Al mal tiem­po, ¡bue­nas ca­ras!

En Ve­na­do, ex­per­tos y pro­duc­to­res di­je­ron qué ajus­tes hay que ha­cer en el ma­ne­jo, en el ne­go­cio y en la adop­ción tec­no­ló­gi­ca, pa­ra se­guir cre­cien­do.

Clarin - Rural - - LA AGRICULTURA QUE VIENE - Juan Martínez Dod­da cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Ca­da vez más, en los tiem­pos que co­rren, to­dos los in­vo­lu­cra­dos en el cir­cui­to pro­duc­ti­vo se con­ven­cen de que es de­ter­mi­nan­te es­tar en­ci­ma del ne­go­cio des­de el mo­men­to pre­vio a la siem­bra y has­ta la ven­ta del grano, y que el sur­gi­mien­to de nue­vas tec­no­lo­gías de­be ir acom­pa­ña­do por un uso res­pon­sa­ble de las mis­mas. Sin em­bar­go, sin po­der tra­ba­jar a me­diano pla­zo, ge­ne­ral­men­te lo que dic­ta la “pul­sión agro­nó­mi­ca” di­fie­re de lo que exi­ge la “pul­sión eco­nó­mi­ca”.

“Creo que los pro­duc­to­res tie­nen que se­guir ajus­tan­do el con­cep­to de mo­ni­to­reo, de­jar de usar la re­ce­ta ge­né­ri­ca y pen­sar más en la reali­dad del cul­ti­vo y sus ne­ce­si­da­des”, in­di­có la fi­to­pa­tó­lo­ga de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Li­to­ral, Mar­ga­ri­ta Si­llón, du­ran­te una jor­na­da en Ve­na­do Tuer­to or­ga­ni­za­da por Syn­gen­ta.

“Hay que em­pe­zar a com­bi­nar tec­no­lo­gías que has­ta aho­ra se veían por se­pa­ra­do. Por ejem­plo, an­tes se ha­bla­ba del inócu­lo pri­ma­rio en el cu­ra­do de la se­mi­lla y lue­go de las en­fer­me­da­des fo­lia­res. Hoy es­tá com­pro­ba­do que pa­ra de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des fo­lia­res cuan­do com­bino una bue­na pro­tec­ción de la se­mi­lla y una pro­tec­ción en R3 o R4 am­bas se si­ner­gi­zan y el con­trol es me­jor”, apun­tó Si­llón.

Otro de los te­mas so­bre el que hay que po­ner el ojo son las ma­le­zas re­sis­ten­tes, que tam­bién se tra­tó en el even­to, de­no­mi­na­do Ex­po Syn­gen­ta. El es­pe­cia­lis­ta San­tia­go Bar­be­ris, de Lares SRL, opi­nó que, des­pués de lo ya “pa­de­ci­do”, hay que em­pe­zar a ser pro­li­jos des­de el oto­ño y “lle­gar lim­pios a la siem­bra.

Y agre­gó: “Nos preo­cu­pa que no se ro­ten prin­ci­pios ac­ti­vos, que se usen her­bi­ci­das que tie­nen un mis­mo si­tio de ac­ción co­mo los in­hi­bi­do­res de ALS, que ter­mi­nan ge­ne­ran­do re­sis­ten­cia”.

Pen­san­do en el con­trol de ma­le­zas com­ple­jas, el di­rec­tor del ne­go­cio de so­ja de la com­pa­ñía an­fi­trio­na, Car­los Bec­co, con­tó que tra­ba­jan ya en el pro­ce­so re­gu­la­to­rio de la tec­no­lo­gía HPPD (es­ta­ría en 2016 en el mer­ca­do) que ofre­ce una so­ja con re­sis­ten­cia a un mo­do de ac­ción di­fe­ren­te al gli­fo­sa­to y per­mi­te el uso de preemer­gen­tes.

Pa­ra Martín Sa­nín, res­pon­sa­ble de la pro­duc­ción agrí­co­la de la fir­ma Pe­dro La­cau, el ma­ne­jo de ma­le­zas re­sis­ten­tes es­tá cla­ro: “Las he­rra­mien­tas exis­ten... hay que vol­ver a es­tu­diar­las”. La­cau, des­de su ba­se en Lin­coln, siem­bra unas 40.000 hec­tá­reas en­tre Ar­gen­ti­na y Uru­guay. “Cree­mos que una de las lla­ves pa­ra ser más com­pe­ti­ti­vo es la in­cor­po­ra­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías y es­ta­mos con­ven­ci­dos que te­ne­mos que ser los pri­me­ros en apli­car­la pa­ra cap­tu­rar ese di­fe­ren­cial”, ex­pli­có. En su em­pre­sa están ga­nan­do te­rreno con am­bien­ta­ción pa­ra va­riar fe­chas de siem­bra, ni­tró­geno en tri­go y maíz y, aho­ra, apun­tan a ajus­tar las den­si­da­des del maíz.

Con la pre­sen­cia de más de 400 pro­duc­to­res y ase­so­res en el cam­po ex­pe­ri­men­tal de San­ta Isa­bel, se pre­sen­ta­ron tam­bién nue­vos hí­bri­dos de maíz y va­rie­da­des de so­ja de la em­pre­sa. “Apun­ta­mos a brin­dar al pro­duc­tor so­lu­cio­nes in­te­gra­das que van des­de el tra­ta­mien­to de la se­mi­lla has­ta la co­se­cha”, an­ti­ci­pó el res­pon­sa­ble del ne­go­cio de maíz, Juan Macías, quien des­ta­có los bue­nos re­sul­ta­dos que están te­nien­do con Víp­te­ra 3, una tec­no­lo­gía que tie­ne con­trol to­tal pa­ra dia­traea, iso­ca de la es­pi­ga y es­po­dop­te­ra.

Con esas op­cio­nes, es­tá cla­ro que, pa­ra ha­cer una pro­duc­ción “con to­do el tu­co” hay que po­der pen­sar en el me­diano y lar­go pla­zo, pe­ro en la Ar­gen­ti­na es di­fí­cil. Uno de los li­mi­tan­tes, más allá de la po­lí­ti­ca, son los al­qui­le­res. “Siem­pre me­di­mos el ries­go, pe­ro des­de ha­ce unos años em­pe­za­mos a pres­tar­le más aten­ción y cree­mos que no se pue­den con­va­li­dar al­gu­nos al­qui­le­res”, di­jo el Ge­ren­te de Ne­go­cios de Ca­ze­na­ve, Ju­lio Ran­ce­ze. Y agre­gó: “Pa­sa­mos de pe­dir­le (al ne­go­cio) una ren­ta­bi­li­dad de 15% a una de 25%, por­que el ries­go es gran­de... sin ir más le­jos, en es­ta cam­pa­ña, que apun­ta­ba a 25%, cual­quier pro­duc­tor te di­ce que es­tá en­tre el 0 y 5%”.

Creo que el pro­duc­tor tie­ne que se­guir ajus­tan­do el con­cep­to de mo­ni­to­reo, de­jar de usar re­ce­tas ge­né­ri­cas y ver la reali­dad del cul­ti­vo Mar­ga­ri­ta Si­llón Fi­to­pa­tó­lo­ga Univ. del Li­to­ral Las he­rra­mien­tas pa­ra el ma­ne­jo de ma­le­zas exis­ten, están en los li­bros, pe­ro aho­ra hay que vol­ver a es­tu­diar­las

Martín Sa­nín

Res­pon­sa­ble agrí­co­la de P. La­cau Des­pués de lo ya pa­de­ci­do, hay que em­pe­zar a ser pro­li­jos en se­rio des­de el oto­ño y lle­gar con el lo­te bien lim­pio a la siem­bra San­tia­go Bar­be­ris Es­pe­cia­lis­ta de Lares SRL Siem­pre me­di­mos el ries­go, pe­ro em­pe­za­mos a pres­tar­le más aten­ción y cree­mos que no se pue­den con­va­li­dar al­gu­nos al­qui­le­res

Ju­lio Ran­ce­ze

Gte. de Ne­go­cios de Ca­ze­na­ve

Lin­do yu­yi­to. Lle­ga­rán va­rie­da­des de so­ja re­sis­ten­tes a nue­vos her­bi­ci­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.