Un fu­tu­ro con más tri­go

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El cam­po tie­ne múl­ti­ples ra­zo­nes pa­ra es­tar enoja­do. El ex­pe­ri­men­to K lo va­pu­leó de tal for­ma que es muy di­fí­cil lo­grar ese mí­ni­mo de con­fian­za que re­quie­re la ac­ti­vi­dad. La úl­ti­ma ex­pre­sión de es­te es­ta­do de áni­mo fue la re­cep­ción de la úl­ti­ma crea­ción del go­bierno: el fi­dei­co­mi­so a tra­vés del cual se pro­me­tió la de­vo­lu­ción de las re­ten­cio­nes (del 23%) que ri­gen pa­ra el tri­go.

La me­di­da, más allá de la re­sis­ten­cia de los pro­duc­to­res a cual­quier de­ci­sión que no sea li­sa y lla­na­men­te la eli­mi­na­ción de los de­re­chos de ex­por­ta­ción y la aper­tu­ra to­tal del mer­ca­do, re­ve­la la preo­cu­pa­ción del go­bierno por la es­ca­sez de di­vi­sas. Al­guien les de­be ha­ber he­cho com­pren­der que si no hu­bo más dó­la­res du­ran­te el ve­rano fue por el de­fault tri­gue­ro. Y la es­ca­sez de tri­go fue con­se­cuen­cia de la siem­bra más ba­ja en un si­glo.

Lo que no en­tra por la puer­ta, en­tra por la ven­ta­na. Mu­chas ve­ces se es­cu­chó a en­cum­bra­dos fun­cio­na­rios ase­gu­rar que “igual van a sem­brar”. Mal ase­so­ra­dos, in­cu­rrían en la tor­pe bra­va­ta acu­ña­da en los tiem­pos en que se pen­sa­ba que los cha­ca­re­ros no res­pon­dían a los es­tí­mu­los eco­nó­mi­cos. Lo mis­mo de­cían an­tes de la enor­me cri­sis de la ga­na­de­ría. Es­ta­ban con­ven­ci­dos de que ha­bía una al­ta fae­na gra­cias a la me­jor pro­duc­ti­vi­dad del stock, cuan­do en reali­dad nos es­tá­ba­mos co­mien­do las va­cas.

Pe­ro se die­ron cuen­ta. Y pro­po­nen es­te me­ca­nis­mo del fi­dei­co­mi­so tri­gue­ro, en la in­te­li­gen­cia de que con un me­jor pre­cio ha­brá más su­per­fi­cie sem­bra­da. ¿Es o no una no­ve­dad pa­ra es­tos mu­cha­chos?

Sí, lo es. El sec­tor no va a me­jo­rar su hu­mor, pe­ro se­ría bueno que se sien­te un po­qui­to a pen­sar con más frial­dad so­bre su pro­pio in­te­rés en la cues­tión. La si­tua­ción es cla­ra­men­te dis­tin­ta a la de los úl­ti­mos años.

Cuan­do el año pa­sa­do se abrie­ron Roes por 15 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz, tam­bién hu­bo una

Una bue­na no­ti­cia: por pri­me­ra vez en la his­to­ria, el ce­real va­le más que la so­ja

reac­ción de in­cre­du­li­dad. Era una si­tua­ción no­ve­do­sa, por­que has­ta en­ton­ces só­lo se da­ban Roes por los sal­dos que iban apa­re­cien­do. Aho­ra se otor­ga­ba un ge­ne­ro­so cu­po mu­cho an­tes de la siem­bra. Con­se­cuen­cia: la ex­por­ta­ción se ac­ti­vó, y aho­ra -con la co­se­cha bas­tan­te de­mo­ra­da- los pre­cios ro­zan los 200 dó­la­res la to­ne­la­da. La fa­mo­sa bre­cha en­tre el FAS teó­ri­co y el pre­cio del mer­ca­do ya es co­sa del pa­sa­do.

Y mi­re­mos lo que es­tá pa­san­do con el tri­go. Por pri­me­ra vez en la his­to­ria, el ce­real va­le más que la so­ja. No que­da sal­do ex­por­ta­ble por­que lo po­co que ha­bía pa­ra em­bar­car, ya se fue. El mer­ca­do es­tá atra­ve­sa­do por el sín­dro­me de la es­ca­sez, des­pués de mu­chos años de es­tar so­bre­ofer­ta­do. El jue­ves se hi­zo tri­go en La­bou­la­ye a...¡2.000 pe­sos! Sin pen­sar en que es­tos va­yan a ser los pre­cios de la pró­xi­ma cam­pa­ña, lo cier­to es que hay for­wards a 200 dó­la­res pa­ra enero. El tér­mino es­tá en esos va­lo­res. En es­te con­tex­to, el tri­go-so­ja e in­clu­so el tri­go-maíz pa­re­cen me­jor al­ter­na­ti­va que un so­lo cul­ti­vo es­ti­val, por lo me­nos res­pec­to a lo que pa­sa­ba en los años an­te­rio­res. Si en­ci­ma de es­to, de­vuel­ven al­go de las re­ten­cio­nes, se­rá una bue­ní­si­ma ya­pa.

Una bue­na cam­pa­ña tri­gue­ra le con­vie­ne a to­do el mun­do. Es me­jor pa­ra el go­bierno, que in­ten­ta nue­vas al­qui­mias. Pe­ro es tam­bién bueno pa­ra los pro­duc­to­res. Sig­ni­fi­ca vol­ver a una ro­ta­ción plau­si­ble y aco­mo­dar la si­tua­ción fi­nan­cie­ra a fin de año. Y ayu­da­rá a sa­car a Su­da­mé­ri­ca del de­fault tri­gue­ro al que nos so­me­tió la ma­la pra­xis. Re­cu­pe­rar la con­fian­za de Bra­sil, se­gun­do im­por­ta­dor mun­dial y clien­te na­tu­ral, por cer­ca­nía, del tri­go ar­gen­tino, es una cues­tión es­tra­té­gi­ca. Es­te año tu­vie­ron que re­cu­rrir ab­sur­da­men­te al tri­go ru­so o ucra­niano.

Ser­vi­ría tam­bién pa­ra dar­le nue­vos bríos al cam­bio tec­no­ló­gi­co con que ama­gó es­te cul­ti­vo a co­mien­zos del si­glo XXI, y que lue­go fue lan­gui­de­cien­do. Es­tá la nue­va olea­da tec­no­ló­gi­ca, con ge­né­ti­ca que com­bi­na rin­des y ca­li­dad. ¡Has­ta nos di­mos el lu­jo de lan­zar el pri­mer trans­gé­ni­co del mun­do! t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.