El ma­ne­jo fino, cla­ve pa­ra el rinde

En Cha­ca­bu­co, en una jor­na­da de Do­nma­rio, va­rios téc­ni­cos die­ron de­ta­lles que ayu­dan a to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes tan­to en so­ja co­mo en maíz.

Clarin - Rural - - GESTIÓN DE LA AGRICULTURA - An­drés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Si bien la cam­pa­ña 2012/13 in­gre­só en la rec­ta de­fi­ni­to­sa­yos, las em­pre­sas ya pien­san en el pró­xi­mo ci­clo, y se en­cuen­tran abo­ca­das a pre­sen­tar ma­te­ria­les y es­tra­te­gias agro­nó­mi­cas, pa­ra que los pro­duc­to­res ya cuen­ten con alternativas de ma­ne­jo más efi­cien­tes en los prin­ci­pa­les cul­ti­vos.

En es­ta lí­nea, el se­mi­lle­ro Do­nMa­rio or­ga­ni­zó una jor­na­da en Cha­ca­bu­co, en don­de ade­más de ex­hi­bir su lí­nea de ma­te­ria­les en so­ja y maíz pa­ra la pró­xi­ma cam­pa­ña, pre­sen­tó los re­sul­ta­dos de una se­rie de en­sa­yos en es­tos cul­ti­vos pa­ra la zo­na nú­cleo.

De es­ta ma­ne­ra, va­ria­bles de pro­duc­ción co­mo fe­cha de siem­bra, ca­rac­te­ri­za­ción de am­bien­tes y elec­cio­nes de den­si­da­des son al­gu­nas de las cues­tio­nes que mar­ca­rán la di­fe­ren­cia a la ho­ra de bus­car los me­jo­res rin­des.

Pa­ra so­ja, se ana­li­za­ron los re­sul­ta­dos de en­sa­yos con va­rie­da­des de los gru­pos 3 y 4 en am­bien­tes de zo­na nú­cleo, en don­de se es­tu­dió la in­ter­ac­ción en­tre gru­pos de ma­du­rez y fe­chas de siem­bra. El in­ge­nie­ro agró­no­mo Ro­dri­go Igle­sias, ge­ren­te de de­sa­rro­llo del se­mi­lle­ro, re­mar­có que la elec­ción de fe­cha es un te­ma en el que se de­be pres­tar es­pe­cial aten­ción, so­bre to­do en am­bien­tes de al­to po­ten­cial.

To­man­do co­mo pun­to de par­ti­da los pri­me­ros días de oc­tu­bre, ex­pli­có que de acuer­do a los en­ria, por ca­da día de re­tra­so las pér­di­das pue­den lle­gar a 21 kg/ha, con una ma­yor caí­da de los rin­des en ma­te­ria­les del gru­po 4, en­tre los cua­les la dis­mi­nu­ción al­can­zó los 39 kg/ha por día.

Con es­tas va­rie­da­des, el téc­ni­co se­ña­ló que los ren­di­mien­tos más des­ta­ca­dos se al­can­za­ron con una den­si­dad de 25 plan­tas/me­tro cua­dra­do en am­bien­tes de al­ta pro­duc­ti­vi­dad, mien­tras que en lo­tes de me­nor ap­ti­tud agrí­co­la los me­jo­res re­sul­ta­dos se lo­gra­ron con 35 plan­tas/me­tro cua­dra­do.

Y re­mar­có que, en es­tos ca­sos, los erro­res a la ho­ra de de­fi­nir el ma­ne­jo se pa­gan con me­nos quin­ta­les al mo­men­to de la co­se­cha. En en­sa­yos de am­bien­tes de al­ta pro­duc­ti­vi­dad, en­tre bue­nas y ma­las es­tra­te­gias se re­gis­tra­ron di­fe­ren­cias de rin­des de has­ta 1.300 kg/ha, mien­tras que en par­ce­las de me­nor ap­ti­tud es­ta cifra se ubi­có so­bre los 740 kg/ha. “En los me­jo­res lo­tes, las ma­las de­ci­sio­nes se sien­ten más”, afir­mó.

En pre­sen­ta­cio­nes, el pla­to fuer­te del even­to fue la tec­no­lo­gía In­tac­ta pa­ra so­ja: se ana­li­za­ron sus ven­ta­jas pro­duc­ti­vas y se anun­ció que es­ta­rá dis­po­ni­ble pa­ra el nor­te ar­gen­tino en el trans­cur­so de la pró­xi­ma cam­pa­ña (Ver pág. 4).

Por su par­te, las prue­bas con hí­bri­dos de maíz per­mi­tie­ron ana­li­zar al­gu­nos de los fac­to­res que tie­nen más in­ci­den­cia en el rinde. En el ca­so de la den­si­dad de siem­bra, el téc­ni­co Je­ró­ni­mo Cos­tan­zi, je­fe de de­sa­rro­llo de re­gión sur de Do­nMa­rio, se­ña­ló que pa­ra am­bien­tes de zo­na nú­cleo, y con una pro­yec­ción de rinde su­pe­rior a los 10.000 kg/ha, los me­jo­res re­sul­ta­dos se al­can­za­ron -en los lo­tes con ma­yor po­ten­cial- con una dis­tri­bu­ción de 8 a 9 plan­tas/ me­tro cua­dra­do.

En es­te pun­to, Cos­tan­zi agre­gó que las va­ria­cio­nes en la den­si­dad de siem­bra se pue­den re­fle­jar en cam­bios de la es­truc­tu­ra del cul­ti­vo, en as­pec­tos co­mo la al­tu­ra de plan­ta, in­ser­ción de es­pi­gas y diá­me­tro del ta­llo.

Con res­pec­to al dis­tan­cia­mien­to en­tre hi­le­ras al mo­men­to de la im­plan­ta­ción, el pro­fe­sio­nal ex­pli­có que si bien no se per­ci­ben di­fe­ren­cias sig­ni­fi­ca­ti­vas con siem­bras a 52 o 70 cen­tí­me­tros, en los en­sa­yos se apre­cia­ron al­gu­nas cuan­do los cul­ti­vos a ma­yor dis­tan­cia no in­ter­cep­tan al má­xi­mo la ra­dia­ción so­lar.

En cam­bio, frente a un es­ce­na­rio de dé­fi­cit hí­dri­co, ad­vir­tió que una dis­tan­cia de 52 cen­tí­me­tros pue­de re­pre­sen­tar un ma­yor con­su­mo de agua du­ran­te to­do el ci­clo del ce­real.

“En esas cir­cuns­tan­cias, un dis­tan­cia­mien­to a 70 pue­de re­sul­tar más ven­ta­jo­so”, sos­tu­vo.

Que­da cla­ro que tras en­fren­tar cam­pa­ñas mar­ca­das por la va­ria­bi­li­dad de es­ce­na­rios cli­má­ti­cos, los pro­duc­to­res bus­can re­du­cir el mar­gen de error, y de es­te mo­do ex­plo­ran las dis­tin­tas alternativas de ma­ne­jo que per­mi­ta en­ca­rar de ma­ne­ra efi­cien­te una nue­va cam­pa­ña agrí­co­la. Siem­pre hay co­sas nue­vas pa­ra apren­der, que lue­go se sien­ten en la bi­lle­te­ra.

Bue­na so­ja. El ajus­te de fe­cha de siem­bra, se sa­be, es cla­ve. Pe­ro tam­bién hay que ver el víncu­lo am­bien­te-den­si­dad.

So­je­ro. El in­ge­nie­ro Ro­dri­go Igle­sias.

Mai­ce­ro. El ing. Je­ró­ni­mo Cos­tan­zi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.