Bra­sil, el agro y los eje­cu­ti­vos

Un con­sul­tor in­ter­na­cio­nal en re­cur­sos hu­ma­nos des­ta­ca el pe­so de los agro­ne­go­cios bra­si­le­ños.

Clarin - Rural - - GRANOS - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Ha­ce po­cos días pa­só por la Ar­gen­ti­na Jef­frey Abrahams, un re­co­no­ci­do re­clu­ta­dor de eje­cu­ti­vos de la con­sul­to­ra Agi­lium, que tra­ba­ja fuer­te en Bra­sil con las em­pre­sas del sec­tor agroin­dus­trial. Por eso, re­sul­tó atrac­ti­vo ana­li­zar con él las va­ria­bles del mer­ca­do la­bo­ral del sec­tor en la re­gión, el pa­no­ra­ma de in­ver­sio­nes y el ho­ri­zon­te del agro bra­si­le­ño, en­tre otros te­mas. - ¿Cuál es la si­tua­ción del mer­ca­do la­bo­ral del agro bra­si­le­ro? - La bús­que­da de eje­cu­ti­vos en Bra­sil es­tá muy com­pe­ti­ti­va. No­so­tros tra­ba­ja­mos en la bús­que­da de per­so­nal pa­ra em­pre­sas de in­su­mos: se­mi­llas, de­fen­si­vos, im­ple­men­tos agrí­co­las, trac­to­res; pa­ra em­pre­sas de bio­tec­no­lo­gía y trans­gé­ni­cos y tam­bién pa­ra in­dus­trias que tra­ba­jan la ca­ña de azú­car. Pa­ra esas em­pre­sas, los más bus­ca­dos son los in­ge­nie­ros agró­no­mos que ten­gan vi­sión de ne­go­cios y con per­fi­les de profe- sio­na­les que pue­dan ser for­ma­dos co­mo lí­de­res. - ¿Qué de­be te­ner hoy un pro­fe­sio­nal exi­to­so en el agro? - En mi opi­nión per­so­nal, el éxi­to de un pro­fe­sio­nal es­tá ba­sa­do en tres pi­la­res. En pri­mer lu­gar, de­be po­der ab­sor­ber mu­chos co­no­ci­mien­tos y da­tos en po­co tiem­po. En se­gun­do lu­gar, de­be sa­ber tra­ba­jar en equi­po. Por úl­ti­mo, es ne­ce­sa­rio que ten­ga au­to­co­no­ci­mien­to pa­ra de­tec­tar sus pro­pias li­mi­ta­cio­nes y fla­que­zas, sa­ber li­diar con ellas y po­der ne­go­ciar con las per­so­nas cuan­do sur­jan di­fe­ren­cias. - ¿Por qué mu­chos in­ver­so­res, in­clu­so ar­gen­ti­nos, han mi­ra­do tan­to a Bra­sil en los úl­ti­mos años? - Si bien en Ar­gen­ti­na los in­su­mos son más ba­ra­tos que en Bra­sil, creo que lo que atrae a los in­ver­so­res ar­gen­ti­nos es la po­lí­ti­ca agrí­co­la bra­si­le­ra. El go­bierno con­si­guió acer­tar el ca­mino. Bra­sil cam­bió la ma­ne­ra de ver la pro­duc­ti­vi­dad agrí­co­la y es un país con mu­cho mer­ca­do. - ¿Có­mo ve el pa­no­ra­ma del sec­tor agrí­co­la bra­si­le­ño pa­ra los pró­xi­mos años? - Ade­más del cre­ci­mien­to fuer­te que se­gui­rá te­nien­do en el país, hay otra fron­te­ra agrí­co­la pa­ra Bra­sil: Afri­ca (en las zo­nas de Zim­bab­we, Gha­na, Mo­zam­bi­que). Allí hay bue­na tie­rra y es­tán in­vir­tien­do fuer­te, so­bre to­do en plan­ta­cio­nes de ta­ba­co. No ten­go du­das de que, de aquí a dos o tres años, el sec­tor agrí­co­la se­rá uno de los más fuer­tes em­plea­do­res de Bra­sil, jun­to con el sec­tor de ser­vi­cios. t

Abrahams. Ha­ce po­co en Ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.