran­do en ni­ve­les in­fe­rio­res al 40%/50% de su ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da, con ten­den­cia a se­guir ba­jan­do –hay al­gu­nas que están com­ple­ta­men­te pa­ra­das des­de se­tiem­bre pa­sa­do-.

So­bre es­te pa­no­ra­ma, apa­re­ció el ru­mor de que la Uni­dad quie­re au­men­tar nue­va­men­te las re­ten­cio­nes. Has­ta ju­lio pa­sa­do es­ta­ban en un 14,17 %, ya que ha­bía un re­in­te­gro de 2,5 %; a par­tir de agos­to, subie­ron a 24% -com­pu­tán­do­se tam­bién la eli­mi­na­ción de los re­in­te­gros-, lue­go en se­tiem­bre ba­ja­ron al 19,11 % y aho­ra es­tá el ru­mor. “An­te la si­tua­ción que se vi­ve, es fun­da­men­tal que co­mo mí­ni­mo, las re­ten­cio­nes vuel­van a un ne­to de 14,17 % co­mo es­ta­ban has­ta ju­lio”, di­ce el mis­mo ope­ra­dor. Por otra par­te, ca­si la to­ta­li­dad de las ex­por­ta­cio­nes re­le­van­tes de bio­die­sel, se lle­van a ca­bo con con­tra­tos a pla­zo. Ac­tual­men­te, el pla­zo de los per­mi­sos es de 30 días, y re­sul­ta in­com­pa­ti­ble con la di­ná­mi­ca de los ne­go­cios. Un pa­lia­ti­vo se­ría lle­var­los a 180 días. Y se re­quie­re una nor­ma­ti­va que per­mi­ta efec­tuar el pa­go an­ti­ci­pa­do de los de­re­chos de ex­por­ta­ción, con­ge­lán­do­los, co­mo su­ce­de con las ope­ra­cio­nes de gra­nos y de­ri­va­dos.

Pe­ro ya sa­be­mos: en la Ar­gen­ti­na, lo que va mal, em­peo­ra. Es­ta es la ten­den­cia, pa­ra una in­dus­tria que, se­gún la Pre­si­den­ta, la lle­na de or­gu­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.