En la Pa­ta­go­nia se abre una nue­va fron­te­ra pa­ra el maíz

Va­rias ex­pe­rien­cias en Chu­but mues­tran el al­to po­ten­cial de la zo­na, con rie­go. Hay una fuer­te in­ter­ac­ción con la pro­duc­ción de car­ne y le­che.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

En Chu­but lo­gran muy al­tos rin­des, con rie­go gra­vi­ta­cio­nal.

Al rit­mo de la in­ten­si­fi­ca­ción en to­dos sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos, el ma­pa ga­na­de­ro ar­gen­tino adquiere, pau­la­ti­na­men­te, una nue­va fi­so­no­mía. El sur ar­gen­tino no es ajeno a es­ta ten­den­cia y allí la ga­na­de­ría quie­re dar un sal­to en ca­li­dad y can­ti­dad. Y pa­ra lo­grar­lo una de las es­tra­te­gias es am­pliar la ba­se fo­rra­je­ra.

En el va­lle in­fe­rior del Río Chu­but, la pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca se ba­sa en al­fal­fa, pas­tu­ras pe­ren­nes y ver­deos co­mo ave­na y otros ce­rea­les, que com­ple­men­tan el pas­to­reo.

Pe­ro aho­ra, y pre­ci­sa­men­te en es­te sen­ti­do, el maíz en­tra en jue­go gra­cias a su al­ta efi­cien­cia, se­gún ex­pli­ca­ron a Cla­rín Ru­ral va­rios pro­ta­go­nis­tas de una in­tere­san­te ex­pe­rien­cia que se es­tá lle­van­do a ca­bo en la zo­na.

Pa­ra en­trar un po­co en te­ma so­bre la ga­na­de­ría en es­ta zo­na de la Pa­ta­go­nia, las es­ta­dís­ti­cas del INTA Chu­but mues­tran que el ro­deo bo­vino es de unas 20.000 ca­be­zas, con una pro­duc­ción anual de car­ne que no su­pera los 250 kg/ha, y de los cua­les so­lo en­tre 150-170 kg/ha son lo­gra­dos por efi­cien­cia pro­pia de los es­ta­ble­ci­mien­tos. Pe­ro aho­ra, con la in­clu­sión de maíz co­mo he­rra­mien­ta de ma­ne­jo, el po­ten­cial ga­na­de­ro pue­de cre­cer mu­cho más.

Has­ta el mo­men­to, el área sem­bra­da de maíz en es­ta pro­vin­cia no su­pera las 3.000 hec­tá­reas. Sin em­bar­go, tam­bién pue­de cre­cer. Pa­ra ello, en la ac­tua­li­dad se están lle­van­do a ca­bo en­sa­yos ba­jo rie­go por man­to gra­vi­ta­cio­nal con el ce­real, con el ob­je­ti­vo de en­con­trar el me­jor pa­que­te tec­no­ló­gi­co, que trans­for­me a Chu­but en un más fuer­te pro­duc­tor de gra­nos de fo­rra­je, que le per­mi­ta sos­te­ner ma­yo­res ro­deos de car­ne y le­che.

El Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra na­cio­nal, jun­to al INTA, Mai­zar y la Aso­cia­ción de Se­mi­lle­ros Ar­gen­ti­nos están de­trás del im­pul­so al maíz y al sor­go en la zo­na.

“La idea es avan­zar, por­que los rin­des pro­me­dios son su­pe­rio­res a la zo­na nú­cleo, y con rie­go no es di­fí­cil al­can­zar 16.000 o 17.000 kg/ha”, afir­mó Luis Ber­toia, que in­te­gra la co­mi­sión de fo­rra­jes de Mai­zar y fue nom­bra­do por ASA pa­ra coor­di­nar el de­sa­rro­llo y pla­ni­fi­ca­ción de los en­sa­yos.

Pa­ra re­for­zar es­ta idea, ex­pli­có que mien­tras en la zo­na nú­cleo la pro­duc­ción de ma­te­ria ver­de por hec­tá­rea ron­da los 35.000 kg., en Chu­but el pro­me­dio al­can­za los 70.000 kg/ha.

En los en­sa­yos se tra­ba­jó con den­si­da­des de siem­bra y do­sis de fer­ti­li­za­ción su­pe­rio­res al pro­me­dio re­gio­nal, y des­de su óp­ti­ca, es­tos ma­yo­res ni­ve­les mar­ca­rán la di­fe­ren­cia. En el ca­so de la nu­tri­ción, Ber­toia pu­so co­mo ejem­plo el re­sul­ta­do de una se­rie de tra­ba­jos desa­rro­lla­dos jun­to a la aso­cia­ción Fer­ti­li­zar, en los cua­les, a mis­ma can­ti­dad de se­mi­llas, el plus de fer­ti­li­zan­te ge­ne­ra­ba una re­la­ción fa­vo­ra­ble de 5 a 1. “En un es­que­ma lác­teo, por ca­da pe­so in­ver­ti­do en urea se lo­gró una res­pues­ta de $5,58 en le­che”, de­ta­lló.

A la ho­ra de tra­zar pers­pec­ti­vas, es­ti­mó que la in­cor­po­ra­ción de maíz en el cir­cui­to ga­na­de­ro chu­bu­ten­se per­mi­ti­rá desa­rro­llar la cría y abri­rá puer­tas a ni­vel co­mer­cial. Por un la­do, la po­si­bi­li­dad de abas­te­cer el con­su­mo de dos pla­zas fuer­tes en el sur ar­gen­tino, co­mo Tre­lew y Co­mo­do­ro Ri­va­da­via, más la opor­tu­ni­dad de ex­por­tar car­ne li­bre de af­to­sa, a muy bue­nos va­lo­res.

En­tre al­gu­nos de los pro­duc­to­res que im­ple­men­ta­ron es­tos en­sa­yos en Chu­but es­tá Mar­ce­lo Pra­do, quien tra­ba­ja un es­que­ma de 120 hec­tá­reas pro­pias y otras al­qui­la­das. Al ver los cos­tos del

flete de maíz pa­ra su ro­deo, des­de ha­ce cua­tro años de­ci­dió pro­du­cir su pro­pio ali­men­to, con rin­des que os­ci­lan en­tre los 20.000 a 28.000 kg/ha de ma­te­ria se­ca. “En los sue­los de más ap­ti­tud, los me­jo­res rin­des en maíz fue­ron con hí­bri­dos de ci­clo in­ter­me­dio lar­go”, ex­pli­có.

Otro ca­so in­tere­san­te es el de Car­los Jo­nes, que tie­ne tres cha­cras, en las cua­les des­de ha­ce sie­te años tra­ba­ja con maíz.

Su es­tra­te­gia de ma­ne­jo es dis­tin­ta a la de Pra­do y él siem­bra hí­bri­dos de ci­clo cor­to, de­bi­do a los po­si­bles da­ños de las heladas tar­días, que sue­len ocurrir en la pri­me­ra quin­ce­na de no­viem­bre. Pa­ra Jo­nes, es­tos en­sa­yos per­mi­ten ana­li­zar nue­vos hí­bri­dos, y por otro la­do, afi­nar el ma­ne­jo en fer­ti­li­za­ción. “Si apli­co 250-300 kg/ha de urea, pue­do me­jo­rar mu­cho el ren­di­mien­to”, se­ña­ló.

Es­tos ejem­plos mues­tran có­mo, sin pri­sa pe­ro sin apu­sa, el maíz se per­fi­la co­mo una de las lla­ves pa­ra po­ten­ciar la pro­duc­ción bo­vi­na en la Pa­ta­go­nia ar­gen­ti­na.

¡Qué maí­zal!. En la zo­na cer­ca­na a Gaiman, con rie­go gra­vi­ta­cio­nal, lo­gran ren­di­mien­tos cer­ca­nos a los 17.000 kg/ha.

En sis­te­mas pas­to­ri­les del va­lle in­fe­rior, la pro­duc­ción de car­ne cae en el in­vierno, ya que no se cu­bre la de­man­da nu­tri­cio­nal del ro­deo

Eduar­do Ma­ti­na­ta

Téc­ni­co de INTA Chu­but

La idea es avan­zar, por­que los rin­des pro­me­dios su­pe­ran a los de la zo­na nú­cleo, y con rie­go no es di­fí­cil al­can­zar las 16 o 17 tn/ha

Luis Ber­toia

Co­mi­sión de Fo­rra­jes de Mai­zar

Hay bue­nas res­pues­tas a la fer­ti­li­za­ción; vi­sual­men­te se pue­den apre­ciar cul­ti­vos más ver­des y al­tos y con ex­ce­len­te sa­ni­dad

Juan Erd­mann

Ge­ren­te téc­ni­co de ASA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.