El des­te­te hi­per­pre­coz su­ma adep­tos

Es un avan­ce más ha­cia la in­ten­si­fi­ca­ción

Clarin - Rural - - TAPA - JU­NIN. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL An­drés Ma­ti­na­ta cla­rin­ru­ral@clarn.com

Con una ga­na­de­ría que apun­ta a in­ten­si­fi­car sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos ca­da vez más, los ob­je­ti­vos se orien­tan cre­cien­te­men­te a ob­te­ner una ma­yor pro­duc­ción de car­ne y le­che pe­ro en la mis­ma su­per­fi­cie y con la má­xi­ma efi­cien­cia.

Frente a es­te es­ce­na­rio, el sis­te­ma co­no­ci­do co­mo Ru­ter, que des­de ha­ce diez años com­bi­na el des­te­te de los ter­ne­ros a una edad muy tem­pra­na y el uso de die­tas só­li­das, se per­fi­la co­mo una al­ter­na­ti­va ca­da vez más in­tere­san­te pa­ra au­men­tar la car­ga ani­mal por hec­tá­rea y me­jo­rar la efi­cien­cia de con­ver­sión, por el me­jor de­sa­rro­llo ru­mi­nal del bo­vino, en­tre otros pun­tos.

En el mar­co de una jor­na­da téc­ni­ca en Ju­nín (Bue­nos Ai­res), el téc­ni­co Ale­jan­dro Lis, di­rec­tor téc­ni­co de Ru­ter, un de­sa­rro­llo de la di­vi­sión Nu­tri­ción Ani­mal de la Aso­cia­ción de Coope­ra­ti­vas Ar­gen­ti­nas, ex­pli­có que el sis­te­ma atra­vie­sa una eta­pa de pro­fun­di­za­ción y que des­de ha­ce cua­tro años están ana­li­zan­do a fon­do el im­pac­to de las den­si­da­des ener­gé­ti­cas que re­ci­ben los ter­ne­ros du­ran­te su pe­río­do de crian­za.

En es­te pun­to, Lis se­ña­ló que la le­che cons­ti­tu­ye un pun­to li­mi­tan­te, y re­mar­có que se in­ves­ti­ga co­mo in­cre­men­tar el plano ener­gé­ti­co sin de­pen­der de ella. El pro­fe­sio­nal ade­lan­tó que es­te tra­ba­jo se en­cuen­tra en su eta­pa fi­nal, y des­pués de pre­sen­tar re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res an­te pro­duc­to­res y pro­fe­sio­na­les de Nue­va Ze­lan­da (don­de el sis­te­ma tam­bién pi­sa fuer­te), co­men­za­rá un tra­ba­jo de in­ves­ti­ga­ción en re­pro­duc­ción por los pró­xi­mos seis años.

Los tra­ba­jos per­mi­ten de­mos­trar que la me­jo­ra en la ali­men­ta­ción de una ter­ne­ra de tam­bo se re­fle­ja en una evo­lu­ción po­si­ti­va de su per­for­man­ce pro­duc­ti­va a fu­tu­ro. “A los 90 días, una ter­ne­ra bien cria­da pe­sa de 100 a 110 ki­los, y con nues­tro sis­te­ma de 140 a 150 ki­los”, afir­mó.

En el ca­so de los tam­bos –en don­de el sis­te­ma cuen­ta con una ma­yor adop­ción- Lis ex­pli­có que po­si­bi­li­ta a las ter­ne­ras lle­gar an­tes al ro­deo de in­se­mi­na­ción y a la pro­duc­ción: pue­de ser has­ta un 12% me­jor con res­pec­to al mé­to­do tra­di­cio­nal. Ade­más, “per­mi­te un aho­rro en le­che: pa­ra la crian­za tra­di­cio­nal se usan 240 li­tros, mien­tras que con el nues­tro de­man­da 70 li­tros”, gra­fi­có.

Ade­más de pro­bar su éxi­to en los tam­bos, el sis­te­ma mues­tra bue­nos re­sul­ta­dos pa­ra la cría, co­mo bien evi­den­cia Jor­ge La­sa­lle, un pro­duc­tor de la zo­na de Ju­nín que trans­for­mó 200 hec­tá­reas agrí­co­las de ren­di­mien­to me­dio en un es­que­ma de cría que al­can­za cifras de pro­duc­ción de car­ne de has­ta 600 kg/ha/año.

En una zo­na agrí­co­la ubi­ca­da en me­dio de una ca­de­na me­da­no­sa, La­sa­lle plan­teó un sis­te­ma de ga­na­de­ría in­ten­si­va, en don­de el sis­te­ma que se mos­tró aquí tu­vo un pa­pel cla­ve pa­ra el pa­sa­je de los ani­ma­les de mo­no­gás­tri­cos a ru­mian­tes. ”Se ge­ne­ró un ci­clo vir­tuo­so, y un sis­te­ma que an­tes era pa­ra si­tua­cio­nes ex­tre­mas se con­vir­tió en una he­rra­mien­ta pa­ra la in­ten­si­fi­ca­ción”, des­cri­bió con en­tu­sias­mo.

Por su par­te, Se­bas­tián Bra­co­ni, un pro­duc­tor lác­teo de la zo­na bo­nae­ren­se de Ge­ne­ral Pin­to, des­de ha­ce ocho años in­cor­po­ró el des­te­te hi­per­pre­coz en su es­que­ma de tra­ba­jo. Pre­vio al uso de es­ta tec­no­lo­gía, los ter­ne­ros de has­ta 80 días se ali­men­ta­ban con le­che, pe­ro gra­cias a es­ta mo­da­li­dad se la qui­tan con más an­ti­ci­pa­ción, y tras un pe­que­ño pe­río­do de adap­ta­ción, no to­man más. “Sim­pli­fi­ca el tra­ba­jo y se no­ta la di­fe­ren­cia, por­que se desa­rro­llan ter­ne­ros con ma­yor ra­pi­dez: a los 40-45 días son ru­mian­tes con un buen de­sa­rro­llo”, se­ña­ló.

Es­ta me­nor com­ple­ji­dad del ma­ne­jo se per­ci­be tam­bién en las gua­che­ras, en don­de la re­duc­ción de ani­ma­les con­su­mien­do le­che per­mi­te, ade­más, re­du­cir cos­tos lo­gís­ti­cos, un da­to es­tra­té­gi­co pa­ra la si­tau­ción que atra­vie­sa hoy el sec­tor.

RO­BER­TO PE­RA

Tem­prano. Se­pa­rar muy tem­prano al ter­ne­ro de la ma­dre, jun­to con su­mi­nis­trar una die­ta só­li­da, ha­cen a una es­tra­te­gia des­ta­ca­da pa­ra au­men­tar la car­ga ani­mal por hec­tá­rea.

Téc­ni­co. Ale­jan­dro Lis, de Ru­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.