El de­sa­rro­llo ver­de es glo­bal

El au­tor de­ta­lla la im­por­tan­cia que tie­ne el sec­tor agro­pe­cua­rio en la economía de dis­tin­tos paí­ses. A su vez, vin­cu­la ese pun­to con la di­fu­sión que tie­ne el cam­po en el pú­bli­co ma­si­vo de di­fe­ren­tes so­cie­da­des. Ade­más, des­ta­ca el fuer­te cre­ci­mien­to de Bra

Clarin - Rural - - EXPOAGRO EXPOAGRO - Her­nán Pa­lau PRO­GRA­MA DE AGRO­NE­GO­CIOS (FAU­BA)

Mar­cos Fava Ne­ves, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de San Pa­blo, Bra­sil, pu­bli­có, en enero 2013, un ar­tícu­lo ti­tu­la­do “Agro­ne­gó­cio, o Ph.D do Bra­sil”. Ex­pli­ca allí que la agri­cul­tu­ra de Bra­sil ha te­ni­do un gran cre­ci­mien­to en los úl­ti­mos 10-12 años: de ex­por­tar 20.000 mi­llo­nes de dó­la­res en 2.000, a los ac­tua­les 100.000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Ac­tual­men­te, la economía bra­si­le­ña cuen­ta con un pro­duc­to bru­to in­terno (PBI) del or­den de los 2,5 bi­llo­nes de dó­la­res y el agro re­pre­sen­ta el 20% de su economía.

El ejem­plo más re­cien­te de la im­por­tan­cia de un Bra­sil agroex­por­ta­dor es la com­par­sa ga­na­do­ra del Car­na­val de Río de Ja­nei­ro 2013: Vi­la Isa­bel. Su le­ma es “la Vi­la can­tó Bra­sil gra­ne­ro del mun­do”; uno de sus prin­ci­pa­les aus­pi­cian­tes la em­pre­sa Basf. Re­za la si­nop­sis de la com­par­sa: “el tra­ba­jo en el cam­po es fru­to de mu­cho su­dor, de­di­ca­ción y amor por la tie­rra, los cua­les per­mi­ti­rán que Bra­sil se tor­ne un ju­ga­dor des­ta­ca­do en la agri­cul­tu­ra mun­dial, ca­mi­nan­do los pa­sos lar­gos pa­ra ser el prin­ci­pal país agrí­co­la del pla­ne­ta”.

Pe­ro lo in­tere­san­te es ver que es­te “fe­nó­meno” no es ex­clu­si­vo de Bra­sil.

En los EE.UU., los “far­mers” son ca­si ve­ne­ra­dos por los nor­te­ame­ri­ca­nos. En el úl­ti­mo Su­per Bowl hu­bo un co­mer­cial que lla­ma la aten­ción: la em­pre­sa Chrys­ler, ba­jo el tí­tu­lo “God Ma­de A Far­mer” (Dios hi­zo un far­mer), ex­pli­ca el rol fun­da­men­tal que és­te ocu­pa y lo du­ro que es ser un far­mer (tan du­ro co­mo la pick up

Río 2013 La com­par­sa ga­na­do­ra del car­na­val pen­só a Bra­sil co­mo gra­ne­ro del mun­do

de la pu­bli­ci­dad).

Y pa­ra se­guir gra­fi­can­do la im­por­tan­cia de los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios y del agro en par­ti­cu­lar en otras par­tes del glo­bo, la cer­ve­ce­ría Kro­nen­bourg 1664 desa­rro­lló un co­mer­cial en el que Eric Can­to­na, ex ju­ga­dor de fút­bol fran­cés, ex­pli­ca que la ca­li­dad de di­cha cer­ve­za se de­be a los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios, quie­nes son la es­tre­lla y los crea­do­res de la mis­ma, y por ello to­da la po­bla­ción de la Al­sa­cia les rinde cul­to.

Des­de ya que los EE.UU. son el prin­ci­pal país del mun­do en te­mas de agro­ne­go­cios; son los crea­do­res de es­te con­cep­to, a fi­nes de 1950 (Da­vis & Gold­berg, 1958). Ac­tual­men­te, es el prin­ci­pal país pro­duc­tor de los prin­ci­pa­les com­mo­di­ties, ade­más de ser un gran agre­ga­dor de va­lor en ba­se a la pro­duc­ción de ali­men­tos, bio­tec­no­lo­gía, tex­ti­les, res­tau­ran­tes glo­ba­les, ga­seo­sas, bio­com­bus­ti­bles,

EE.UU. Es el lí­der en los agro­ne­go­cios del mun­do, y los me­dios lo re­co­no­cen así

bio­plás­ti­cos y bio­fár­ma­cos, en­tre otros.

A Eu­ro­pa, tam­bién la pro­duc­ción de com­mo­di­ties agrí­co­las y de ali­men­tos la ubi­can en­tre los prin­ci­pa­les blo­ques glo­ba­les.

Pe­ro vol­ve­mos a Bra­sil. Es­te país pro­du­ce el 7% del to­tal de los gra­nos del mun­do.

La pre­si­den­te bra­si­le­ña, Dil­ma Rous­seff, anun­ció que su país ten­drá la ma­yor pro­duc­ción de gra­nos de su his­to­ria en el año 2013: ¡185 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 50 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das, cuan­do ha­ce diez años pro­du­cía 100 mi­llo­nes de to­ne­la­das!

Pe­ro, ade­más, Bra­sil es uno de los prin­ci­pa­les ju­ga­do­res en car­nes (el to­tal de la pro­duc­ción va­cu­na, por­ci­na y aviar es de 25 mi­llo­nes de to­ne­la­das, re­pre­sen­tan­do el 10% de la pro­duc­ción mun­dial), ade­más de ser el pri­mer pro­duc­tor mun­dial de ca­fé (2,7 mi­llo­nes de to­ne­la­das), azú­car (73 mi­llo­nes de to­ne­la­das), ju­go de na­ran­ja (1,4 mi­llo­nes de to­ne­la­das), si­sal, al­cohol, fi­bras y ma­te, en­tre otros.

El sis­te­ma agroa­li­men­ta­rio ar­gen­tino cuen­ta con más de un mi­llón de em­pre­sa­rios y em­pre­sas que tra­ba­jan día a día; que in­vier­ten y que va­lo­ri­zan sus re­gio­nes. Da tra­ba­jo a ca­si el 35% de la ma­sa la­bo­ral de nues­tro país, apor­ta más del 50% de las ex­por­ta­cio­nes y es el prin­ci­pal “apor­tan­te” fis­cal y al cre­ci­mien­to del PBI.

Mue­ve la economía de los pue­blos y las ciu­da­des de nues­tro país a par­tir de un efec­to in­di­rec­to co­mo es la cons­truc­ción, el tu­ris­mo, la in­dus­tria au­to­mo­triz, etc., con­tri­bu­yen­do a la crea­ción de ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas ge­nui­nas.

Por tan­to, atrás de­ben que­dar vie­jas dis­cu­sio­nes “cam­po ver­sus ciu­dad”, que ca­re­cen de va­li­dez en el ac­tual con­tex­to mun­dial, y de­be­mos pro­yec­tar un fu­tu­ro agroin­dus­trial in­clu­si­vo e in­ser­to en el co­mer­cio agroa­li­men­ta­rio glo­bal.

Es­tá cla­ro que otros paí­ses ya lo están ha­cien­do.

RO­BER­TO PE­RA

Im­pac­tan­te. Una es­ce­na de la trilla de so­ja en el Ma­to Gros­so. La co­se­cha ca­si se du­pli­có en ese país en so­lo diez años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.