De Per­ga­mino a Chi­na, por la acui­cul­tu­ra

Clarin - Rural - - CLARÍN RURAL EN EE.UU.>>> -

En 1985, Jor­ge Arias de­jó su lu­gar co­mo ex­per­to en pro­duc­ción animal en el INTA Per­ga­mino y se mu­dó a EE.UU., don­de lue­go de ha­cer un doc­to­ra­do en la uni­ver­si­dad co­men­zó a tra­ba­jar en la jo­ven em­pre­sa All­tech, que 5 años an­tes ha­bía si­do fun­da­da por Pear­se Lyons con ape­nas 10.000 dó­la­res. Hoy, le­jos de los bo­vi­nos de la pam­pa hú­me­da ar­gen­ti­na, si­gue pen­san­do en la ali­men­ta­ción de las es­pe­cies, pe­ro aho­ra con­ver­ti­do en uno de los ma­yo­res ex­per­tos mun­dia­les en acui­cul­tu­ra. Es­ta ac­ti­vi­dad cre­ce fuer­te en to­do el mun­do, y a ella apun­ta bue­na par­te de sus ca­ño­nes la com­pa­ñía de Lyons, que or­ga­ni­zó ha­ce po­cos días, en Le­xing­ton (ca­pi­tal del Es­ta­do de Ken­tucky), una im­por­tan­te reunión in­ter­na­cio­nal (Ver Agro y Ciencia...). Arias in­di­có que más del 60% de las pro­teí­nas que con­su­mi­rá el mun­do pa­ra el 2050 las apor­ta­rá la acui­cul­tu­ra. Y, co­mo en ca­si to­do, Chi­na se­rá cen­tral, por­que ya lo es: aho­ra, el 63% de esa ac­ti­viad, a ni­vel mun­dial, es­tá allí. El es­pe­cia­lis­ta con­si­de­ra que la ex­pan­sión de la acui­cul­tu­ra no ten­drá un im­pac­to ne­ga­ti­vo en la pro­duc­ción de car­ne bo­vi­na ni en sus pre­cios, por­que el cre­ci­mien­to de la de­man­da de pro­teí­nas, del ti­po que sea, se­rá muy fuer­te. En cuan­to a la Ar­gen­ti­na, afir­ma que tie­ne po­si­bi­li­da­des fa­bu­lo­sas en es­ta ac­ti­vi­dad, pe­ro que nun­ca hu­bo una po­lí­ti­ca al res­pec­to. “Por aho­ra, so­lo hay al­gu­nos des­ta­ca­dos es­fuer­zos in­di­vi­dua­les”, pre­ci­sa. Agre­ga que, en de­fi­ni­ti­va, y co­mo el res­to de las es­pe­cies ani­ma­les, “los pe­ces trans­for­man los gra­nos, y en ese pun­to nues­tro país tie­ne bue­na par­te del tra­ba­jo he­cho”. Pa­ra acla­rar, sos­tie­ne que Ar­gen­ti­na es fuer­te en pes­ca, pe­ro no en acui­cul­tu­ra, que es el cul­ti­vo de pe­ces. La pes­ca -con­si­de­ra Arias- no es sus­ten­ta­ble. Los que se vol­ca­ron a pleno a la acui­cul­tu­ra, y ya son po­ten­cia (por ejem­plo se­gun­dos pro­duc­to­res mun­dia­les de sal­món), son los chi­le­nos, pre­ci­sa. Tam­bién Bra­sil se ex­pan­dió fuer­te en el te­ma en los úl­ti­mos años. “Mu­cho de la nu­tri­ción de pe­ces se apren­dió de la nu­tri­ción aví­co­la. Am­bas son muy ri­cas en pro­teí­nas y la ra­ción de­ri­va en has­ta un 70% de la so­ja y el maíz”, de­ta­lla Arias. El es­pe­cia­lis­ta di­ce que los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos de­be­rían apro­ve­char los es­pe­jos de agua de sus cam­pos, ade­más de los ríos, aun­que siem­pre con con­cien­cia eco­ló­gi­ca. “En otros es­que­mas hay que in­ver­tir mu­cho, pe­ro no creo que sea la me­jor al­ter­na­ti­va pa­ra la Ar­gen­ti­na”, re­su­me.

En la fe­ria. El ar­gen­tino Arias re­co­rre el mun­do im­pul­san­do la ac­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.