Bien, a pe­sar del úl­ti­mo ca­pí­tu­lo

Pa­ra Jo­sé Luis Aie­llo, ex­per­to de la Bol­sa de Ro­sa­rio, se­rá un año pro­me­dio en la can­ti­dad de llu­vias que caerán has­ta la pri­ma­ve­ra.

Clarin - Rural - - EL CLIMA DE LA CAMPAÑA - Ma­rie­la Va­que­ro cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

El desas­tre cli­má­ti­co de la se­ma­na pa­sa­da es un ca­pí­má­ti­ca más en el cu­le­brón eterno del ca­len­ta­mien­to glo­bal, que des­con­cier­ta a los pro­duc­to­res. Pe­ro si se ana­li­zan los fe­nó­me­nos en una es­ca­la de tiem­po más am­plia se pue­de lle­gar a al­gu­nas con­clu­sio­nes que ayu­dan a pla­ni­fi­car el fu­tu­ro. Con ese ob­je­ti­vo el me­teo­ró­lo­go Jo­sé Luis Aie­llo y téc­ni­cos de la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio (BCR) brin­da­ron una char­la ha­ce po­cas se­ma­nas en Ex­poa­gro.

Pa­ra lle­var tran­qui­li­dad, Aie­llo ade­lan­tó que 2013 no es ni Ni­ño ni Ni­ña y que pre­sen­ta­rá con­di­cio­nes de neu­tra­li­dad has­ta la pri­ma­ve­ra. Por eso, re­co­men­dó a los pro­duc­to­res pla­ni­fi­car la cam­pa­ña si­guien­do los pa­tro­nes nor­ma­les en cuan­to a fe­chas de siem­bra.

“El tri­go se po­drá sem­brar y evo­lu­cio­na­rá nor­mal­men­te de acuer­do a lo que se es­pe­ra”, se­ña- ló el di­rec­tor cien­tí­fi­co de la Guía Es­tra­té­gi­ca pa­ra el Agro (GEA), de la BCR.

Es­ta es una bue­na no­ti­cia pa­ra los pro­duc­to­res, que en los úl­ti­mos años pa­de­cen los efec­tos de la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca.

“A me­dia­dos de 2012 na­die ima­gi­na­ba que du­ran­te ju­lio y agos­to se produciría un re­en­fria­mien­to del Pa­cí­fi­co -que ve­nía ca­len­tán­do­se len­ta­men­te- y se ge­ne­ra­ría una dis­rup­ción; en­ton­ces pa­sa­mos de un Ni­ño dé­bil a te­ner con­di­cio­nes ca­si de neu­tra­li­dad”, ex­pli­có.

Se­gún in­di­có, se tra­ta de dis­rup­cio­nes nor­ma­les que se dan per­ma­nen­te­men­te. Por eso, lla­mó a te­ner cla­ri­dad acer­ca de los in­di­ca­do­res que se pue­den to­mar en cuen­ta y cuá­les no, ad­vir­tien­do que sólo se pue­den dar pau­tas ge­ne­ra­les.

Hoy en día, la in­for­ma­ción cli­tu­lo abun­da pe­ro no siem­pre es pre­ci­sa, y eso di­fi­cul­ta la pla­ni­fi­ca­ción y la to­ma de de­ci­sio­nes. En ese sen­ti­do, Aie­llo re­co­men­dó guiar­se por in­for­mes rea­li­za­dos por me­teo­ró­lo­gos pro­fe­sio­na­les y or­ga­nis­mos se­rios, co­mo el Ser­vi­cio Me­teo­ro­ló­gi­co Na­cio­nal (SMN). Por ejem­plo, “el SMN ofre­ce el mo­de­lo ETA muy bueno pa­ra el cor­to pla­zo, que día por día va di­cien­do có­mo están las dis­tri­bu­cio­nes de llu­via, ade­más de otros aná­li­sis cli­ma­to­ló­gi­cos va­lio­sos”, se­ña­ló el ex­per­to.

Más allá de las va­ria­cio­nes na­tu­ra­les, Aie­llo in­di­có que hay un efec­to de cam­bio cli­má­ti­co evi­den­te. En el úl­ti­mo si­glo se pro­du­jo un gra­do de ca­len­ta­mien­to en el pla­ne­ta de una mag­ni­tud si­mi­lar al que la Tie­rra ha­bía re­gis­tra­do en los an­te­rio­res mil años. “Los pro­nós­ti­cos se­ña­lan que el sis­te­ma (con­ti­nen­tes, océa­nos y at­mós­fe­ra) se va a ca­len­tar en apro­xi­ma­da­men­te en­tre 0,5 a 1º ca­da 25 años, y eso es­tá pro­vo­can­do ines­ta­bi­li­da­des”, ase­gu­ró. Se­gún in­for­mó, es­to se de­be a cau­sas an­tro­po­gé­ni­cas, co­mo la emi­sión de car­bono y los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro. Pe­ro, aún re­vir­tien­do las prác­ti­cas ge­ne­ra­do­ras del ca­len­ta­mien­to, la ines­ta­bi­li­dad no po­drá mo­di­fi­car­se en los pró­xi­mos cien años.

“Cuan­do hay des­or­ga­ni­za­ción at­mos­fé­ri­ca se ge­ne­ran llu­vias con­vec­ti­vas lo­ca­li­za­das o gra­ni­zo, y hay ma­yor in­ten­si­dad de tor­na­dos y hu­ra­ca­nes, en­tre otras con­se­cuen­cias”, ma­ni­fes­tó el es­pe­cia­lis­ta. Es de es­pe­rar, en­ton­ces, que es­ta si­tua­ción trai­ga con­se­cuen­cias im­por­tan­tes pa­ra la ac­ti­vi­dad agrí­co­la y pro­vo­que, ade­más, de­rre­ti­mien­to de hie­los y au­men­tos en el ni­vel del mar.

Ha­brá que to­mar más re­cau­dos, por­que, tal co­mo di­ce Aie­llo, “lo úni­co cons­tan­te del cli­ma es la va­ria­bi­li­dad”. t

RO­BER­TO PE­RA

Tran­qui. Un in­vierno con llu­vias nor­ma­les per­mi­ti­rá en­ca­rar la siem­bra del tri­go y la ce­ba­da en fe­cha óp­ti­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.