Nue­va so­ja se bus­ca

Ex­per­tos y pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos vie­ron en el sur bra­si­le­ño las nue­vas va­rie­da­des con ge­nes de ma­yor ren­di­mien­to y re­sis­ten­cia a pla­gas, que pron­to es­ta­rán dis­po­ni­bles tam­bién en la Ar­gen­ti­na. Un ade­lan­to de es­ta nue­va era que se abre pa­ra el cul­ti­vo.

Clarin - Rural - - TAPA - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

Sa­lien­do de Foz de Igua­zú ha­cia el es­te, a po­co de en­trar a Bra­sil, el trán­si­to por la ru­ta se ha­ce len­to, por­que las má­qui­nas tra­ba­jan a to­do trapo pa­ra con­ver­tir la an­gos­ta tra­za en una au­to­pis­ta. Las topadoras de­jan al des­cu­bier­to el sue­lo co­lo­ra­do, que a los cos­ta­dos al­ber­ga a la rei­na in­dis­cu­ti­da del agro en es­ta re­gión del país: la so­ja.

La in­fra­es­truc­tu­ra, en cu­ya me­jo­ra tra­ba­jan esas má­qui­nas, es una de las de­bi­li­da­des de la pro­duc­ción de gra­nos en es­te in­men­so Bra­sil. Pe­ro esas de­bi­li­da­des con­vi­ven con su gran po­ten­cial, que pa­sa, prin­ci­pal­men­te, por su enor­me po­si­bi­li­dad de cre­ci­mien­to en su­per­fi­cie y, ade­más, en pro­duc­ti­vi­dad.

Jus­ta­men­te pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad han con­tri­bui­do mu­cho las em­pre­sas ar­gen­ti­nas pro­vee­do­ras de ge­né­ti­ca, que aho­ra van por más y ha­cen pun­ta aquí tam­bién con el des­em­bar­co del pri­mer even­to trans­gé­ni­co nue­vo que lle­ga­rá al Mercosur en so­ja en más de 15 años: la In­tac­ta RR2 Pro, un de­sa­rro­llo bio­tec­no­ló­gi­co de Mon­san­to que ya se es­tá in­cor­po­ran­do a las va­rie­da­des de las em­pre­sas se­mi­lle­ras.

En es­ta oca­sión, fue Ni­de­ra la que or­ga­ni­zó la se­ma­na pa­sa­da una gi­ra por el sur de Bra­sil pa­ra ver en­sa­yos de es­tas nue­vas so­jas y lo­tes de pro­duc­ción de se­mi­lla. Del via­je par­ti­ci­pa­ron des­ta­ca­dos ex­per­tos y pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos, y fue acom­pa­ña­do por Cla­rín Ru­ral.

En Realeza, es­ta­do de Pa­ra­ná, a po­cos me­tros de un nue­vo ba­rrio que se abrió pa­so en­tre los cam­pos por el gran mo­vi­mien­to eco­nó­mi­co que ge­ne­ra aquí el agro­ne­go­cio, los en­sa­yos de va­rie­da­des de la fir­ma an­fi­trio­na eran ob­ser­va­dos en de­ta­lle por el re­co­no­ci­do ase­sor Pa­blo Cal­vi­ño, quien du­ran­te dé­ca­das tra­ba­jó pa­ra los CREA de la zo­na de Mar y Sie­rras y más re­cien­te­men­te fue di­rec­tor téc­ni­co de El Te­jar.

Es­te téc­ni­co de Tan­dil, en po­cas pa­la­bras, re­su­me su vi­sión: “En Ar­gen­ti­na, de la ru­ta 8 pa­ra arri­ba, es­ta nue­va so­ja se­rá muy in­tere­san­te”. Más allá de las ca­rac­te­rís­ti­cas ge­né­ti­cas de es­te ma­te­rial, con un gen Bt que le brin­da re­sis­ten­cia a in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros y un plus de ren­di­mien­to por la nue­va ver­sión del RR, Cal­vi­ño des­ta­ca tam­bién que se tra­ta de “un cul­ti­vo que va a ser más ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te, por­que va a ne­ce­si­tar me­nos in­sec­ti­ci­da”.

Es­tos cam­bios, pa­ra el ex­per­to, se inscriben en una gran trans­for­ma­ción de pa­ra­dig­mas. “La ma­ne­ra de ha­cer agri­cul­tu­ra es­tá cambia­ndo fuer­te”, sos­tie­ne. Y agre­ga que “en cin­co años tam­bién el ma­ne­jo de

ma­le­zas va a ser to­tal­men­te dis­tin­to al que ve­mos aho­ra”.

Pe­ro ésa se­rá otra cues­tión. Aho­ra, en Bra­sil y con las nue­vas so­jas, el que se su­ma al de­ba­te es Ni­co­lás Ian­no­ne, es­pe­cia­lis­ta en pla­gas del INTA Per­ga­mino, quien coin­ci­de con Cal­vi­ño en que “en el nor­te la RR2 + Bt va a ser su­ma­men­te im­por­tan­te, por­que el Bt es re­sis­ten­te a una im­por­tan­te lis­ta de oru­gas, co­mo la de­fo­lia­do­ra, la me­di­do­ra, la an­ti­car­sia y fal­sa me­di­do­ra”.

A mo­do de ejem­plo, Ian­no­ne di­ce que “en San­tia­go del Es­te­ro, con lo­tes gran­des y una den­si­dad ba­ja de mo­ni­to­rea­do­res por hec­tá­rea, va a fa­ci­li­tar la pro­duc­ción y dar­le mu­cha más se­gu­ri­dad”. Pe­ro és­to tie­ne una con­tra­ca­ra, ad­vier­te el es­pe­cia­lis­ta. “Te­mo que la gen­te, por es­ta so­ja Bt, aban­do­ne el mo­ni­to­reo. Eso no de­be pa­sar”, acon­se­ja.

En otro or­den, y pen­san­do en la sus­ten­ta­bi­li­dad de la tec­no­lo­gía, afir­ma que “va a ser cla­ve ha­cer los re­fu­gios, pa­ra evi­tar pro­ble­mas de re­sis­ten­cia”.

Des­de San­tia­go del Es­te­ro, el pro­duc­tor Pa­blo Ló­pez Ani­do, jun­to con Fernando Ro­mag­no­li (del Gru­po Ro­mag­no­li, que siem­bra en esa zo­na, y en va­rias pro­vin­cias más al sur) coin­ci­den en la uti­li­dad que ten­drá es­te nue­vo ma­te­rial, una vez que pue­da sem­brar­se.

En la Ar­gen­ti­na, y en Bra­sil, ya es­tá apro­ba­do por las au­to­ri­da­des, pe­ro a ni­vel glo­bal fal­ta el vis­to bueno de Chi­na, el prin­ci­pal com­ra aun­que se es­pe­ra de un mo­men­to a otro. Con esa luz ver­de, la ca­rre­ra po­drá co­men­zar.

A unas tres ho­ras de Realeza, ha­cia el su­res­te, es­tá Abe­lar­do Luz, ca­pi­tal na­cio­nal de la se­mi­lla de so­ja en Bra­sil, el lu­gar que Ni­de­ra eli­gió pa­ra ins­ta­lar su cam­po ex­pe­ri­men­tal en es­te país. Allí, en­tre so­jas y maí­ces de un ma­ra­vi­llo­so pai­sa­je que­bra­do, Gui­ller­mo Alonso, ge­ren­te de Ser­vi­cio Téc­ni­co, ex­pli­ca que, co­mo de­cía Ian­no­ne, la nue­va so­ja de­be­rá ser sem­bra­da con un 20% de la su­per­fi­cie de­di­ca­da a re­fu­gios, y que las se­mi­llas pa­ra eso no ven­drán en la bol­sa, co­mo su­ce­de con al­gu­nos maí­ces Bt, sino que de­be­rán sem­brar­se otras va­rie­da­des, de ci­clos si­mi­la­res, pa­cam­bia­rá ha­cer allí el con­trol de pla­gas y evi­tar el sur­gi­mien­to de pro­ble­mas de re­sis­ten­cias a lar­go pla­zo.

Alonso afir­ma que, en cuan­to al ma­ne­jo, y más allá de los re­fu­gios, na­da cam­bia­rá en re­la­ción a las so­jas que to­dos co­no­cen. Den­si­dad, fe­cha de siem­bra, fer­ti­li­za­ción y de­más cues­tio­nes del planteo téc­ni­co se de­fi­ni­rán de acuer­do a las ca­rac­te­rís­ti­cas del am­bien­te y las va­rie­da­des ele­gi­das. “Lo que es que el Bt le pe­ga­rá muy fuer­te a las pla­gas, y así se evi­ta­rán va­rias apli­ca­cio­nes, por­que acá, y en va­rios am­bien­tes del nor­te de la Ar­gen­ti­na, se ha­cen has­ta cin­co de in­sec­ti­ci­das”, in­di­ca.

El ger­mo­plas­ma ar­gen­tino es­tá muy di­fun­di­do en es­ta zo­na: en Bra­sil y al sur del tró­pi­co de Capricornio, en­tre Do­nMa­rio y Ni­de­ra do­mi­nan el 70% del mer­ca­do.

En es­tos días, por es­tos am­bien­tes de cam­pos que­bra­dos, se ven tan­to co­se­cha­do­ras en­tran­do en las so­jas co­mo lo­tes de la olea­gi­no­sa na­cien­do, jun­to con maí­ces. Es que el do­ble cul­ti­vo de ve­rano es una reali­dad aquí.

Jus­ta­men­te, en­tre los maí­ces y las so­jas de Abe­lar­do Luz, otro que opi­na es Jor­ge Gon­zá­lez Mon­ta­ner, el re­co­no­ci­do ase­sor de gru­pos CREA y de dis­tin­tos em­pren­di­mien­tos en Ar­gen­ti­na y en el ex­te­rior. “Es­ta nue­va so­ja es una tec­no­lo­gía muy in­tere­san­te, re­vo­lu­cio­na­ria. Es un apor­te muy gran­de pa­ra to­do el nor­te de la Ar­gen­ti­na”, va­ti­ci­na. E in­di­ca tam­bién que “és­to sig­ni­fi­ca­rá una me­jo­ra im­por­tan­te en el im­pac­to so­bre el me­dio am­bien­te, por­que, aun­que los pro­duc­tos que se usan son ca­da vez más ino­cuos, ba­jar las apli­ca­cio­nes, qui­zás de 3 a 1, es un avan­pra­dor, ce im­por­tan­te”.

En­tre las cues­tio­nes a se­guir de cer­ca, Gon­zá­lez Mon­ta­ner in­di­ca que qui­zás se va­ya po­nien­do me­nos én­fa­sis en la in­ves­ti­ga­ción de la ge­né­ti­ca RR ac­tual, da­do el ad­ve­ni­mien­to de la nue­va RR2. Con­si­de­ra que eso pue­de ser un te­ma im­por­tan­te pa­ra quie­nes deseen se­guir sem­bran­do las va­rie­da­des ac­tua­les.

Más allá de lo téc­ni­co, y des­de una vi­sión más ge­ne­ral del ne­go­cio, el pre­si­den­te de la en­ti­dad que agru­pa a to­da la ca­de­na de la so­ja (Ac­so­ja), Mi­guel Calvo, se en­tu­sias­ma, so­bre la tie­rra co­lo­ra­da del sur bra­si­le­ño, y ma­ni­fies­ta que el nue­vo even­to “es ex­tra­or­di­na­rio”.

Ade­más, y pa­ra ter­mi­nar, con­si­de­ra que el país “es­tá en las vís­pe­ras de la lle­ga­da de va­rios nue­vos eventos”, que cam­bia­rán la ma­ne­ra de ha­cer so­ja en la Ar­gen­ti­na.

“El Bt es cla­ve por­que re­sis­te una bue­na lis­ta de oru­gas”, afir­ma Ian­no­ne

Que­bra­dos. Así son los cam­pos en Abe­lar­do Luz. De izq. a der., Ian­no­ne, Alonso y Gon­zá­lez Mon­ta­ner.

Di­gan “whisky”. En Realeza, es­ta­do de Pa­ra­ná, los pro­duc­to­res Pa­blo Ló­pez Ani­do (izq.) y Fernando Ro­mag­no­li, en el lo­te.

¿Y és­ta?. Mi­guel Calvo, ti­tu­lar de Ac­so­ja (izq.) y Pa­blo Cal­vi­ño, en Abe­lar­do Luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.