En el al­muer­zo se fue la ce­na

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Se­ría ex­tra­or­di­na­rio de­di­car es­tas lí­neas a las no­ve­da­des tec­no­ló­gi­cas, so­la­zar­nos en la ge­ne­ra­ción de nue­vas ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas, y re­to­mar el sen­de­ro de la crea­ti­vi­dad que desem­bo­có en la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas. Pe­ro la reali­dad nos im­po­ne la im­pron­ta de las acla­ra­cio­nes y des­men­ti­das.

Por ejem­plo, lo que su­ce­dió es­ta se­ma­na en Puer­to San Mar­tín, el em­ble­má­ti­co cen­tro de gra­ve­dad del clus­ter agrí­co­la más mo­derno y efi­cien­te del pla­ne­ta (al me­nos, así se ve al Gran Ro­sa­rio en el mun­do). Allí, el mar­tes pa­sa­do Pro­fér­til inau­gu­ró una plan­ta de al­ma­ce­na­je y lo­gís­ti­ca de fer­ti­li­zan­tes. Con una in­ver­sión de más de 300 mi­llo­nes de pe­sos, la em­pre­sa (pro­pie­dad de YPF y la ca­na­dien­se Agrium) com­ple­men­ta su po­de­ro­sa es­truc­tu­ra de pro­duc­ción de Bahía Blan­ca, don­de ha­ce diez años inau­gu­ró la fá­bri­ca de urea más gran­de del mun­do.

Pe­ro la gran no­ti­cia se em­pa­ñó con el dis­cur­so de la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirchner. En la vi­deo­con­fe­ren­cia, mos­tró la per­for­man­ce de la re­cau­da­ción fis­cal. Tras des­ta­car lo que a su jui­cio iba bien, se que­jó de que es­tán ca­yen­do las re­ten­cio­nes y cul­pó a los pro­duc­to­res, sin nom­brar­los. “Ya sa­be­mos lo que es­tán ha­cien­do, ya nos di­mos cuen­ta”, dis­pa­ró. Una chi­ca­na que echó más le­ña al fuego en un mo­men­to en el que el horno no es­tá pa­ra bo­llos.

Es cier­to (y lo re­co­no­ció la di­ri­gen­cia del sec­tor) que hay cier­ta re­ti­cen­cia de los pro­duc­to­res a ven­der la co­se­cha de so­ja. Lo es­tá sin­tien­do la in­dus­tria pro­ce­sa­do­ra, a la que le cues­ta con­se­guir su ma­te­ria pri­ma. Pe­ro la reali­dad es que la co­se­cha aún no ter­mi­nó y ya ven­die­ron ca­si la mi­tad. Y fal­tan diez me­ses pa­ra que en­tre la pró­xi­ma. Los cha­ca­re­ros van a ir ven­dien­do a un rit­mo de 3 mi­llo­nes de to­ne­la­das por mes. Y po­si­ble­men­te se equi­vo­quen por­que Chica­go di­ce que a par­tir de se­tiem­bre (cuan­do lle­gue la pró­xi­ma co­se­cha del corn belt) los pre­cios

Es to­tal­men­te ló­gi­co que los pro­duc­to­res ven­dan la so­ja cuan­do lo ne­ce­si­tan

caen un 10/15%.

Co­mo por otro la­do aquí hay du­das so­bre la mo­ne­da y la in­fla­ción, mien­tras la ta­sa de de­va­lua­ción se va ace­le­ran­do, es ab­so­lu­ta­men­te ló­gi­co que los pro­duc­to­res ven­dan so­lo cuan­do lo ne­ce­si­tan.

Pe­ro “el mo­de­lo” de la dé­ca­da ga­na­da ado­le­ce de fal­ta de re­cau- da­ción por re­ten­cio­nes. La pla­ta que fal­ta es la que se re­cau­dó el año pa­sa­do an­ti­ci­pa­da­men­te, cuan­do se abrie­ron (opor­tu­na­men­te) las ex­por­ta­cio­nes de maíz por 15 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Fue una ex­ce­len­te de­ci­sión. Los ex­por­ta­do­res sa­lie­ron a to­mar po­si­cio­nes. Pe­ro pa­ra pe­dir los ROE (au­to­ri­za­ción de ex­por­ta­ción) ha­bía que pa­gar los de­re­chos de ex­por­ta­ción por an­ti­ci­pa­do. El pre­cio del maíz por en­ton­ces ron­da­ba los 300 dó­la­res por to­ne­la­da. Con re­ten­cio­nes del 20% pa­ra el ce­real, sig­ni­fi­ca­ron un in­gre­so adua­ne­ro de 900 mi­llo­nes de dó­la­res. Se­ño­ra, si ba­ja­ron aho­ra las re­ten­cio­nes es por­que en el al­muer­zo se co­mie­ron tam­bién la ce­na.

Hay un ries­go más se­rio que es­te de la caí­da de las re­ten­cio­nes y la re­ten­ción de la co­se­cha. Es con­se­cuen­cia de ha­ber cas­ti­ga­do al bio­die­sel con au­men­to en los de­re­chos de ex­por­ta­ción y achi­que del cor­te en el mer­ca­do in­terno. Co­mo los nú­me­ros no dan, la in­dus­tria es­tá ex­por­tan­do acei­te cru­do y no su de­ri­va­do, el bio­die­sel. No so­lo per­de­mos va­lor agre­ga­do, sino que se es­tá pro­vo­can­do un de­rrum­be del pre­cio del acei­te. El año pa­sa­do, con bue­nos em­bar­ques de bio­die­sel y cor­te al 10%, el acei­te ar­gen­tino va­lía 30 dó­la­res más que en Chica­go. Aho­ra va­le 120 dó­la­res me­nos. Una bre­cha de 150 dó­la­res. Es­to ha­ce ba­jar tam­bién el pre­cio del po­ro­to, por lo que to­do el com­ple­jo pier­de. In­clu­yen­do al Es­ta­do, que vía de­re­chos de ex­por­ta­ción se que­da con el 32% del acei­te y el 35% de la so­ja. Mien­tras es­to su­ce­de, el go­bierno ha de­ci­di­do cas­ti­gar el con­su­mo in­terno de bio­die­sel y pre­miar al ga­soil im­por­ta­do. Aquél pa­ga im­pues­tos in­ter­nos, aun­que es­tá exo­ne­ra­do por ley, mien­tras el ga­soil im­por­ta­do es­tá to­tal­men­te des­gra­va­do.

Por to­do eso, se­ño­ra, fal­tan dó­la­res. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.